eldiario.es

9

Caja Rural de Castilla-La Mancha no cerrará oficinas en los pueblos “porque toque lo digital”

El director general de la entidad, Víctor Manuel Martín, lanzó también un mensaje de tranquilidad a los socios por las cláusulas suelo porque “no tendrá impacto relevante”

La entidad cerró el pasado ejercicio con un resultado antes de impuestos que superó los 30 millones de euros

Para el presidente el año 2015 fue el de “consolidación definitiva” de Caja Rural de Castilla-La Mancha

Sede en Toledo de Caja Rural de Castilla-La Mancha

Sede en Toledo de Caja Rural de Castilla-La Mancha

Caja Rural de Castilla-La Mancha ha celebrado este viernes su Asamblea General Ordinaria en Toledo con presencia de 331 delegados, el máximo histórico hasta la fecha, que representan a los casi 70.000 socios de la entidad.

Durante la asamblea se han aprobado las Cuentas Anuales y el Informe de Gestión correspondientes al ejercicio 2015. La entidad cooperativa cerró el pasado año con un resultado antes de impuestos de 30,5 millones de euros lo que supone ocho millones más que en 2014.

En el balance del ejercicio 2015, Caja Rural Castilla-La Mancha presenta activos por valor de 7,3 millones de euros (frente a los 6,6 millones del año 2014), de los que más de 4,2 están relacionados con inversiones crediticias. El pasivo acumulado el pasado año por la entidad superó los 6,9 millones.

En lo que al patrimonio neto se refiere, destacan los fondos propios de la entidad que ascendieron a 331.510 euros y las reservas de 259.166 euros. El grupo cuenta con 1.000 profesionales, 69.000 socios y más de 400.000 clientes. En la actualidad tiene casi de 400 oficinas, repartidas en 334 poblaciones. En el pasado año se captaron 41.352 clientes. Además, se concedieron 13.808 operaciones (55 al día) y su ratio de morosidad se cifró en el  3,16%.

El director general de la entidad, Víctor Manuel Martín, explicaba durante la presentación de las cuentas anuales los aspectos estratégicos que caracterizaron el pasado año y aquellos que están condicionando el presente 2016. Recordó la “incertidumbre” en las condiciones financieras el pasado año sobre las que “no se vislumbran cambios y eso, dijo, junto a la también “incertidumbre regulatoria permanente sobre el sector” que, en su opinión requiere contar con equipos con experiencia, capacidad de análisis y readaptación a los cambios.

“Se ofrecen oportunidades en entornos complejos y estaremos allí para aprovecharlas” aunque, matizó, “no debemos reincidir en fórmulas de hacer negocio que funcionaron en otras épocas. El pasado es el pasado”, aseguraba.

La entidad no renunciará a las oficinas rurales

Habló de un nuevo ciclo en el que la entidad es ya la primera en número de sucursales en la región. “Nuestro modelo de negocio pivota sobre las oficinas y nuestros magníficos profesionales”, dijo, y por eso, Martín se mostró contrario a la reducción de puntos de servicio en el área rural. “No podemos y no debemos renunciar a nuestro ADN. Somos una entidad vertebradora de las zonas rurales”.

“¿Es que vamos a hacer desaparecer todas las oficinas de los pueblos porque toca lo digital?”, preguntaba. El director de la entidad no se mostró partidario de esta opción que se empieza a plantear abiertamente en el sector financiero español porque “innovar es apostar por las personas”.

Cree que lo rural no está reñido con la tecnología y dio un dato, al cierre de 2015, la entidad contaba con más de 115.000 clientes online. Lanzó también un mensaje de tranquilidad a clientes y socios porque, dijo, “somos una entidad más que previsible e incluso aburrida” que “practica la diversificación” y también una “cultura de riesgos prudente” porque, en su opinión, es la fórmula de resistencia frente a condiciones adversas.

Cláusulas suelo: “no tendrá impacto relevante en la entidad”

Martín quiso hacer también un llamamiento a la “tranquilidad” después de que una jueza de Madrid haya declarado nulas todas las cláusulas suelo de la banca. “Respiramos con tranquilidad en la entidad, cualquier escenario, incluso el peor posible no tendrá impacto relevante en la institución. Podemos compartir o no la decisión de los tribunales pero la acataremos.

Mora: “el año de consolidación definitiva”

El presidente de Caja Rural de Castilla-La Mancha, Andrés Gómez Mora definía 2015 como el de la “consolidación definitiva”, durante la presentación del informe de la Presidencia, en el que han conjugado la “innovación” con el mantenimiento de los “aspectos que eran válidos hace 50 años” cuando nació la entidad.

Cerrado ya el año del cincuentenario, la entidad que se define como un “operador necesario en Castilla-La Mancha y el centro de España”, ahora, se presentan nuevos retos que, según Martín, tienen que ver con varios retos o incógnitas a resolver. Por un lado, un  desempleo en niveles superiores al 20% así como las dificultades en el proceso de consolidación fiscal, las dudas sobre los cambios estructurales y la falta de un gobierno nacional.

Habló de un “escenario desconocido” con tipos de interés cero al que “nadie” está habituado y un mensaje, en banca, “hoy el pez rápido se come al lento”.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha