eldiario.es

9

Un libro conmemora los 40 años de la Universidad de Alcalá recuperando el patrimonio

La obra recorre la historia de esta institución, a través de los edificios que ha rehabilitado en Alcalá de Henares, Guadalajara, Sigüenza y Pastrana

La Universidad de Alcalá celebra también 20 años como Patrimonio Mundial de la UNESCO

El nuevo Campus de Guadalajara es el proyecto de futuro de la universidad para crear un centro de investigación tecnológico en la ciudad alcarreña

Fachada de la Universidad de Alcalá. Archivo Histórico

Fachada de la Universidad de Alcalá. Archivo Histórico

Cuatro décadas dedicadas a la recuperación del patrimonio histórico. Esa ha sido uno de las máximas de la Universidad de Alcalá desde que reiniciara su actividad académica allá por 1977. El 1 de julio de aquel año, la histórica institución, fundada por el Cardenal Cisneros, en el siglo XVI se convertía en la cuarta Universidad de la Comunidad de Madrid con sede en la ciudad alcalaína, después de haber sido clausurada en 1833, como consecuencia de la desamortización de Mendizábal.

Además de su refundación, la Universidad de Alcalá celebra también en 2018, designado por la Unión Europea como año Europeo del Patrimonio, 20 años de su nombramiento como Patrimonio Mundial de la UNESCO. Un reconocimiento que solo ostentan cuatro universidades más en el mundo, junto con la UAH: la Universidad de Virgina (Estados Unidos), la Universidad Central de Venezuela, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad de Coimbra (Portugal).

La institución académica ha conmemorado estas dos significativas efemérides, a través de la edición del libro ‘Universidad de Alcalá: 40º aniversario restaurando el patrimonio universitario desde 1977’. Un libro, inspirado en la exposición que el órgano universitario organizó previamente, a finales de 2017 para rememorar el V Centenario de la muerte del Cardenal Cisneros, en 1517. La obra evoca la memoria de la universidad a lo largo de estas últimas cuatro décadas.

Un compendio de cinco artículos, firmados por docentes de la institución, que ahondan en la historia educativa, su evolución artística y cómo ha configurado el ADN social y económico de la ciudad universitaria y de su entorno académico en la provincia de Guadalajara. Precisamente, la cuarta sección del volumen profundiza bajo el título ‘Universidad de Alcalá, un activo en la provincia de Guadalajara’, en la estrecha relación histórica tejida entre la universidad y la provincia alcarreña, que ha marcado su expansión en la zona estratégica del Corredor del Henares.

Finalmente, en su último capítulo el manual recopila el catálogo de la exposición con la que la UAH ha recordado estas dos fechas históricas. Javier Rivera, coordinador del libro y delegado del rector para el Patrimonio Universitario e Infraestructuras de la Universidad de Alcalá, explica a eldiarioclm.es que “estos proyectos reflejan la recuperación que se ha llevado a cabo de la universidad a lo largo de 40 años, desde el respeto a su origen y tradición histórica en la Universidad de Sigüenza, para crear una universidad del futuro, basada en la investigación y las nuevas titulaciones”.

La labor que ha desarrollado la Universidad de Alcalá en la recuperación del patrimonio ha sido distinguida durante este tiempo con prestigiosos premios como el galardón Hispania Nostra, que otorga la Asociación Hispania Nostra o la Medalla de Honor de la Real Academia de San Fernando de Bellas Artes.

La Casa del Doncel, en Sigüenza (Guadalajara) FOTO: Raquel Gamo

La Casa del Doncel, en Sigüenza (Guadalajara) FOTO: Raquel Gamo

Exposición

El lema, que alude a la célebre cita del escritor Ortega y Gasset “El progreso no consiste en aniquilar el ayer, sino, al revés, en conservar esa esencia del ayer que tuvo la virtud de crear ese hoy mejor” inaugura la muestra expositiva que permaneció abierta al público hasta abril de este año en la Capilla de San Ildefonso de la universidad alcalaína.

Se trata de una muestra que recorre, a través de 60 paneles el decálogo de los edificios rehabilitados por la institución desde 1977 en las ciudades de Alcalá de Henares, Guadalajara, Sigüenza y Pastrana, que acogen sus centros de enseñanza con el fin de devolverles su naturaleza educativa. Cada cuadro muestra las imágenes y los planos de los inmuebles restaurados antes y después de las intervenciones, así como una detallada explicación de la historia del edificio, sus elementos artísticos más reseñables y las obras que se acometieron en ellos.

La Universidad de Alcalá cuenta con una superficie de 900.000 metros cuadrados, la mayoría de ellos ocupados por monumentos que la institución ha conservado en estas cuatro décadas de funcionamiento. La organización ha restaurado un conjunto de 25 edificios históricos en la ciudad cervantina que configuran hoy su campus principal. Entre ellos destacan el Colegio Mayor de San Ildefonso, donde hoy se ubica el Rectorado; el Colegio Trilingüe y el Paraninfo o la Antigua Hospedería Universitaria.

En esta tarea de recuperación del patrimonio han participado activamente otras instituciones como el Ministerio de Fomento, la Comunidad de Madrid, la Junta de Castilla-La Mancha o los Ayuntamientos de Alcalá y Guadalajara, Pastrana y Sigüenza, a partir del Convenio Multidepartamental, firmado con la UAH en 1985. “Somos misioneros del patrimonio y la exposición es también un homenaje a todas esas instituciones que han colaborado con la Universidad de Alcalá expresando cómo el dinero de las instituciones y de la Universidad revierte así al patrimonio común”, subraya Rivera.

Casa integrada dentro del complejo de la hospedería Porta Coeli en Sigüenza FOTO: Raquel Gamo

Casa integrada dentro del complejo de la hospedería Porta Coeli en Sigüenza FOTO: Raquel Gamo

Guadalajara, ciudad universitaria

“La Universidad de Alcalá es la Universidad de Guadalajara y, en consecuencia, sus escuelas son nuestras escuelas, y como tales las estimamos y valoramos”. Esta afirmación de Jesús Alique, alcalde de Guadalajara (2003-2007) sintetiza a la perfección la relación de hermandad que siempre ha fluido entre la Universidad de Alcalá y la capital arriacense, a pesar de la provincia de Guadalajara pertenece geográfica y administrativamente a la región de Castilla-La Mancha.

El vínculo de la institución con la provincia se remonta a la génesis de la Universidad de Alcalá, cuando su fundador el Cardenal Cisneros decidió fusionar la actividad del antiguo Colegio universitario de Antonio Porta Coelli, impulsado por el entonces obispo de la ciudad seguntina, el Cardenal Mendoza hacia 1489 en Sigüenza y fundar la que desde entonces se conoce como Universidad de Alcalá de Henares, a comienzos del siglo XVI. “La Universidad de Sigüenza, que nació 50 años antes que la de Alcalá de Henares es la imagen que sirvió de modelo para la creación de la Universidad de Alcalá”, afirma Javier Rivera.

Quinientos años después el nexo entre la ciudad de Guadalajara y su provincia y la Universidad de Alcalá se ha fortalecido, especialmente desde que en 1979 la antigua Iglesia barroca de los Remedios pasó a pertenecer a la entidad universitaria. En la actualidad, después de una reforma integral en 1990 es el paraninfo de la UAH y uno de los edificios más importantes, junto a la Escuela de Magisterio del Campus de Guadalajara. Esta sede universitaria se completa con el Edificio Multidepartamental, un espacio de 10.474 m2 situado en el centro de la ciudad, donde se imparten siete grados universitarios. La finalidad era ampliar la oferta educativa y cultural en zonas alejadas de la capital provincial.

Durante las últimas cuatro décadas, la Universidad de Alcalá ha expandido su presencia en la provincia de Guadalajara, mediante la adquisición y rehabilitación de diversos iconos del patrimonio en las localidades de Pastrana y Sigüenza. Para el responsable de Patrimonio e Infraestructuras, “la rehabilitación del patrimonio se ha revelado como una fuente de riqueza y de creación de empleo y, en el caso de Sigüenza lo ha transformado en un centro turístico”.

En este sentido, el Palacio Ducal de Pastrana, mandado construir por la familia Mendoza en el siglo XVI, se convirtió en el primer edificio adquirido por la UAH en un estado de conservación ruinoso. Tras haber sufrido una importante reforma, se concibió en los primeros años como el Centro de Investigación Medioambiental y de Desarrollo Rural de Pastrana. Hoy, la universidad trabaja para transformarlo en un edificio multiusos para dar servicio a las instituciones. Este conjunto se completa con la Casa del Arco, anexada al palacio, que está pendiente de rehabilitación.

Hospedería Porta Coeli, en la ciudad seguntina FOTO: Raquel Gamo

Hospedería Porta Coeli, en la ciudad seguntina FOTO: Raquel Gamo

Además, en la Ciudad del Doncel, la Universidad de Alcalá dispone de otros dos singulares edificios, que ha rehabilitado: el conjunto medieval de la antigua Casa del Doncel y una casa de arquitectura tradicional aledaña que conforma la Hospedería Universitaria Porta Coeli. “La Casa del Doncel y Porta Coeli son los edificios que la universidad destina a las actividades culturales de extensión universitaria donde se programan conferencias y cursos de verano”, asegura Rivera. El complejo ofrece también servicio de restaurante y residencia de estudiantes.

En cuanto al futuro de la Universidad de Alcalá en Guadalajara, éste va ligado a la construcción del nuevo campus, que se ubicará en pleno centro de la ciudad dentro del recinto del antiguo Colegio de las Cristinas, cerca de la histórica Academia de Ingenieros de la Ciudad. El proyecto, que acumula una década de retrasos y discrepancias entre la Junta de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Guadalajara, contempla según el proyecto elaborado por la UAH, la construcción del complejo sobre una superficie de 39.000 metros cuadrados, durante un periodo de cuatro años hasta 2020 y una inversión de 50 millones de euros por parte del Gobierno regional.

Esta infraestructura, que constituye uno de los principales compromisos del Ejecutivo regional en la provincia de Guadalajara, se encuentra pendiente de la firma del convenio entre la Universidad de Alcalá, la Junta, el Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento de Guadalajara para que las obras se inicien. El nuevo Campus ofrecerá otros nueve títulos universitarios y duplicará su población hasta los 7.000 alumnos.

Considerado como el “gran reto de futuro y como una oportunidad para que Guadalajara recupere su identidad y llegue a ser una ciudad universitaria, el delegado del rector para el Patrimonio Universitario e Infraestructuras asevera que “nuestro compromiso es transformar a Guadalajara en una potencia universitaria y en un centro de investigación de nuevas tecnologías”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha