eldiario.es

Menú

“Preocupante” aumento de absoluciones en casos de violencia machista

El fiscal superior de Castilla-La Mancha lo achaca al hecho de que las víctimas se acojan a su derecho a no declarar por enmarcarse los delitos en el ámbito familiar

De mantenerse la tendencia actual, el año culminará con un descenso de la criminalidad en las provincias de Toledo, Guadalajara y Ciudad Real, y un “equilibrio en las de Albacete y Cuenca

- PUBLICIDAD -
Protesta contra la violencia machista

Protesta contra la violencia machista

El hecho de que muchas víctimas de la violencia de género se acojan a su derecho a no declarar contra el agresor por tratarse de personas con las que mantienen un vínculo familiar fuerte, es la principal causa de que haya aumentado el número de sentencias absolutorias en procedimientos judiciales derivados de este delito. Así lo ha explicado el Fiscal Superior de Castilla-La Mancha, José Martínez, con motivo de su comparecencia en las Cortes regionales para presentar la Memoria de la Fiscalía de 2014.

Entre las claves más importantes que ha destacado de esta Memoria se encuentra el descenso de la criminalidad en las cinco provincias: un 3,65% menos de diligencias previas abiertas en asuntos penales. Es más, ha adelantado que de mantenerse esta tendencia en los dos meses que quedan del presente año, los datos arrojarán un descenso de la criminalidad en las provincias de Toledo, Guadalajara y Ciudad Real, y un “equilibrio” en las de Albacete y Cuenca, en comparación con el año 2014.

El Fiscal ha destacado el descenso en las diligencias pendientes de tramitación, lo que significa que los órganos judiciales están absorbiendo una parte de las causas atrasadas de años anteriores. De esta forma, solo un 20% de las diligencias que se incoan en un año siguen pendientes al año siguiente. También resulta significativo que, aunque han descendido las diligencias previas, se mantenga el número de escritos de acusación que redactan las fiscalías cuando el resultado de la investigación es positivo. Martínez lo explica por el hecho de que los fiscales cada vez se hacen más cargo de causas pendientes o atrasadas.

Los datos son dispares en cuanto a diligencias de juicio rápido: las provincias de Ciudad Real y Guadalajara funcionan a buen ritmo, mientras que en otras como Toledo el número de juicios rápidos es “anormalmente bajo”. El fiscal ha manifestado su preocupación por este hecho ya que estas cifras deberían ser “homogéneas”.

Violencia de género

A un nivel más particular, la Memoria Fiscal de Castilla-La Mancha también recoge aspectos del trabajo por especialidades. En primer lugar, ha querido manifestar su preocupación por el elevado número de sentencias absolutorias en violencia de género. Lo ha explicado en el hecho de que en ocasiones la víctima legítimamente se acoge a su derecho a no declarar contra el agresor, porque forma parte de su ámbito familiar.

“Hay algo que el sistema penal todavía no ha resuelto, que es encontrar el equilibrio con la paz familiar, que hace que el legislador dispense de declarar contra de un pariente próximo, con lo que el juez se queda sin pruebas”, argumenta. Y además ha dejado claro que estas cifras sobre violencia machista no tienen nada que ver con la simulación, y que el número de denuncias falsas es “residual”.

Tras resaltar otros aspectos como el crecimiento de delitos relacionados con el medio ambiente y con la informática; o como el aumento de los mecanismos de mediación en el ámbito de la justicia para menores, el fiscal ha concluido manifestando que no ha firmado el manifiesto de los fiscales contra la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. En su opinión, el acortamiento de plazos en la instrucción puede aumentar la compenetración de jueces y fiscales en esa fase.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha