eldiario.es

9
Menú

SIDA: "La epidemia no ha acabado, sino que ha virado"

El director general de Salud Pública de Castilla-La Mancha, Manuel Tordera, advierte de la "necesidad de condón y condón" ante "la sensación de repunte" en varones

La edad media en la que se contrae el SIDA se ha elevado desde los 29 a los 46 años mientras que entre los más jóvenes se detecta un incremento en otras enfermedades de transmisión sexual como la sífilis o la gonorrea

Castilla-La Mancha tiene pendiente de revisión su Plan de Prevención y Control del VIH que caducó en 2017 y que según Salud Pública está a expensas del Ministerio

- PUBLICIDAD -
El Gobierno garantizará una normativa para evitar la discriminación por VIH

EFE

El  Registro de SIDA en Castilla-La Mancha  ha cuantificado un total de 1.635 casos de SIDA, el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, desde que se iniciase la epidemia en 1981 de los que 1.345 son varones (82,3%) y 290 son mujeres (17,7%). 

El 53,3% de todos los casos corresponden a varones con edades comprendidas entre los 25 y 39 años. Son datos registrados hasta el año 2017 en el que se diagnosticaron en Castilla-La Mancha 19 casos: 15 en varones y cuatro en mujeres.

El pasado año, la tasa anual de SIDA en Castilla-La Mancha fue de 9,30 casos por millón de habitantes. “La epidemia no ha acabado sino que ha virado”, comenta Manuel Tordera, director general de Salud Pública. De hecho, hay cosas que han cambiado y mucho. Por ejemplo, ha aumentado la edad media  en la que se contrae la enfermedad.  En el conjunto de los casos, la edad media del diagnóstico ha pasado de 29 años en 1988 hasta los 46,3 años en 2017.

¿Por qué estos cambios? Tordera sostiene que en el siglo XX los casos estaban asociados, sobre todo, al consumo de drogas de punción intravenosa. “De esos no ha habido ninguno en Castilla-La Mancha en 2017”. Hoy están más vinculados a relaciones sexuales de todo tipo. En particular crece en “relaciones HSH, entre hombre y hombre” y también entre las mujeres que ejercen la prostitución “y por desgracia casi todas son inmigrantes”.

Pese a todo, en la historia de la enfermedad todavía pesa más la estadística vinculada a la drogadicción. Las categorías de transmisión más frecuentes en los 1.635 casos declarados desde 1981 corresponden a personas que se inyectan drogas, con un 59,5% del total de los casos, seguidos por la transmisión heterosexual, 19,4%, y transmisión homo/bisexual, con el 9,1% de los casos.

“La epidemia se ha estabilizado. Tenemos la sensación de que hay un pequeño repunte entre los varones pero no me atrevo a asegurarlo porque no es significativo”, señala el responsable de Salud Pública, quien considera “necesario seguir con campañas de protección, protección y condón, condón. En las relaciones de riesgo hay que protegerse”.

Se ha perdido el miedo a la enfermedad. “La gente ahora se corta menos, cree que no les va a tocar a ellos y realiza prácticas de riesgo”, lamenta.

¿Los más jóvenes tienen suficiente información sobre la enfermedad?, preguntamos. "Tienen toda la que quieren, se mueven en las redes sociales como pez en el agua y hay mucha información", sostiene Tordera para añadir que "los jóvenes de ahora no están cargados con este problema porque sus relaciones sexuales son con gente de su misma edad, que no suelen ser portadoras".

La información para este segmento de población, dice el director general de Salud Pública, se orienta más a evitar embarazos y otras enfermedades de transmisión sexual porque "están creciendo patologías como la gonorrea o la sífilis, sin que sea significativo", matiza para insistir en que hay menos protección. 

¿Dónde hacerse las pruebas del VIH?

En Castilla-La Mancha las pruebas del VIH son gratuitas y pueden solicitarse a través del médico de cabecera o bien pedir el test en las oficinas de farmacia. "Los diagnósticos son rápidos, una vez que se ha pasado el que llamamos periodo ventana de incubación", explica Tordera. 

Una de las grandes confusiones más generalizadas es pensar que  todas las personas portadoras del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) terminan por desarrollar la enfermedad del SIDA. "No es así".

En Castilla-La Mancha, el Sistema Especial de Vigilancia del VIH se inició en el año 2008. Desde entonces y hasta el 31 de diciembre de 2017 se han registrado 897 nuevos diagnósticos de VIH en personas residentes en la región, lo que supone una tasa media anual de 4,33 casos por 100.000 habitantes.

En el año 2017 se comunicaron al registro regional 77 casos, lo que supone una tasa de 3,79 casos por 100.000 habitantes, con una edad media de 34 años. De ellos,              59 casos eran varones (76,6%) lo que supone una tasa de 5,78 casos por 100.000 varones, mientras que 18 eran mujeres (23,4%), lo que supone una tasa de 1,78 casos por 100.000 mujeres.

El 26% de todos los casos corresponden a transmisión homo/bisexual, el 40,3%  a transmisión heterosexual y ningún caso a personas que se inyectan drogas. No consta factor de riesgo en 22 casos.

El Plan Regional de Prevención y Control de VIH caducó en 2017 

En Castilla-La Mancha, el llamado Plan Estratégico de Prevención y Control de la Infección por VIH y otras Infecciones de Transmisión Sexual se puso en marcha en 2014 con horizonte 2017. Actualmente, explica el director general de Salud Pública "se quiere reactivar y se está trabajando de forma conjunta con el Ministerio de Sanidad".

En particular, hay un debate en el ámbito preventivo sobre la llamada medicación prexposición (PrEP) para personas con alto riesgo de contraer el SIDA. "Está en discusión porque ya tenemos un método seguro y barato que es el preservativo y hay otros métodos que pueden tener efectos secundarios y que a lo mejor han de ser para grupos muy concretos de pacientes".

Ya hay comunidades autónomas que realizan "pilotajes" en este aspecto, detalla Tordera, en concreto Catalunya y País Vasco que servirán al Sanidad para decidir. "Tenemos que ir liderados por el Ministerio porque si cada Comunidad Autónoma toma un rumbo...un caos".

Esta semana se ha presentado el  Pacto Social para la No Discriminación e Igualdad de Trato en relación al VIH para poner fin al estigma y la discriminación hacia las personas portadoras del virus, desde un enfoque multisectorial que involucre tanto al gobierno central y a los autonómicos, sindicatos, comunidad científica, medios de comunicación o empresas. "Tenemos que estar", comenta Tordera porque "todas las personas deben llegar al tratamiento en igualdad de condiciones en todas las comunidades autónomas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha