eldiario.es

Menú

Los Montes de Toledo, tierra de linces

Occidente y Osga son la primera pareja de linces que se suelta este año en la zona de reintroducción toledana

La Junta recuerda que se está trabajando en la mejora del vallado en las carreteras para reconducirlos a los pasos subterráneos

- PUBLICIDAD -
Seis nuevas sueltas coronan a los Montes de Toledo como el territorio con más nacimientos de linces y hembras asentadas

El proyecto LIFE+Iberlice sigue dando sus frutos en la protección de esta especie animal en peligro de extinción. La tarde de este martes se han soltado en el paraje Cabeza del Torcón, situado en el término municipal de Menasalvas (Toledo), dos de los seis linces que van a reintroducir este año en los Montes de Toledo. Occidente (macho) y Osga (hembra) ha sido la primera pareja que ya recorre el territorio que más nacimientos acogió el pasado año -un total de 18 cachorros. En la región, serán un total de 11 los linces que van a ser liberados este mes de febrero.

Los siguientes que recorrerán los Montes de Toledo lo harán este jueves 22 de febrero -otra pareja que se llama Otero y Oxana-, en la finca La Jarala, ubicada en el municipio toledano de Las Ventas con Peña Aguilera. Y los dos próximos, Olivia (hembra) y Oso (macho), criados en cautividad en el centro de Granadilla de Extremadura, serán reintroducidos también en los Montes de Toledo el próximo 28 de febrero. Su suelta tendrá lugar en la finca Quinto de Luciañez, también en el mismo municipio.

Gracias al proyecto LIFE+Iberlince, las dos zonas de reintroducción del lince ibérico en Castilla-La Mancha, tanto los Montes de Toledo como Sierra Morena Oriental (en la provincia de Ciudad Real), se han consolidado como hábitats idóneos y estables para esta especie amenazada, al registrarse entre 2016 y 2017 el nacimiento en estado salvaje de un total de 49 cachorros y, de ellos, 30 nacieron el año pasado, siendo los Montes de Toledo donde en 2017 se volvió a registrar el mayor número de nacimientos, con un total de 18 cachorros.

Igualmente, de los 19 cachorros nacidos en estado salvaje en la región durante 2016, un total de 14 nacimientos se produjeron en los Montes de Toledo, donde además en la primavera del año pasado se registró el hecho ‘excepcional’ de que una hembra de lince de un año de edad, ‘Naia’, tuviera a tres cachorros en un mismo parto. Asimismo, ambas zonas cuentan con una destacada presencia de hembras territoriales asentadas, cinco de ellas en Sierra Morena Oriental, mientras siete están en los Montes de Toledo donde, según los datos de seguimiento, se está demostrando que son más fértiles con relación al resto de espacios del proyecto.

Proyecto LIFE+Iberlince

A través del proyecto LIFE+Iberlince, cofinanciado con fondos europeos y en el que participan Portugal y cuatro comunidades autónomas españolas (Andalucía, Extremadura, Murcia, además de Castilla La-Mancha), se han reintroducido desde el año 2014 un total de 58 ejemplares en las dos zonas de nuestra región y de los 16 ejemplares que fueron liberados el año pasado, ocho fueron soltados en distintos enclaves de los Montes de Toledo.

En Castilla-La Mancha, los socios participantes de este proyecto son la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, la empresa Fomento del Medio Ambiente en Castilla-La Mancha (FOMECAM), la Asociación de propietarios rurales para la gestión cinegética y conservación del medio ambiente (APROCA) y la organización de protección de la naturaleza WWF.

En este sentido, el director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, José Luis Rojo, ha destacado que “con este excelente trabajo se ha conseguido que los linces vuelvan a tener un especial apego por los Montes de Toledo, siendo el territorio que cuenta con mayor presencia de hembras territoriales asentadas, con un total siete, y donde más linces han nacido en estado salvaje, con 18 cachorros el año pasado”.

Evitar los atropellos de linces

Para tratar de mitigar el problema de atropellos de linces, el Gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando en la implementación y mejora de vallados en las carreteras comarcales de paso natural del lince ibérico con el fin de reconducirlos a los pasos subterráneos de fauna creados para evitar estos atropellos, además de la instalación de señales para advertir a los conductores de las zonas especiales de pasos de lince, así como de badenes para obligar a los vehículos a reducir la velocidad.

Igualmente, el Gobierno regional va a destinar este año 1,2 millones de euros para la adecuación ambiental de carreteras provinciales en espacios naturales, con el fin de mejorar la protección de la biodiversidad y limitar la afección sobre especies en peligro de extinción, como el lince.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha