eldiario.es

9

El Tribunal Supremo admite el recurso de Ecologistas contra el Plan Hidrológico del Júcar

La Unión Europea mantiene abierto un expediente sancionador al gobierno por el retraso que hubo en su día para aprobar el plan de cuenca.

Los objetivos de conservación a los que se debía llegar en 2014 se retrasan hasta 2021-2027 sin justificaciones claras para los ecologistas.

Río Júcar a su paso por Villalgordo del Júcar (Albacete) / Foto: Alejandro Navarro López | wikimedia

Río Júcar a su paso por Villalgordo del Júcar (Albacete) / Foto: Alejandro Navarro López | wikimedia

El Tribunal Supremo ha admitido a trámite el recurso de Ecologistas en Acción al Plan Hidrológico de Cuenca del Júcar que se publicó el pasado julio, mediante el Real Decreto 595/2014, con cinco años de retraso. Un retraso por el que la Unión Europea mantiene un expediente sancionador al Gobierno de España ya que debía haber aprobado estos planes de cuenca en 2009.

Este plan de cuencas considera determinados valores y objetivos de reservas a los que llegar que se aplazan ahora hasta una regulación entre los años 2021 y 2027, diez años de media de retraso con los objetivos del Plan del Júcar 2014. Para los ecologistas no existe una justificación clara de este retraso que se hace usando excepciones de forma generalizada. Por ejemplo se retrasa más de una década el llegar a los objetivos ambientales en las reservas de agua de río, lagos y subterráneas, cuando este año se debía llegar al 53'5% de cumplimiento de esos objetivos marcados en el plan.

La cuenca del Júcar fue declarada Cuenca Piloto para implantar la Directiva Marco del Agua, pero ha sido al final una de las últimas cuencas en sumarse a este plan. Las presiones por parte de Ecologistas en Acción y de grupos ecologistas y naturalistas hicieron que la Unión Europea instara al Gobierno de España a su aprobación inmediata, aparte de abrir dicho expediente.

Este plan, que tampoco cuenta con los recursos necesarios para llevarse a cabo y tiene unas asignaciones irreales, debía ya en 2015 garantizar el buen estado ecológico de las masas de agua para el próximo año. Sin embargo su aplazamiento hace que el estado del Júcar no mejore y se posponga el mejorarlo.

Los recursos a la prolongación en el tiempo del plan han llegado no solo desde Castilla-La Mancha sino también desde la Comunidad Valenciana: asociaciones de ambas regiones trabajan conjuntamente en una batería de apelaciones al mismo. Por el menor caudal en la región, es en Castilla-La Mancha donde este plan presenta más problemas para las asociaciones ecologistas, como por ejemplo que no se establezca ningún requerimiento hídrico de aguas subterráneas para la región y sí para la Comunidad Valenciana, aunque también resulta bastante escaso respecto a la necesidad real.

Este plan que debía aprobarse en 2009 como todos los de la Directiva del Agua tampoco cuenta con la metodología más adecuada: solo en uno de cada cuatro ríos se establece un caudal mínimo ecológico para 2021 y simplemente en el resto de ríos se considera que ya se harán revisiones para estipular cuál es ese caudal mínimo exigible, que además ha sido reducido en masas de agua "muy modificadas".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha