eldiario.es

9

Alerta: la cabecera del Tajo ya roza el límite de lo no trasvasable

Los embalses de Entrepeñas y Buendía almacenan 405,8 hectómetros cúbicos, tan solo cinco por encima de la línea roja que impide derivaciones de agua hacia la cuenca del Segura.

La cabecera ha bajado 15 hectómetros en tan solo una semana y después de la aprobación del último trasvase hace dos semanas.

Canal Transvase Tajo-Segura

Canal del trasvase Tajo-Segura / Foto: EFE

Los colectivos ecologistas y en defensa del río Tajo han avisado desde hace meses: la cabecera del río ya no puede más y llegará al final del verano sin apenas agua. Los últimos datos oficiales así lo han confirmado. Los embalses de Entrepeñas y Buendía han bajado en la última semana 15,2 hectómetros cúbicos y almacenan un total de 405,8, es decir, están tan solo 5 hectómetros por encima del límite marcado por la Confederación Hidrográfica del Tajo para declararlos no trasvasables. Esta nueva cifra significa que la cabecera está a tan solo el 16,4% de su capacidad, muy por debajo del 47% de capacidad que en agosto marcan los embalses del Segura.

Concretamente, el embalse de Entrepeñas ha bajado 5,3 hectómetros y se queda con 136,9, de los 835 que puede almacenar, mientras que el de Buendía ha bajado 9,9 hectómetros en los últimos siete días y se queda con 268,9 sobre una capacidad total de 1.639.

Se trata de una situación que viene a confirmar la mala situación de ambos embalses apenas dos semanas después de que el Ministerio de Agricultura aprobara nuevamente un nuevo trasvase de 20 hectómetros cúbicos hacia el río Segura con carácter retroactivo, referida al mes de julio. Esta nueva derivación de agua se realizó tomando como referencia el 1 de julio, día en el que Entrepeñas y Buendía se encontraban al 18,9% de su capacidad, con 468,558 hectómetros.  Por entonces ya se habló de “situación hidrológica excepcional”.

De hecho, antes de confirmarse esta nueva cifra, ya han arreciado las voces en contra del trasvase Tajo-Segura y del estado actual del río a su paso por Toledo, consecuencia, entre otras cuestiones, de las derivaciones de agua realizadas desde este polémico acueducto.

La semana pasada se produjo una de las protestas ciudadanas más significativas tras el nacimiento de la nueva Plataforma de Afectados por el trasvase Tajo-Segura, que aglutinó a cientos de personas en una caravana que realizó el recorrido entre Sacedón y Chillarón del Rey, en Guadalajara, para pedir una lámina de agua estable y digna para los embalses de cabecera. Por su parte, la Asociación de Municipios Ribereños de estos embalses tienen previsto valorar esta cuestión tras la renovación de su Junta Directiva.

Desde el punto de vista político, el alcalde de Sacedón, Francisco Pérez Torrecilla, llegó a augurar que, si se mantenía la previsión de nuevos trasvases y seguía sin llover, en octubre “no habría nada” de agua en la zona. Es la misma reivindicación que también mantiene el Gobierno de Castilla-La Mancha, que ha recurrido ese nuevo trasvase aprobado en julio y tiene como objetivo pedir en septiembre la revisión de los planes de cuenca, entre ellos el del Tajo. y exigir una deuda de tres millones de euros al Gobierno central por esta infraestructura.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha