eldiario.es

9

CASTILLA-LA MANCHA

La distribución alimentaria reivindica su papel para vertebrar el territorio y fijar población en pequeños municipios

Cuenca, una de las provincias españolas con menos densidad de población, acoge la jornada ‘El Supermercado y la vertebración territorial en Castilla-La Mancha’

La reducción dramática de población desde el 2011 hasta la actualidad ha implicado que se haya reducido drásticamente el número de clientes en las tiendas de pequeños municipios

Panes

Panes

Reflexionar sobre el papel de la distribución de alimentos como elemento de vertebración social y económica del territorio y sobre su capacidad para contribuir a fijar población en zonas despobladas es el objetivo de la jornada que se celebra en el Parador de Cuenca, promovida por la Asociación de Empresas de Supermercados (ASEDAS) y la Asociación de Empresas de Supermercados de Castilla-La Mancha (ASUCAM).

Bajo el título ‘El Supermercado y la vertebración territorial en Castilla-La Mancha’, los organizadores destacan como la red de supermercados en España puede equipararse en número de establecimientos y extensión a redes como las de los centros educativos  o farmacias y, por ello, consideran que la distribución de base alimentaria constituye uno de los principales ejes vertebradores de la sociedad, que además genera una importantísima actividad económica (70.000 millones de euros en el último ejercicio) y su capilaridad y nivel de cobertura lo convierten en un servicio prácticamente universal.

Según el responsable regional de ASUCAM, Rafael Ruiz, el principal objetivo es “sensibilizar a las propias administraciones y a las organizaciones empresariales de lo importante que es el sector de la distribución para fijar población”, y para la creación de riqueza en el mundo rural. Precisamente, la elección de Cuenca para acoger esta jornada no es casual ya que es una de las provincias españolas con menos densidad de población, y está en una región como Castilla-La Mancha que es una gran productora de alimentos.

Según Ruiz, lo que se demanda con esta iniciativa es que “se apoye a las zonas escasamente pobladas”, que se lleven a cabo medidas para que las industrias de estas zonas más pequeñas tengas supervivencia, y que se facilite que las iniciativas empresariales salgan adelante. “Que las fábricas e industrias puedan tener la opción de implantarse en estas zonas escasamente pobladas, porque va a permitir que se mantenga esa distribución y que crezcan. Sería un buen dato que en las poblaciones pequeñas cambiara la tendencia, volvieran a tener población que vuelva a incorporarse gente joven, gente con niños, que se acerquen todos los servicios,  se volviese a abrir esas escuelas”, señala.

Considera que “lo que realmente fija población es el empleo, si la gente está trabajando, tiene industria, se asienta en el territorio y todos los servicios van correlacionados, y el pequeño establecimiento tiene la supervivencia asegurada”.

Ruiz destaca cómo el sector de la distribución alimentaria percibe los cambios que se producen en la sociedad de manera muy directa dado que están en un contacto directo con el consumidor. Por ello, “la reducción dramática de población desde el 2011 hasta la actualidad ha implicado que para las pequeñas tiendas de proximidad, el número de clientes se haya reducido drásticamente. Las unidades familiares más jóvenes se han ido a poblaciones más grandes porque tienen todos los servicios y han redundado en menor número de clientes en estas poblaciones, de hecho en varias de ellas ha desparecido la tienda tradicional y se están suministrado a través de la venta ambulante”.

Perfil del pequeño comercio

El perfil del establecimiento de estas pequeñas poblaciones es el de una “pequeña tienda integrada por una unidad familiar, una pareja que la lleva como mucho con un empleado, que realizan toda la labor de aprovisionamiento, tanto de fruta, envasado y producto de primera necesidad”. Estas tiendas se aprovisionan de algún almacenista en una zona de gran población o en la propia distribución que hace estas rutas. Estas entidades de distribución han visto también como en los últimos años en número de rutas que había que hacer era cada vez menores puesto que el número de pequeñas tiendas ha caído drásticamente.

Estas pequeñas tiendas ofrecen también un producto diferente, procedente de pequeñas granjas e industrias de su entorno lo que también contribuye a generar empleo y a fijar población. “Te surten de todas las empresas agroalimentarias de alrededor, que no tienen capacidad para suministrar a un gran operador”, son fabricantes de quesos, embutidos, productos agrarios, un producto local, diferenciado, con un efecto ecológico ya que tiene mucho menos transporte pero también “con un valor de respeto al entorno y de supervivencia de productos tradicionales, productos muy nuestros”, señala Rafael Ruiz.

Por ello, señalan la labor que estos pequeños productores agroalimentarias realizan como motor de actividad económica, que generan actividad y contribuyen al desarrollo de estos pequeños pueblos. Creo que hay que legitimar ante la sociedad la actividad que desarrollan, así como otras iniciativas que se impulsan dese nuestros pueblos y que contribuyen a promover territorios rurales dinámicos, vivos y con futuro.

La jornada contará con la presencia del consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, además de con el director general de ASEDAS, Ignacio García Magarzo; el presidente de ASUCAM y el comisionado del Reto Demográfico de la Junta de Castilla-La Mancha, Jesús Alique, entre otros.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha