eldiario.es

9

Confirmado un caso de triquinosis por consumir carne de jabalí sin ser sometida a inspección veterinaria

Hay otros doce casos sospechosos, entre personas de 25 a 71 años, y otros once que han consumido la carne pero no han desarrollado clínica compatible

Desde la Junta afirman que se trata de carne tratada para autoconsumo y que no consta la inspección veterinaria correspondiente

La caza sostenible mantiene el control sobre la población de jabalíes.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha confirmado la existencia de un caso de triquinosis por el consumo de carne de jabalí, procedente de una cacería en la localidad ciudadrealeña de Fontanosas. El brote se produjo durante el pasado mes de octubre en el seno de dos núcleos familiares. Además del caso ya confirmado, se están evaluando otros 12 como sospechosos, entre pacientes de 25 a 71 años.

Otras once personas consumieron la carne, pero no han presentado un cuadro clínico compatible con la triquina. La carne, recalcan desde la Junta de Comunidades, venía de una cancería y fue preparada para su autoconsumo. No fue comercializada, ni tampoco consta que fuese sometida a inspección veterinaria, aseguran desde el Gobierno regional.

Al conocer la autoridad sanitaria competente la existencia de este brote, se inmovilizó la carne y se procedió a analizarla, donde se confirmó la presencia de triquina. Por eso, desde el Ejecutivo recuerdan la importancia de seguir los controles veterinarios oficiales, tanto en matanzas populares como cacerías y otros eventos similares, para garantizar la seguridad de los alimentos y que son aptos para consumo humano.

La triquinosis es una enfermedad parasitaria que primero desarrolla una fase gastrointestinal y una segunda sistémica. Los síntomas primero incluyen vómitos, diarreas, náuseas, escalofríos y dolores abdominales. Suelen aparecer a los 3 ó 5 días desde el consumo de la carne infectada. Los síntomas sistémicos incluyen dolor muscular, edema de los párpados superiores y fiebre. Suelen aparecer a partir de 8 o 15 días después de la ingestión de carne infectada. El proceso se puede complicar con cuadros neurológicos y cardíacos.

Para evitarlo, la carne de matanza domiciliaria de cerdo o jabalí debe presentarse ante veterinarios autorizados, para ser analizada e inspeccionada. "La carne no debe ser consumida hasta tener el resultado del análisis", recalcan las autoridades sanitarias. Para evitarlo, también el cocinado debe ser eficaz con temperaturas altas o congelarla, pero en congeladores industriales.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha