eldiario.es

9

Granátula de Calatrava, cuna de vinos singulares

Viajamos a Finca de Montachuelos, en la provincia de Ciudad Real, donde se produce el trío mediterráneo por excelencia: cereal, olivo y vid

Finca de Montachuelos, en Granátula de Calatrava (Ciudad Real)

Finca de Montachuelos, en Granátula de Calatrava (Ciudad Real) Foto: Luis Asín

Desde 1990 en manos de una familia andaluza con origen manchego, en la finca de Montachuelos se cultivan desde hace centenares de años cereales, olivo y vid. La actual propiedad comercializa casi toda la producción pero, con una parte de las uvas -procedentes de en torno a 20 hectáreas de viñedo-, produce desde 2005 vinos de corte muy diferente a lo que marca la zona.

Sagrario Moreno, hija del fundador de la bodega, Juan José Moreno, dirige con maestría una funcional bodega que poco a poco se va posicionando como hacedora de vinos de gran calidad. Producen tres vinos: Calar del Río Mundo, Ábrego, y el más reciente, Cándalo. Los tres vinos son tempranillo 100%, cada uno de ellos con uvas procedentes de distintas parcelas. Calar del Río Mundo es fruto de Umbría; Ábrego de La Loma, y Cándalo de La Vega. Umbría es una parcela que está situada a 700 metros de altura y su terreno es volcánico pedregoso; La Loma está situada a 650 metros de altura y su terreno es franco-arenoso. Montachuelos, por cuyas lindes discurre el río Jabalón, está situada en la comarca del Campo de Calatrava, centro de la zona volcánica de la zona. 

José Carlos García-Vega es el enólogo de la bodega Calar. Oriundo de la Ribera del Duero, García-Vega ha aplicado en tierras manchegas las enseñanzas de lugares más fríos como Castilla. García- Vega ha encajado muy bien en un proyecto que se fundamenta en cuatro pilares: viñedo propio, bodega de dimensiones manejables, familiar, y una producción limitada. Desde su llegada en 2011, el enólogo vallisoletano ha introducido prácticas no habituales en la zona, como la cubierta vegetal con riego en la viña, contribuyendo así a la producción de un vino singular que realza las características propias del terreno y de la uva. La tierra se mantiene sin labrar respetando de este modo el suelo dando como resultado una humedad equilibrada que favorece la oxigenación del terreno y la vida de microorganismos beneficiosos.

Bodegas Calar

Bodegas Calar Foto: Luis Asín

La finca Montanchuelos está situada en la comarca del Campo de Calatrava, entre los Montes de Toledo y Sierra Morena y se extiende por el valle del río Jabalón, centro de la zona volcánica de la comarca. 

Los tres vinos, con características diferenciadas, convergen en un único adjetivo: elegantes. Con precios contenidos -Calar del Río Mundo 2013, 17,90 euros; Ábrego 2013, 10,90 euros; y Cándalo, en torno a 5 euros-, son vinos para disfrutar de una buena comida, y que suponen un soplo de aire fresco en los vinos castellano-manchegos.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha