eldiario.es

9

"Evitar el cierre de las urgencias rurales fue puro sentido común"

La doctora Agustina Moraleda será reconocida por el Gobierno de Castilla-La Mancha debido a su trabajo de resistencia contra el cierre de las urgencias nocturnas

"Fue una lucha de mucha gente, se trata de un premio compartido. Soy el eslabón más de una cadena", aclara la que fuese coordinadora del centro de salud de la localidad conquense de Honrubia

Manigestación contra el cierre del centro de salud en honrubias

Hace siete años, la médico de familia Agustina Moraleda empezó a trabajar en el centro de salud de la localidad conquense de Honrubias. Moraleda recibirá en el Día Internacional de la Salud una placa al mérito sanitario por parte del Gobierno regional, debido a su implicación en la defensa de los Puntos de Atención Continuada. La historia se remonta a 2013, cuando el Gobierno regional liderado por María Dolores de Cospedal anunció el cierre de una serie de urgencias rurales a lo largo de todo Castilla-La Mancha. Fueron los tribunales los encargados finalmente de anular la orden.

"No lo reconozco como un premio personal. Podría haberme tocado a mi como a otro coordinador. Fue una lucha de mucha gente, se trata de un premio compartido. Soy un eslabón más en la cadena", declara Moraleda que insiste en que el trabajo fue compartido entre los profesionales sanitarios, organizaciones ciudadanas, vecinos y los alcaldes de las localidades que veían como peligraba la atención sanitaria de sus pueblos. Moraleda quiere reiterar que lo que finalmente impidió el cierre de estos servicios fue la unión de muchos colectivos en favor de los pacientes de las localidades.

Así, se pronuncia rotunda: "Evitar el cierre de las urgencias rurales fue puro sentido común. Yo hubiera apoyado la atención continuada en cualquier sitio. Me da igual el pueblo", afirma. Recuerda que, durante 2013, el asunto se "politizó mucho", pero fueron finalmente quienes no eran políticos los que vivieron en medio de todo el caos. "Sólo queríamos defender los derechos de los pacientes y de nosotros como usuarios. Alguien tiene que subir a ahí a reflejar la lucha, simplemente", señala acerca del premio que le concede la Junta de Comunidades. Moraleda no olvida tampoco la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública. 

A pesar de que vive en Cuenca capital, señala que conoce a la gente Honrubias y como profesional reconoce también la necesidad de los pacientes. "El médico de familia está con los vecinos, les da seguridad, cercanía, y confianza. Deben saber que están acompañados", asegura la profesional. En este sentido, recalca, además que no sólo se trata de resolver los problemas médicos, sino de saber que están acompañados por alguien, que está sólo a treinta minutos de distancia. "No podemos tratar la sanidad con meras cifras, tenemos que apoyar a la población", puntualiza.

Agustina Moraleda y representantes de la Junta

Moraleda dejó finalmente la coordinación del centro, debido a la falta de información que reciOBJEbió de la dirección. Así recuerda que toda la información les llegaba por prensa, no por conductos oficiales. "Sólo nos decían que las órdenes venían de Toledo", afirma la profesional. En este sentido, señala que todos los centros tenía una importancia crucial para sus poblaciones. En el caso de Honrubias, se trata de un centro estratégico también para quienes van de paso que, en sus palabras, son el 40% de los pacientes. "Nos dijeron que veían pocas urgencias, nosotros dimos nuestros datos y no tuvimos explicaciones", recuerda la profesional. 

Ahí fue cuando entraron los alcaldes, el primero de los cuales fue el de la localidad de Tembleque que inició el recurso que finalmente firmaron todos los ediles. Luego vinieron las manifestaciones, los recorridos por las localidades y las concentraciones frente a los centros de salud y, finalmente, en Cuenca capital, acompañados por la Plataforma por la Sanidad Pública."Todo esto está por encima de la política", afirma, a la par que recuerda que se tomaron decisiones "sin ningún tipo de criterio".

De este modo, reivindica la atención, señalando que no sólo se trata de salvar vidas, sino de tratar también a los enfermos terminales, a quienes necesitan tratamiento paliativo y también acompañar a las familias. "Tener un sanitario es fundamental. Los médicos siempre han estado en los pueblos, esto era un retroceso total", señala. Además, la médico recuerda que no los pacientes no se ponen enfermos en función de la hora, ni tampoco del presupuesto. "Nos decían que se iban a sentir solos, la gente no sabía qué es lo que iba a pasar", concluye.

Premiados en el Día Internacional de la Salud

Entre los otros premiados, recibirán una medalla los profesionales que gestionaron el brote de legionela surgido en la localidad de Manzanares, debido a su "profesionalidad y coordinación" durante la crisis sanitaria. "Gracias a su trabajo de diagnóstico se tomaron medidas terapéuticas, epidemiológicas, y se atajaron las causas del brote de forma coordinada", señaló el portavoz de Gobierno. Además, se reconocerá el trabajo de tres médicos jubilados: Vicente Andrés Luis, Jesús Cueva y Eduardo Rodríguez.

Las doctoras Dolores Montoya, María Lusia Casas y Divina Montoro recibirán también su reconocimiento como educadoras en Diabetes en la Gerencia Integrada de Albacete. De igual modo, los 'Payapeutas', payasos profesionales del Hospital Universitario de Guadalajara recibirán también una medalla, así como la Unidad de Biomecánica del Hospital de Parapléjicos de Toledo, al igual que los médicos de Cuenca Pilar Ortega, Rosana Muñoz y Rubén Moreno. Por último, industrias cárnicas Tello recibirá otra placa por su buena gestión de la salud alimentaria en sus procesos de producción.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha