eldiario.es

9

Las cifras de la violencia machista en la región: un descenso que no se consolida

En el segundo trimestre del año ha aumentado tanto el número de denuncias como el de mujeres víctimas de estas agresiones

Según los últimos datos judiciales, el total llega hasta las 1.245 mujeres en el segundo trimestre, un 5% más que en el anterior periodo

No obstante, el aumento del número de denuncias no siempre es negativo: puede ayudar a visibilizar el maltrato para que otras mujeres también lo hagan

"No son muertas son asesinadas" / Foto: Cristina Armunia

Cristina Armunia

Si hay algún objetivo que tiene perfilado el Instituto de la Mujer en Castilla-La Mancha es conseguir que se reduzca el número de mujeres que sufren violencia de género en esta comunidad autónoma. A falta de un consenso, al menos efectivo, a nivel nacional y de unos presupuestos a nivel estatal que realmente apuesten por la protección de las mujeres, es intención del Gobierno regional marcar su rumbo con su propia Ley por una Sociedad Libre de Violencia de Género, uno de los objetivos sociales más importantes de la legislatura. Servirá para actualizar la regulación regional de 2001 sobre prevención de malos tratos y protección a las mujeres maltratadas.

El borrador del proyecto incluye la actualización con los hitos del ordenamiento jurídico que se han desarrollado en estos 15 años, y que se complementa con la normativa de 2010 sobre igualdad entre hombres y mujeres. También incorpora medidas integrales para la prevención, formación y sensibilización, e igualmente para la detección, la protección, el acceso a la justicia y la reparación del daño a las mujeres que la sufren, así como a sus hijos y personas en situación de dependencia que convivan en el mismo domicilio. Asimismo, incluye fórmulas contra el feminicidio, la explotación sexual, la trata de mujeres y niños, la mutilación genital femenina y las nuevas formas de violencia a través de redes sociales.

Las medidas en ese sentido ya han venido acompañadas por el Plan Extraordinario de Empleo de la región. Según detalló la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, en su última comparecencia parlamentaria, un total de 775 mujeres víctimas de violencia machista participaron en 2016 en este proyecto, cifra que asciende a 1.309 en lo que va de legislatura, es decir, desde el año 2015.

Mientras tanto, las cifras siguen ofreciendo un mapa muy variable en la región. En el segundo trimestre del presente año, los órganos judiciales contabilizaron un total de 1.245 mujeres víctimas de violencia machista en Castilla-La Mancha, en el conjunto de las 1.290 denuncias presentadas. Esto reflejó un incremento del 5% de las víctimas con respecto al periodo anterior, cuando el número alcanzó las 1.182 mujeres, aunque muy por debajo del incremento medio que se produjo en todo el país, que alcanzó el 18%.

Más órdenes de protección y medidas de seguridad

Según la estadística del poder judicial, en esta comunidad autónoma también ha aumentado el número de órdenes de protección y medidas de seguridad de las víctimas de violencia de género, algo que no en todos los casos es negativo, ya que la visibilización de estas agresiones es importante y esto ayuda a las mujeres a tomar medidas contra sus agresores. Concretamente, en el segundo trimestre se incoaron hasta 448 órdenes, de las cuales se adoptaron hasta 333, un 81% de las mismas, frente a las 320 emitidas en el primer trimestre del año.

Dentro del total de los 1.245 casos de violencia machista de los juzgados de Castilla-La Mancha, tan solo en 121 de los mismos las mujeres se acogieron a su derecho de no declarar. Por otra parte, se ha incrementado igualmente la ratio de órdenes de protección por mujeres víctimas, pasando del 33,5% de primeros de año al 36% del segundo trimestre.

Como consecuencia del aumento de denuncias, se incrementa asimismo la tasa de mujeres víctimas de violencia machista por cada 10.000: pasa del 11,65% al 12,26%, si bien en esta comunidad autónoma sigue estando por debajo de la media nacional, situada en el 17%. Sobre este índice, en todo el país destacan por encima de la media nacional las comunidades de Baleares, con una ratio de 26,3; Murcia, con 21,8 y Comunidad Valenciana, con 21,3; mientras que la ratio más baja se da en Castilla y León, con 10,8 y en Asturias, Cantabria, Galicia y País Vasco, con ratios ligeramente superiores a once.

Tendencia a la baja con carácter interanual

Sin embargo, se trata de un aumento en las cifras entre periodos del mismo año que no refleja una tendencia generalizada. Si la comparativa se observa con carácter interanual, en Castilla-La Mancha se ha producido uno de los mayores descensos, tanto en denuncias como en porcentajes de todo el país.

Sucede lo mismo si los datos se extraen por provincias. La que registra una mayor incidencia en los dos últimos periodos de los que existen datos judiciales es la de Toledo: en los dos últimos trimestres ha pasado de 442 a 465 mujeres víctimas de violencia de género, con un una tasa de víctimas por cada 10.000 mujeres que ha pasado del 9,2 al 10,7. Le sigue la provincia de Ciudad Real, que ha pasado de 334 a 368 y que también ha registrado una subida de su tasa del 13,1 al 14,5. Cuenca es la única provincia en la que se ha producido un descenso muy significativo, con 106 víctimas en el primer trimestre que han bajado hasta las 69 y una tasa de mujeres por cada 10.000 que baja del 10,7 al 6,9. 

En resumen, existen datos a la baja que no se consolidan entre los diferentes periodos y que aunque sigue siendo una forma de vislumbrar el estado en el que se encuentran estos delitos, no refleja aquellas otras realidades que son las que no aparecen en las estadísticas: las mujeres que no se atreven a denunciar. Al hilo de estos datos, desde eldiarioclm.es recordamos el teléfono gratuito de consultas y urgencias sobre malos tratos 90010114 y el 016 de atención a víctimas de malos tratos por violencia de género, que además no deja registro de llamada.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha