eldiario.es

9

Testamento Vital: cuando en momentos de crisis no somos dueños de nuestro destino

"La reforma de la Ley de Protección a la Infancia y Adolescencia ha quitado poder de decisión a quienes representan al enfermo en decisiones como el consentimiento o rechazo de un tratamiento"

Con el Testamento Vital los profesionales sanitarios "sí tienen detrás de ellos el peso de la ley"

Habitación de un hospital. \ Tomasz Sienicki, Wikimedia Commons.

Habitación de un hospital / Tomasz Sienicki, Wikimedia Commons

La disposición final segunda de la Ley de Protección a la Infancia y Adolescencia desvirtúa por completo el objetivo de protección a la infancia y adolescencia y afecta a la esencia de la Ley de Autonomía del Paciente. Pero hay una manera de poder burlar esta nueva, nocturna, y alevosa reforma que el Gobierno hizo de esta fundamental Ley y que la desvirtúa de tal manera que también deberían haber cambiado su nombre al de “Ley del Paciente Desahuciado”.

La mayoría parlamentaria del Partido Popular aprovechó la soledad y estanqueidad del mes de agosto para lanzar su modificación de esta ley. A través de ella, en sus disposiciones adicionales, ha alterado sustancialmente el contenido de la Ley de Autonomía del paciente (41/2002), quitando poder de decisión a quienes representan al enfermo en decisiones como el consentimiento o rechazo de un tratamiento. Es decir, que llegado el momento de tomar decisiones, si no podemos comunicarnos o no estamos en condiciones de tomar ninguna decisión, será el médico al cargo quien decida los cuidados a llevar a cabo teniendo como objetivo último siempre el mantenimiento de la vida.

Nuestras parejas, esposas, maridos, hijos, cuidadores, amigos, etc, que han compartido toda una vida con nosotros y conocen a la perfección nuestra forma de pensar y ser, y nuestros deseos llegados cierto momento crítico, ya no pintan nada. El médico, figura todopoderosa, será quien pincha y corta. Y nunca mejor dicho, pues la nueva reforma lo que pretende primar, sublimando, es “la vida”: cualquier vida.

Pero, como casi todo, hay una forma de poder hacernos dueños de nuestro propio destino y futuro. Y esa es mediante el testamento vital, o declaración de voluntades anticipadas, o testamento biológico, como queramos llamarlo. Ahora más que nunca se hace relevante tener hecho y registrado este documento. Ahora los profesionales sanitarios sí tienen detrás de ellos el peso de la ley y lo sienten. Ahora es cuando necesitan que sus pacientes les dejen dicho (en un documento de validez legal) qué quieren y qué no quieren que se haga con sus cuerpos y su vida cuando no se puedan manifestar y cuando el deterioro sea tan irreversible que conduzca inevitablemente a la muerte.

Y para ello, desde DMD en Toledo, ayudamos, asesoramos, y protegemos a los ciudadanos con actividades. El próximo jueves, día 10 de diciembre, a las 18.00 horas en el Centro Cívico de Palomarejos (entre las urgencias del hospital virgen de la salud y el Parque de las Tres Culturas), celebraremos un taller de Testamento Vital. Ya sabes, si quieres ser dueño de tu destino, si quieres ser libre, te ayudamos a elaborar tu testamento vital. No dejes que decidan por ti.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha