eldiario.es

9

'Érase una vez... El Puente del Arzobispo': una ceramista toledana reconoce su jarra de sangría entre Brad Pitt y Di Caprio

Belén de la Cal, ceramista de El Puente del Arzobispo, se llevó una grata sorpresa en el estreno de 'Érase una vez en Hollywood' el pasado 15 de agosto

En el ecuador de la novena película de Tarantino, Brad Pitt y Leonardo Di Caprio toman una sangría en una escena que ambienta un rodaje en Almería que filma el propio Tarantino

"La reconoces, es como una carta hecha a mano, sabes que es tuya", apunta la ceramista que exporta estas piezas distinguidas con una greca especial a Estados Unidos

Fotograma de la película 'Érase una vez en... Hollywood' / Sony Pictures Entertainment 

Fotograma de la película 'Érase una vez en... Hollywood' / Sony Pictures Entertainment 

'Érase una vez en Hollywood' es la novena película del director de cine estadounidense Quentin Tarantino, que se estrenó en España el pasado jueves. Una cita a la que no faltó Belén de la Cal, ceramista del municipio toledano de El Puente del Arzobispo, que acudió ese mismo día a verla junto a su familia a los cines Artesiete de Los Alfares en Talavera de la Reina. Allí se encontró con una grata sorpresa: reconoció una de las jarras de sangría que se elaboran en su taller en una escena en la que Leonardo Di Caprio y Brad Pitt comparten la típica bebida española mientras les filma el mismo Tarantino.

"Mamá, ¿esta jarra es tuya, no?", le preguntó a Belén uno de sus hijos durante los segundos que se pudo apreciar su colorida pieza en la gran pantalla. "¡Es mi jarra, es mi jarra!", comentó entusiasmada la ceramista mientras lograba sacar su teléfono móvil del bolso para inmortalizar la imagen que después compartió a amigos y familiares. En este intervalo, tuvo tiempo también para reconocer quién la había pintado en su pequeña empresa Ceramical, heredada de sus antepasados -quinta generación que le da continuidad- y con dos siglos de historia.

"La reconoces, es como una carta hecha a mano, sabes que es tuya. El formato, el modelo de la jarra...", explica la ceramista a este medio convencida de que se trata una de las piezas que exporta a Estados Unidos, a las que distinguen con una greca especial para este mercado y que llevaba unos colores específicos para un cliente concreto. Incluso, apunta que tras haber contactado con la empresa americana que vende allí sus productos, le han trasladado que "parece ser que -la jarra- había sido elegida especialmente por Tarantino y Brad Pitt".

Fotografía de la escena / Cedida por Belén de la Cal

Fotografía de la escena / Cedida por Belén de la Cal

Cuenta Belén que no es la primera ocasión en la que encuentra por sorpresa una de sus piezas. Así ocurrió también en un viaje que hizo a México, donde se hospedó en un hotel decorado con grandes piezas de su taller, o en unas vacaciones en Cuba, donde reconoció piezas de su abuelo y de su bisabuelo en una farmacia. "La cerámica es un arte menor que es fácil que llegue a todos los públicos porque no es caro", precisa la puenteña sobre esta pieza que, en el caso de la jarra de sangría, puede rondar un precio de unos 20 euros, según el catálogo que ofrece en la web de la empresa.

Intentará contactar con los actores o el director

En concreto, la escena en la que se puede apreciar la jarra de sangría que comparten Pritt y Di Caprio estaría ambientada en el rodaje de "una película del oeste en Almería en la que Tarantino quiso representar a España". "Mantienen un diálogo en un escenario decorado con cerámica española, en la que beben en dos vasos que creo que no son de mi taller ya que por su calor, azul y blanco, creo que son mexicanos o portugueses". agrega Belén.

Fotografía de la escena / Cedida por Belén de la Cal

Fotografía de la escena / Cedida por Belén de la Cal

"Parece ser que a los tres -Tarantino, Pitt y Di Caprio- les gusta la cerámica. Brad Pitt incluso tiene un taller en el que creo que Di Caprio ha pasado tiempo también trabajado con él", añade Belén sobre los gustos de los actores americanos de los que también informó el tabloide británico 'The Sun' meses atrás. Tras esta sorpresa, la ceramista afirma que le gustaría ponerse en contacto con el director o los actores.

Belén de la Cal (52 años), junto a otra prima suya que regenta también un taller de cerámica en El Puente del Arzobispo, es la única de la familia que ha dado continuidad a este tradicional negocio familiar. Azujelería, vajilla, cuencos, azucareros, rótulos o reproducciones son algunas de las piezas que elaboran y que pueden encontrarse por medio mundo.

En este sentido, le gusta recordar un anuncio de televisión de quesos "que no sabrían hasta qué lugar podrían llegar". Así, apunta que Japón, Taiwán o Nueva Zelanda son otros de los destinos en los que, por ejemplo, 'cualquier' director de cine, como Tarantino, podría hacerse con una de estas piezas artísticas de Ceramical que ya tienen su pequeño hueco también en Hollywood.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha