eldiario.es

9
Menú

Sobre la presencia de la fauna en la divulgación científica

Hay mucha gente capaz de llegar al público y de mostrarles en un lenguaje accesible las maravillas del mundo animal

Existe un amplio público, español e iberoamericano, tan interesado en la fauna como en Microbiología o Astrofísica

- PUBLICIDAD -
Jornadas 'Pint Of Science' en Gijón

Jornadas 'Pint Of Science' en Gijón

Contrariamente a lo que podría pensarse, en España existe un enorme interés hacia la divulgación científica. Cualquier charla, conferencia o actividad divulgativa dirigida al público cuelga indefectiblemente el cartel de “no hay billetes”. Aunque el ponente no sea una persona especialmente conocida, si la actividad es de carácter gratuito se formarán largas colas con antelación para poder conseguir el mejor asiento. Y si el ponente es un personaje conocido a nivel nacional, y no digamos ya una primera figura internacional, la histeria que puede desatar el acto no tiene nada que envidiar a la que provocan los cantantes de moda sobre su entregado público.

En nuestro país existen conocidas fundaciones privadas que organizan cada año sesudos ciclos de conferencias, jornadas y seminarios sobre Medicina, Microbiología, Física, Astrofísica y Paleontología Humana que, curiosamente, son las materias científicas más presentes en los actos divulgativos. Incluso una disciplina a priori abstrusa y árida como podría ser la Neurociencia lanzó al estrellato nacional a un divulgador como Eduardo Punset hace algunos años. Todos estos actos son, invariablemente, coronados por el mayor éxito de crítica y público.

¿No llama la atención la clamorosa ausencia de la fauna silvestre de todo este interesante y nutrido circuito divulgativo? ¿Al público general no le interesa la fauna? Nada más lejos de la realidad.

Hay un público interesado

Si algo he aprendido durante el tiempo que llevo dedicado al área de la divulgación de fauna es que existe un amplio público, español e iberoamericano, tan interesado en fauna como lo hay interesado en Microbiología o Astrofísica. Las jornadas de puertas abiertas que muchos humedales españoles (con visitas guiadas) organizaron durante el pasado Día Mundial de los Humedales se saldaron con colas de entrada. Actos organizados a pequeña escala sobre fauna urbana llenan, también, el aforo.

Cierto es que en el ámbito académico se hace muy buena divulgación faunística. Todas las Universidades y Museos de Historia Natural ofrecen sus conferencias y actos divulgativos. Lo que sucede es que estas instituciones deben mantener un equilibrio entre “lo académico” y “lo popular”, y al final llegamos a que no se realizan actividades dirigidas al público no especialista, al menos no al nivel al que llegan las otras disciplinas que he comentado más arriba.

Durante los últimos años, también, se ha puesto de moda el fenómeno de “Ciencia en los bares”: diversas asociaciones e instituciones programan actos divulgativos en bares y cafeterías, para realizar un tipo de actividad más desenfadada y popular. Una vez más, en las ediciones de 2018 no se ha programado ni un solo acto dedicado a la fauna silvestre.

Nos encontramos, pues, con que por un lado existe un amplio público interesado en fauna silvestre y, por otro lado, ninguna fundación, institución, asociación o medio de comunicación le interesa satisfacer la demanda de conocimiento zoológico (¡y también botánico!) de este público. Existe, también, un mercado de empresas privadas que se dedican a mover conferenciantes de un lugar a otro (con algún tipo de beneficio económico), pero estas empresas se dedican al 100% al, en mi opinión, saturado campo del “liderazgo” o “motivación” empresarial. Desprecian la posibilidad de abrir una “línea de negocio” satisfaciendo las necesidades de un público al que nadie atiende.

Especialistas en divulgación faunística y botánica 

Durante mi experiencia como divulgador de fauna he conocido (y sigo conociendo) a magníficos especialistas de la divulgación faunística y botánica. Personas capaces de llenar, si no un estadio, sí una sala de conferencias de buen tamaño. Gente capaz de llegar al público y de mostrarles en un lenguaje accesible, las maravillas del mundo animal que la frialdad de un ordenador no puede proporcionar. En las Redes Sociales realizan una extraordinaria y callada labor divulgativa. Magníficos talentos esperando a que alguien los descubra.

Tenemos un público, y también un extraordinario grupo de divulgadores que están (estamos) dispuestos a atender a ese público. ¿Aparecerán las empresas e instituciones imprescindibles para ponernos en contacto mutuamente?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha