eldiario.es

9

Los toros se convierten en ‘caballo de batalla’ en Castilla-La Mancha

Capitales y pueblos de la región más taurina de España se han convertido en noticia por sus diferentes medidas, subvenciones y ‘recortes’ a los festejos taurinos.

Realizamos un repaso por la gestión local que de esta cuestión se realiza en cada una de las cinco capitales de provincia.

Plaza de toros de Almagro (Ciudad Real) / Foto: Ayuntamiento

Plaza de toros de Almagro (Ciudad Real) / Foto: Ayuntamiento

Al llegar el verano se multiplican los festejos taurinos en toda España, y con ello también las protestas de colectivos animalistas y ciudadanos en contra de una tradición que consideran cruel y anacrónica. Castilla-La Mancha es, según los últimos datos del Ministerio de Cultura, la comunidad autónoma donde más festejos taurinos se celebraron el año pasado, por delante de Andalucía, Castilla y León y la Comunidad de Madrid. Esta ‘fiesta’ de la tauromaquia fue declarada Bien de Interés Cultural por el Gobierno anterior de María Dolores de Cospedal, pero en los últimos tiempos se ha dado una dispar gestión de los encierros y corridas de toros por parte de cada uno de los cinco ayuntamientos de las capitales de provincia, convirtiéndose esta cuestión en motivo de confrontación política.

Este ha sido el caso de Ciudad Real, donde existe una tradición taurina que ha estado fomentada por el Gobierno municipal del PP hasta las pasadas elecciones municipales, que ganó el PSOE. Desde hace años la plaza es gestionada de forma directa por el Ayuntamiento a través de un contrato sin publicidad con subvención municipal. Hasta hace tan solo unos días, otra partida municipal estaba destinada a la compra del palco para la reina, damas y autoridades en las fiestas, que la nueva alcaldesa, Pilar Zamora, ha decidido anular. Junto a ello, el Consistorio aprobó no dar entradas a los ediles para las actividades municipales, incluidos los festejos taurinos.

La capital ciudadrealeña parece haber tomado nota de lo que poco antes sucedió en Villafranca de los Caballeros, pueblo toledano cuya medida de sustituir los festejos taurinos por ayudas para material escolar ha dado la vuelta al mundo, con amplia repercusión en medios nacionales e internacionales. Poco después, también el Ayuntamiento de Socuéllamos (Ciudad Real) adoptó una medida similar, en este caso para destinar ese dinero a planes locales de empleo.

El Ayuntamiento de Toledo ya adoptó esta medida hace más de un año

Lo cierto es que el caso de este pueblo toledano se convirtió en noticia cuando en el Ayuntamiento de Toledo ya hace más de un año que esas subvenciones no existen, una medida que se aprobó a iniciativa de Izquierda Unida. En la capital regional hay muy poca tradición a este respecto y muy pocas corridas. De hecho, el Consistorio no destina ninguna subvención pública directa. La que existía de forma indirecta (destinada a los propietarios de la plaza a cambio de su uso ocasional) se suprimió ya gobernando PSOE e Izquierda Unida. Como es lógico, los responsables municipales no están invitados a los festejos de este tipo y además es bastante infrecuente que acudan a los mismos.

Muy diferente es el caso de Albacete, donde la Feria Taurina de la ciudad es muy importante, ligada a su conocidas fiestas locales. Los festejos con toros cuentan con subvención pública del Ayuntamiento, actualmente gobernado por el PP, aunque no se ha hecho pública la cantidad; y la plaza municipal se explota por concesión. Dentro se alberga la Escuela Taurina de la ciudad, que es íntegramente municipal.

Estadística de Asuntos Taurinos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Estadística de Asuntos Taurinos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Estos festejos están también muy arraigados en Guadalajara, que incluso tiene denominación de 'Ciudad de Tradición Taurina' aprobada por el pleno municipal. El Ayuntamiento, gobernado por el PP, aporta subvenciones que no han trascendido este año. En 2014 se habló de una inversión directa de más de 100.000 euros en la organización de todos los festejos a lo que se suman actuaciones de promoción que se han dirigido a realizar los encierros.

También existe una gran tradición en Cuenca (Ayuntamiento que pasó del PSOE al PP tras los últimos comicios), debido a la Feria Taurina de San Julián. Pero en este caso el Ayuntamiento no da subvenciones, sino que adjudica la plaza a una empresa para que esta realice espectáculos taurinos y cobra 3.500 euros anuales con ello. Además, la empresa se compromete a realizar mejoras en la plaza y la organización de corridas corre por su cuenta.

Por último, esta misma semana se ha producido también un caso curioso en Almagro (Ciudad Real), donde el alcalde del PSOE ha considerado inaceptable que el Ayuntamiento apoye con dinero público los 290.000 euros de recaudación que le exigían los promotores de las corridas para los festejos de esta localidad de apenas 9.000 habitantes.

Son diferentes enfoques a la hora de gestionar los presupuestos municipales y de marcar las prioridades para las subvenciones públicas, dentro de un debate que cada día adquiere mayor relevancia no solo por el maltrato animal que denuncian diferentes asociaciones, sino también por las exigencias ciudadanas de optimización y responsabilidad en el gasto público de los ayuntamientos.

* Esta información ha sido elaborada gracias a la colaboración de Las Noticias de Cuenca, Albacete Capital y El Crisol de Ciudad Real.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha