eldiario.es

9
Menú

La Plataforma Abraza El Infantado denuncia que el informe de Cultura no exigía el cierre del Palacio

Niegan que haya “riesgos para la seguridad de las personas” como aseguraron desde el Ministerio para defender su clausura y reclaman su reapertura

Jorge Riendas, portavoz de Abraza El Infantado: “La clausura es un castigo de Cultura por nuestra presión contra el proyecto del pisito del Duque”

El nuevo Gobierno prosigue con el recurso judicial y no considera “prioritario” convertir el edificio en el Museo de Guadalajara

- PUBLICIDAD -
Abraza el Infantado comparece ante los medios esta mañana en Guadalajara

Abraza el Infantado comparece ante los medios en Guadalajara

La Plataforma Abraza el Infantado revela que el informe de Cultura en el que el propio Ministerio y la Junta se apoyaron para cerrar de forma inmediata el pasado 3 de mayo el Palacio del Infantado no exigía en ningún caso su clausura. Jorge Riendas, portavoz de este colectivo afirma a eldiarioclm.es que “reclamamos que se reabra el palacio inmediatamente, porque el informe no habla en ningún momento de la necesidad de cierre. No hay riesgos de seguridad y solo se informa de la existencia de grietas por aluminosis en la galería de los jardines y recomienda algunas obras para reforzar el forjado y hacer catas para ver si existen más deficiencias”.

Esta constatación refuerza con mayor intensidad el sentimiento de rechazo que produjo el cierre del monumento entre los vecinos y este colectivo ciudadano que lo identifica como la “represalia” del Ministerio a la protesta que desde hace meses ha ejercido Abraza el Infantado para defender un uso público del edificio. “La clausura es un castigo de Cultura por la presión que hemos llevado a cabo estos meses para evitar que el proyecto de construcción del pisito del Duque saliera adelante”.

Además desde Abraza el Infantado se muestran “estupefactos” al comprobar que “desde que se clausuró el edificio hace dos meses no se ha realizado ninguna intervención ni excavación”, tal como anunció el Ministerio, para conocer el alcance real de los problemas técnicos que sufre el icónico inmueble de la capital alcarreña. “No ha habido ningún movimiento y desconocemos qué obras van a desarrollar y cuándo se reabrirá el palacio”, asegura Riendas.

Reunión

Miembros de Abraza el Infantado se reunieron este lunes en Madrid con técnicos de Cultura, por primera vez, desde que el Partido Socialista asumiera el Gobierno, a comienzos de junio. En el encuentro que mantuvieron con José María Mediero, técnico de la Gerencia de Infraestructuras del Ministerio de Cultura y con Miguel Ángel González Suelo, subdirector de Museos, se abordaron los tres temas que conforman el ADN de la reivindicación de la plataforma, para lograr que el Palacio del Infantado sea un edificio público: el cierre del Infantado, el conflicto judicial que enfrenta a Cultura con el Ayuntamiento de Guadalajara en torno a la construcción de un dúplex de lujo para la familia nobiliaria y el proyecto para transformar este edificio en el Museo de la Ciudad de Guadalajara.

Miembros de Abraza el Infantado, tras la reunión que mantuvieron el lunes en el Ministerio de Cultura

Miembros de Abraza el Infantado, tras la reunión que mantuvieron el lunes en el Ministerio de Cultura

Con respecto al futuro del monumento y a las obras de rehabilitación que estaban programadas que empezaran a finales de mayo, “no nos han concretado ningún plazo para comenzar con las reformas necesarias ni saben cuándo podrá reabrirse al público”, asevera el portavoz de la plataforma. Asimismo, explican que “el retraso de las obras se debe a un recorte del presupuesto que ejecutó Hacienda hace unos meses, según nos comentaron los técnicos”.

Otro de los asuntos tratados fue el conflicto judicial que mantienen el Ministerio de Cultura y el Ayuntamiento de Guadalajara, después de que el Consistorio arriácense denegara al Estado en dos ocasiones –en noviembre de 2017 y en enero de 2018- la licencia para la construcción del pisito para el Duque del Infantado, en cumplimiento de la sentencia judicial de 2009. Una batalla judicial que podría dar un giro, tras el fallecimiento de Íñigo de Arteaga, el pasado 9 de junio. “Les pedimos que no presenten la demanda judicial, porque es un proyecto ilegal, según expresan las normas urbanísticas de Guadalajara, que están por encima de cualquier sentencia”, matizan desde la plataforma.

Patio interior del Palacio del Infantado. FOTO: Asociación de Amigos del Museo de Guadalajara

Patio interior del Palacio del Infantado. FOTO: Asociación de Amigos del Museo de Guadalajara

En cuanto a la propiedad del monumento, la plataforma reclamó a Cultura que “revierta la propiedad del edificio para que pase a ser de titularidad pública, compartida entre el Ministerio y el Ayuntamiento”, según confirman desde Abraza el Infantado a este digital. Esta petición se sustenta en un argumento que siempre han defendido desde el colectivo. Y es que con la muerte del Duque del Infantado, “se extingue el derecho de vivienda del Ducado para habitar el Palacio del Infantado” y “estas prebendas no pasan a sus herederos”, comenta Riendas.

Sin embargo, desde el Ministerio comunicaron a la plataforma su intención de proseguir por el momento con el recurso administrativo para dar cumplimiento a la sentencia judicial. Una reacción ante la que Abraza el Infantado se muestra “escéptica y vigilante para ver cómo actúa el nuevo Gobierno y con la esperanza de que no formalice finalmente la demanda”.

FOTO: Plataforma Abraza al Infantado

FOTO: Plataforma Abraza al Infantado

Finalmente, la reunión concluyó en torno al plan para convertir el Palacio del Infantado en el Museo de Guadalajara. En este sentido, los responsables de Cultura afirmaron que “crear un museo en el interior del monumento no es prioritario”, aunque, afirmaron “conocer desde hace meses el Plan Museográfico diseñado por la Junta de Castilla-La Mancha. Así como, aseguraron que “se centrarán en desarrollar las obras en el edificio y resolver el conflicto judicial”.

Una postura que ha molestado profundamente a Abraza el Infantado, que considera que “el Ministerio desprecia una vez más con este gesto la cultura local”.

Ahora y, a la espera de que el Ministerio tome sus primeras medidas, el objetivo que se marca la plataforma es reunirse con el Subdelegado del Gobierno en Guadalajara, Ángel Canales para “plantearle nuestras reivindicaciones y tratar de recabar su apoyo para que el Infantado se reabra cuanto antes y vuelva a ser de los guadalajareños”, concluye Riendas.

El cierre del Palacio del Infantado, a principios de mayo supuso alteraciones inmediatas en la vida cultural de la ciudad. El Museo Histórico Provincial se vio obligado a cancelar su programación y el Maratón de los cuentos se desplazó por vez primera en su historia de ubicación y se celebró en el Liceo Caracense.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha