eldiario.es

9

Jesús Fernández Vaquero, presidente de las Cortes

"Creo que Ciudadanos va a hacer mucho daño al Partido Popular en Castilla-La Mancha"

El presidente de las Cortes regionales apuesta por una subida de la formación naranja especialmente en las ciudades 

“La etapa de Mariano Rajoy y la etapa del PP, tal y como la conocemos hoy, ha acabado” ha señalado Vaquero

Sobre si Cospedal se presentará como candidata de los 'populares' a la Junta señala que  “cruzó el Tajo y no vuelve aquí porque si lo hace es para perder”

“Esta legislatura no se va a modificar ni el reglamento de las Cortes, ni el Estatuto ni la ley electoral” ha apuntado el presidente de las Cortes

Jesús Fernández Vaquero. FOTO: Cortes Castilla-La Mancha

Jesús Fernández Vaquero. FOTO: Cortes Castilla-La Mancha

Hace casi 20 años que Jesús Fernández Vaquero, natural de Turleque (Toledo), entró como diputado en las Cortes de Castilla-La Mancha. Desde entonces no ha salido de esta casa, repitiendo como representante de los votantes del PSOE en todas las elecciones posteriores y desempeñando en este período todos los cargos de la mesa del Parlamento regional. Desde el 2012 hasta el pasado mes de octubre fue el número 2 del partido en la Comunidad Autónoma ejerciendo como secretario de Organización y, desde el 2015, con la entrada al Gobierno de su “amigo” y compañero de filas, Emiliano García-Page, ha pasado a copar la Presidencia de las Cortes. Tres años en los que, como apunta en esta entrevista con eldiarioclm.es ha habido momentos en el Parlamento regional “con luces y sombras, como en la vida de cualquier ciudadano”.

La actividad del Parlamento regional en esta legislatura, las cuestiones pendientes que podrían abordarse en la próxima, la situación del PSOE a nivel regional y nacional, las polémicas que han generado los diputados 'populares' con algunas de sus decisiones en las Cortes, el papel de Podemos antes y después de su entrada al Gobierno de García-Page o el auge de Ciudadanos son algunos asuntos que ha abordado en esta entrevista.

Este es su tercer año como presidente de las Cortes regionales. ¿Qué balance hace de la actividad de la Cámara autonómica en este tiempo? 

Es un balance con luces y con sombras como es la vida de cualquier ciudadano y como es la vida de cualquier político. Ha habido momentos en los que hemos estado muy bien, en los que ha habido diálogo, consensos, que es a lo que debemos tender, y también ha habido momento de tensión innecesarios, sobretodo muy poco justificados, porque han llevado a situaciones desagradables. En lo fundamental creo que ha sido muy positivo, porque se inició una recuperación de Castilla-La Mancha, no tanto la recuperación económica en la que poco se puede hacer desde las Cortes y el Gobierno, pero sí hemos iniciado un proceso de recuperación de lo público. Si esta región se ha caracterizado por algo es por una apuesta clara por lo público, por la educación, la sanidad, la dependencia y los servicios sociales.

¿Cuál ha sido el momento más complicado y el que más le ha reconfortado bajo su presidencia en las Cortes?

El momento más complicado de la legislatura fue cuando pedí la votación de los presupuestos -fallidos- de 2017. Cuando (los diputados de Podemos) votaron en contra, me miró el presidente regional, Emiliano García-Page...el vicepresidente primero de las Cortes, Vicente Tirado, también estaba asombrado. Me decía (Page) repite la votación… no nos han votado los presupuestos. Ahí se produjo una inflexión y, posteriormente, comenzaron a mejorar las relaciones con Podemos. 

El mejor momento al frente del Parlamento regional fue cuando aprobamos la Ley de Protección y Apoyo Garantizado a las Personas con Discapacidad. Creo que ha venido a dar una solución a un problema muy importante para esas personas y sus familias. Ha sido un acierto enorme, cargado de sensibilidad y de necesidad. Estoy orgulloso porque somos los primeros en este país que damos este paso adelante. Por esta ley solo merece la pena haber estado presidiendo las Cortes de Castilla-La Mancha.

Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha

Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha

¿Con quién ha sido más complicada la relación a lo largo de estos tres años, con Podemos o con el Partido Popular? 

Yo distinguiría entre relaciones personales y relaciones políticas. Por mi manera de ser me es fácil guardar buenas relaciones con todo el mundo y tengo buenas relaciones con todos los miembros de la mesa. Con Vicente Tirado (PP) me une una amistad desde hace muchos años, aunque le he tenido que echar dos veces del pleno. Y con Podemos empezamos a conocernos y a aguantar nuestras escenificaciones, porque al final la política tiene mucho de escenificación, que es una parte, aunque luego está la parte sustancial que es la importante. 

Al final he tenido mucha sintonía con José García Molina (Podemos), me parece una persona inteligente, preparada y con ideología y con David Llorente (Podemos) que me parece una persona excelente, que le tengo que agradecer que colabore en lo que se le pide con las Cortes y con María Díaz (Podemos) que la considero amiga, es una persona encantadora y tengo con ella una relación excelente.

Por lo tanto, buenas relaciones con todos. En lo político ha habido dificultades, pero tal y como está el patio a nivel nacional... Tiene que haber planteamientos distintos y, por lo tanto, a veces surge la chispa que entenderíamos que no debería surgir, y surge el enfrentamiento y el perder un poco las formas.

El PP ha anunciado que va a recurrir ante el Tribunal Constitucional la vulneración de los derechos de sus diputados en las Cortes. ¿Qué tiene que decir ante esto?

Recurren al Tribunal Constitucional (TC) para todo, no sé si piensan que como propusieron ellos prácticamente todos los miembros del TC pues tienen alguna ventaja, pero recurren para todo. Respecto al tema del orden del día, no podíamos permitir bajo ningún concepto que intentaran llevar un orden con 18 puntos. Yo creo que iban a dinamitar el pleno, iban a generar ruido y a tapar otros asuntos que estaban en la agenda y en la actualidad política. 

Recuerdo que a Vicente Tirado le estuvimos pidiendo durante dos años y medio incluir en el orden del día de los plenos la mordida de los 200.000 euros de Sufi y en qué se habían gastado el dinero que habían reconocido haber recibido, y entonces no reclamaron al TC. 

El otro día vimos a un diputado en la tribuna (Francisco Nuñez, del Grupo Popular) decir que el Gobierno de Castilla-La Mancha apoya a ETA. Desde luego, si me lo llegan a contar hace un mes no me lo podría creer. Y además me pide explicaciones porque le llamé dos veces al orden y no tres, y que por tanto no le pude echar cuando realmente lo que tenía que haber hecho es que no volviese a pasar a una cámara. Eso es lo que tendría que contemplar el reglamento, que alguien que es capaz de decir esas cosas no pueda volver a ser representante de un ciudadano y, sin embargo, puede.

¿Cómo ha visto el papel de Podemos en las Cortes en esta legislatura?

Les he visto en dos fases, en una primera en la que entraron tanteando. Ellos pensaban que venían a cambiar aspectos fundamentales de la actividad política y se han dado cuenta que esto es mas normal de lo que parece y que aquí nadie hace barbaridades. Llegó un momento tenso con los presupuestos que fue una puñalada trapera con premeditación y alevosía. Nos dejó muy mal y estuvimos a punto de tomar la decisión de convocar elecciones porque era una situación insostenible. Al final se llegó a un acuerdo con los presupuestos y a partir de ahí cambió radicalmente la relación.

Podemos ya trasladó su intención de modificar el reglamento de las Cortes para abordar ciertas cuestiones, entre ellas las comparecencias del presidente, Emiliano García-Page, en las Cortes. ¿Se va a modificar el reglamento?¿Considera que el presidente interviene poco en las Cortes tal y como ha criticado en varias ocasiones la formación morada? 

El reglamento ha funcionado desde el año 1982, y tiene sus deficiencias. Una de ellas es que el presidente no pueda venir una vez al mes a responder a preguntas como pasa en otros parlamentos. Hay deficiencias también en los debates y en la ordenación de los mismos. Al haber tres grupos hay desajustes que hay que ver. Se me planteó esta situación, yo le pasé un borrador al PP y a Podemos y estoy esperando que me contesten, eso fue hace dos años. ¿Por qué es esto así? Porque es muy difícil. Yo creo que cualquier cosa que se quiera modificar hay que hacerlo al principio de legislatura, hay que sentarse al mes de constituir las Cortes y modificar la ley electoral, el Estatuto y el reglamento con consenso. 

Por ejemplo, el voto delegado es algo tendremos que contemplar, ¿qué sucede si un diputado tiene un problema médico y no puede acudir a votación habiendo una mayoría ajustada? En este caso el grupo mayoritario perdería la votación. Hay que ajustar muchos aspectos. Yo creo que con buen criterio, ellos (PP y Podemos) han decidido dejar esto sobre la mesa y en la próxima legislatura hay que hablar de sueldos, qué criterios se fijan para cobrar comisiones, todo... Hay que meternos en una discusión y ahora acabando la legislatura, tal y como esta el panorama a nivel nacional, sería una locura.

Esta legislatura no se va a modificar ni el reglamento, ni el Estatuto ni la ley electoral. Las tres cuestiones básicas que regulan la actividad política, a parte del Consejo Consultivo son el Estatuto como normal fundamental, que tiene aspectos muy complicados porque tiene que pasar al Congreso y tenemos un asunto que habría que negociar antes como es el tema del agua y eso no es sencillo. Solucionar el problema del Estatuto, que vendría con la ley electoral, tiene sus dificultades. 

El reglamento tiene pequeñas dificultades que hay que intentar consensuar. Es tan complejo que desde luego es una locura tremenda entrar en esas discusiones ahora. No sería una locura al inicio de la siguiente legislatura hacer una agenda de cambios legislativos, de un año, que pasen los agentes sociales, los expertos, asociaciones, ciudadanos y den su opinión sobre determinados aspectos.

Una de las cuestiones pendientes de esta legislatura es la comisión de investigación por el incendio de Seseña, ¿se va a llevar a cabo?

Lo que hablé con el autor de la iniciativa que fue José García Molina es que yo convocaba la comisión cuando él considerase oportuno, pero que la comisión se debía ceñir al incendio: a quién provocó el incendio, cómo se generó y qué consecuencias trae para la salud.

Coincidimos en eso, y lo que le dije es que no entendía que se utilizase el incendio de Seseña para recordar las Guerras Púnicas. Es decir, el incendio de Seseña no tiene que ver nada con las viviendas del Pocero y él quería comenzar por esta situación. Fue receptivo y quedó demostrado que el incendio fue provocado, se comprobó con informes técnicos que no afectaba a la salud, que no afectaba ni al agua ni al aire ni al subsuelo y ya se han retirado los restos.

¿Qué sentido tiene entonces hacer la Comisión? Lo que tiene sentido es que nos enteremos quién fue el autor intelectual de esto y eso es más una labor policial que de las Cortes. 

¿Qué actividad legislativa va a marcar el último año de legislatura de este Parlamento? ¿Qué leyes se van a tramitar?

La principal Ley es la de los Presupuestos. En cuanto a la Ley de Violencia de Género creo que es hora de dar un paso más. Fuimos de los primeros que, en la época del expresidente regional José Bono, sacamos la Ley de Prevención de Malos Tratos y de Protección a las Mujeres Maltratadas. Creo que es una Ley que está ya a punto de ser presentada. Y también la futura Ley integral de Garantías Ciudadanas. 

Y de la Ley de Transparencia y Buen Gobierno, que ya está aprobada, falta por aprobar el reglamento que está en fase de comisión y se va a crear la oficina de transparencia dependiente de las Cortes pero independiente en su composición con la participación de agentes sociales, sindicatos, asociaciones, lo que garantizará que en todo lo que pase por el Gobierno regional y las Cortes haya transparencia.

¿Ve a Vicente Tirado como el próximo candidato del PP a la Presidencia de Castilla-La Mancha o cree que repetirá Cospedal?

Yo creo que Cospedal cruzó el Tajo y no vuelve porque si lo hace es para perder. Eso no quiere decir que no quiera seguir mandando en Castilla-La Mancha, puede seguir siendo presidenta del partido pero no candidata. Yo a Vicente no le veo, otro tema es que ha recibido el encargo de mantener a la tropa ordenada, y en este sentido, el hombre está haciendo lo que puede. 

Entiendo que ninguno de los dos va a ser candidato, yo creo que tienen alternativas, de alguien de aquí por ejemplo un candidato razonable podría ser Paco Cañizares. Sinceramente lo veo a él o a alguien de Madrid. Ya vino ella (Cospedal), así que podría venir alguien parecido, un ministro o alguien con cierta notoriedad. 

La intuición política me dice que Cospedal no va a dar el paso y Vicente no solo no va a dar el paso, es que no quiere, otra cosa distinta es que lo líen, pero mucho le tienen que obligar. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, no entra por que es del sector de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, si no seguramente entraría.

Este jueves se celebra el Día de la región ¿Qué mensaje quiere trasladar a los castellanomanchegos? 

El mensaje que quiero trasladar es que ha costado mucho llegar hasta aquí, que se ha trabajado mucho. Partíamos en el año 82 con una renta per cápita de 100.000 pesetas y aportábamos más al Estado que el Estado a nosotros. Ante la adversidad hemos sido capaces de levantar una región donde con el tiempo llegamos a conseguir una de las mejores sanidades del mundo y el objetivo es que la generación actual siga trabajando con la misma fuerza que las generaciones desde el año 82 hasta ahora han trabajado.

Hemos sabido convivir, hemos sabido hacer una región moderna y ante la época de dificultades hemos aguantado. Lo que tenemos que hacer ahora es seguir trabajando para conseguir reconstruir lo que la crisis y, alguien que ayudó, lograron hacernos tambalear. 

Jesús Fernández Vaquero

Jesús Fernández Vaquero FOTO: Cortes Castilla-La Mancha

Sigue habiendo zonas de Castilla-La Mancha que no se sienten muy identificadas con una identidad castellano-manchega, ¿Se puede solucionar o es cuestión de replantear el modelo autonómico de España?

Yo creo que se siente todo el mundo identificado con Castilla-La Mancha. Evidentemente donde hay fronteras siempre surge ese problema. Yo creo que la identidad regional está formada, lo que sucede es que tenemos zonas que es muy difícil que se desarrollen al mismo ritmo que se desarrollan otras. Lo que sí tenemos que trabajar ese que el desarrollo sea equilibrado para todas las regiones. 

Desde la creación de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, José Bono, José María Barreda, María Dolores de Cospedal y Emiliano García-Page han presidido la región, ¿Qué nota le da a cada uno de ellos?

Yo creo que Pepe Bono por ser quien tenía a la región en la cabeza, y si no lo tenía le salió muy bien, le daría como padre de Castilla-La Mancha un 10, a José María Barreda le daría un 8, a Emiliano García-Page un 8 , por ahora, ya que tiene posibilidades de llegar hasta el 10, y a Cospedal no más del 4. 

El pasado mes de octubre se produjo una importante renovación del PSOE regional. Entre otros cambios, Sergio Gutiérrez le sustituyó como secretario de Organización. ¿Cómo lo afrontó y cómo le ve en el puesto?

Para mi ha sido una bendición el cambio. Lo va a hacer mucho mejor que yo, es más joven y está más preparado. En política hay que saber hacer dos cosas, saber entrar y saber retirarte a tiempo. Emiliano es mi amigo y va a seguir siendo mi amigo, y yo le había contado que lo quería dejar por edad, voy a cumplir 65 años. Creo que había que dar un cambio, yo sigo trabajando con Emiliano no solo desde las Cortes sino también políticamente, pero era necesario el cambio.

Se necesita renovar y meter aire fresco, aunque no se puede prescindir de nadie, yo no prescindo de Felipe González, no me gustaría. Aquí hemos ido haciendo viejos a políticos, creo que es un error y lo que hay que hacer es atraer a todos los que tienen que aportar en positivo. En primera línea evidentemente se necesita a alguien joven y con ganas y creo que lo está haciendo muy bien.

¿Cómo ve al PSOE de cara a las próximas elecciones autonómicas y municipales y también a nivel nacional?¿Cree que va a ver elecciones anticipadas?

Las encuestas, te puedo decir por experiencia, que no me creo ninguna. Creo que todas tienen su pequeño defecto. En Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page va a ganar las elecciones, lo creo y no estoy haciendo propaganda, creo que va a ser el mejor candidato y es el que tiene más apoyo. Creo que Emiliano tiene frescura, fuerza, no para de trabajar y está reconstruyendo lo que otros estropearon, eso la gente lo ve. Pase lo que pase en Madrid, aquí somos regionalistas y la gente valora a Emiliano García-Page como candidato. 

Y en Madrid yo lo que creo es que no podemos seguir con un Gobierno cuya seña de identidad es la corrupción. Es una situación que pasa como consecuencia de una cuestión: que la aritmética parlamentaria ha sido tan perversa que es muy difícil poner de acuerdo a los dos que se podían poner de acuerdo. Alguien tenía que tomar la iniciativa, la ha tomado Pedro porque no le quedaba otra solución porque era el partido lider de la oposición y el que más diputados tenía. Puede salir o no salir -la moción de censura-, seguramente no saldrá pero se irá fraguando una mayoría parlamentaria para conseguir que haya elecciones cuanto antes. 

¿Qué papel cree que jugará Ciudadanos en Castilla-La Mancha? ¿ Ve a la formación naranja en las Cortes regionales la próxima legislatura? 

Es muy pronto para saberlo. Yo creo que va a subir, va a subir más en las ciudades que en los pueblos. No es fácil generar una infraestructura partidista pero siempre hay voluntarios. Creo que Ciudadanos va a hacer mucho daño al Partido Popular en Castilla-La Mancha.

FOTO: Cortes Castilla-La Mancha

FOTO: Cortes Castilla-La Mancha

¿Cómo ve la situación del PP tras la sentencia del caso Gürtel y cómo cree que le afecta a nivel regional? 

El Partido Popular está viviendo una situación muy complicada, con independencia de la moción de censura. Lo que está claro es que la etapa de Mariano Rajoy y la etapa del PP tal y como la conocemos hoy ha acabado. Es un partido que, o soluciona su situación de una manera definitiva y se regenera y se toma en serio el problema de la corrupción o, evidentemente, va a pagar y mucho electoralmente esta situación.

Yo creo que ya están en la etapa final y en la etapa de sálvese quien pueda. Los demás no somos capaces de ponernos de acuerdo, que es básicamente lo que les está salvando ahora mismo de no estar de fuera del Gobierno, pero por higiene democrática el Partido Popular no puede gobernar.

Esta situación, que evidentemente ellos perciben, les pone nerviosos y eso genera posturas contrarias en su propio grupo. Personas que les gustaría ser más radicales en defensa de su partido y otros que piden más apertura, más reconocer los errores, más cambios y eso lleva a una discusión que se palpa y se percibe también en las Cortes.

Si Emiliano García-Page gana las próximas elecciones y le pide que sea el presidente de las Cortes en la próxima legislatura. ¿Aceptará de nuevo el puesto?

Yo voy a estar con Emiliano donde me proponga y y le voy a decir lo que pienso, pero no me preocupa eso. Lo que quiero es que sea presidente de Castila-La Mancha y en eso voy a trabajar, con menos fuerza que cuando tenía 10 años pero con más ilusión.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha