eldiario.es

9

Decenas de vecinos del casco de Cuenca piden más aparcamientos, más autobuses y menos multas

Se han concentrado en las escaleras de la Catedral para mostrar su descontento con la inminente puesta en marcha del sistema de control de acceso a la zona alta

Concentración de vecinos del casco antiguo de Cuenca

Concentración de vecinos del casco antiguo de Cuenca

“Por un Casco vivo. Movilidad sostenible y eficaz. Más aparcamiento, más autobús, menos multas”. Es el lema de la pancarta principal de la concentración celebrada este domingo en la Plaza Mayor en la que han participado en torno a doscientos vecinos que han demandado al Ayuntamiento de la capital medidas de movilidad sostenible que faciliten el acceso a esta parte de la ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad y que cuenta con en torno a mil residentes.

“El plan de movilidad no son las cámaras’, ‘No a las cámaras recaudatorias’ o ‘Queremos un barrio vivo’ han sido otros de los lemas exhibidos y coreados junto a otro que también hacía hincapié en la falta de limpieza (‘Con cámaras por las esquinas pero el aroma es de orina’) y otro de respaldo a la Balompédica Conquense, que a la hora de la concentración disputaba en La Fuensanta un partido del play-off de ascenso a Segunda B.

La Asociación de Vecinos del Casco Antiguo y la Asociación de Vecinos del barrio de El Salvador, junto con el apoyo de la Plataforma Cuenca Viva, de la que también forma parte el sector hostelero de la zona, habían convocado hace unos días una concentración sobre la que ya se pronunció esta semana el alcalde de la ciudad, Ángel Mariscal, pidiendo a estos colectivos que no creen “alarmismos infundados, pues llevamos dos años estudiando este sistema y no hay otra alternativa posible o mejor".

Lectores de matrícula

Será el próximo viernes, 1 de junio cuando, en principio, se ponga en marcha, durante el primer mes a modo de pruebas, el sistema de lectores de matrícula que regulará el acceso rodado al Casco Antiguo, permitiendo atravesar esta zona de la ciudad sin límite y estacionar en ella a los vecinos acreditados pero concediendo un máximo de treinta minutos al resto, entre estos últimos también los vecinos del barrio del Castillo.

Pero se trata de un sistema que no termina de convencer ni a vecinos ni a empresarios de la zona, para quienes el sistema que va a instalar el Ayuntamiento “no soluciona los problemas actuales de movilidad” y puede incluso generar “nuevos problemas y situaciones más graves”, ante lo que demandan un “Plan de Movilidad Global” para Cuenca y su Casco Histórico “que permita la residencia, la visita, el comercio y el desarrollo de otras actividades económicas”.

Lo que reivindican, cuentan, es un Plan de Movilidad “no basado en el uso del vehículo privado”, sino que potencie “otras formas de movilidad como son el transporte público colectivo y los trayectos peatonales amables, complementados con otros sistemas de acceso”.

Una de las pancartas de la concentración en Cuenca

Una de las pancartas de la concentración en Cuenca

El presidente de los vecinos del Casco, Gerardo Rubio, insiste en que la asociación no está en contra de que haya un control del tráfico rodado, pero sí del modo en que se quiere aplicar, pues entienden que el acceso debería ser algo más flexible, permitiendo por ejemplo la entrada de vehículos de familiares y amigos de los residentes sin el límite de 30 minutos establecido como máximo para circular por el Casco que se va a establecer para todos los vehículos salvo los autorizados.

Advierten asimismo de que son muchos más los vehículos de residentes, cerca de 400 que han solicitado acreditación, que las plazas habilitadas para aparcar, poco más de 200, ante lo que piden que se lleve a cabo un estudio “más completo” de las plazas existentes en el Casco, con especial incidencia en los aparcamientos, sobre todo en el de Mangana. “No entendemos por qué no se pueden dejar más plazas para los residentes con las necesidades que tenemos”, sostiene Rubio. El presidente vecinal hace asimismo hincapié en que “el acceso al Casco es un problema que afecta a toda la ciudad” y lo que se está haciendo es “alejar” a esta zona emblemática del resto de barrios.

La demanda llega en un momento en el que el Ayuntamiento ultima el denominado Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), que entre otras cosas contempla la construcción del aparcamiento de Astrana Marín y el citado sistema de control de acceso al Casco.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha