eldiario.es

9

Izquierda Unida abre su campaña desde el ‘laboratorio’ de Castilla-La Mancha

En su inicio de campaña, Willy Meyer, junto a la número dos Paloma López y al toledano Alejandro Ávila, hizo un llamado para romper con el bipartidismo y mejorar las políticas sociales en favor de los ciudadanos.

Willy Meyer se centrará en pedir del voto a la izquierda "indecisa y decepcionada"

“No es coincidencia que hayamos empezado nuestra campaña aquí en Toledo”, aseguró el candidato número 21 de la lista, Alejandro Ávila. Desde una perspectiva regional, Ávila señaló que los numerosos despidos de trabajadores, la saturación de urgencias y la degradación de escuela, con menos profesores y más alumnos, son todos ejemplos de las políticas de ajuste que vienen directamente desde Europa, que se están aplicando con ‘mano de hierro’ en la región.  

En este sentido, Paloma López apuntó también a que la región se ve golpeada por un paro que alcanza el 30% y que se duplica en el caso de los jóvenes, lo que considera como una situación dramática, que proviene directamente desde las políticas europeas de “paro, pobreza y desigualdad”, las que se verán reforzada por la actualización del Programa de Estabilidad programado entre 2014 y 2017. “Se prevé un recorte de 185 millones en sanidad y alrededor de 500 millones en educación”, ha asegurado López.

Por su parte, Willy Meyer señaló que, a pesar de ser el día de Europa, se debe lamentar que España sea el único país en el que no se han asumido las responsabilidades respecto a la historia del franquismo. Así, su llamado a voto viene a reforzar la idea de romper con las tradiciones políticas, como el bipartidismo, lo que, según Meyer, se está rompiendo según las encuestas publicadas recientemente. “El voto al que llamamos, es el de los damnificados por la Comisión Europea, a quienes van a la huelga, a los profesionales de salud y educación, a las mujeres atacadas por la Ley de Gallardón y a los jóvenes que se ven obligados a abandonar el país para encontrar un trabajo”, apuntó.

Meyer declaró también que Cañete es el candidato del “gran capital”, que defiende los intereses del Ibex 35, de la gran banca y de los terratenientes, mientras que Valenciano se ha convertido en la candidata que es la  “gran decepción”. Con esto, el llamado que hace Izquierda Unida es convertir los sentimientos de decepción en un voto activo, para dar confianza a un partido que “defenderá los intereses de la gente”.  Izquierda Unida presenta así un programa electoral con 189 medidas, que se enfocarán en la creación de empleo de calidad, una fiscalidad más justa, medidas para fomentar los planes de reindustrialización y los servicios públicos de calidad.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha