eldiario.es

9

'La amiga estupenda': la amistad más bonita, real y compleja jamás contada

La RAI y HBO llevan a la televisión la tetralogía de la escritora italiana Elena Ferrante

La historia de amistad entre Lenú y Lila sirve de hilo conductor para construir un relato costumbrista de la época

Foto: hbo.es

Foto: hbo.es

La historia de Elena y Lila ha sido una de las que más he disfrutado en los últimos tiempos. Un viaje emocional e histórico-costumbrista que comienza en la Italia de los años 50 y que recorre más de 60 años de esta gran amistad entre dos chicas. Un relato de corte clásico -sin grandes estridencias visuales-, y de extraordinaria belleza que llega directo al corazón. Hay que entrar y enamorarse de esta amistad tan veraz como real entre Lila y Lenú. ‘La amiga estupenda’ se puede ver en HBO España.

El primer libro de la tetralogía de la escritora italiana Elena Ferrante da el nombre a esta adaptación televisiva que ya ha renovado por una segunda temporada. Se trata de una producción de HBO, RAI Fiction y Timvision que ha contado con más de 150 actores, 5.000 extras y un set de grabación de más de 200.000 metros cuadrados. Una producción mastodóntica dirigida por Saverio Costanzo (‘In Treatment’ -versión italiana-), y un guion en el que participan el propio director y la autora de las novelas, Francesco Piccolo y Laura Paolucci. La guinda del pastel lo pone Max Richter ('The Leftovers', 'Black Mirror', 'La Llegada'), el compositor de una banda sonora verdaderamente exquisita.

Foto: HBO.es

Foto: HBO.es

El gran desafío de llevar a la pequeña pantalla dos personajes tan llenos de matices como Elena Greco (Lenú) y Raffaela Cerullo (Lila) era mayúsculo. Sin embargo, la elección de las actrices no puede ser más acertada: Del Genio y Ludovica Nasti, en el papel de las niñas Elena y Lila, y Margherita Mazzuco y Gaia Girace, que las interpretarán en su edad adolescente. Ellas son el alma de esta primera temporada de ‘La amiga estupenda’. Tan capaces de transmitir esa enorme complejidad que se esconde detrás de sus miradas, gestos y silencios. Todo lo que encierra su lenguaje no verbal.

La historia comienza con la desaparición sin dejar rastro de su amiga estupenda. Elena Greco (Lenú), ahora una mujer de edad avanzada y retirada, abre su ordenador y comienza a escribir la historia de su amistad. Conoció a Raffaela Cerullo (Lila) en el primer año de la escuela primaria en 1950. La serie que, abarca más de 60 años, se ambienta en Nápoles. Mientras Elena trata de desvelar el misterio de su mejor amiga, Lila narra el relato de una las amistades más verosímiles y auténticas que han pisado la televisión en los últimos años.

Foto: HBO.es

Foto: HBO.es

La evolución de la amistad entre ambas sirve como un magnífico hilo conductor para construir un relato costumbrista. Un recorrido económico, político y social que comienza desde la Italia pobre de la posguerra. Se explora, a través de las transformaciones del barrio donde viven, toda la idiosincrasia de aquellos años. Un viaje intergeneracional que, salvando las distancias, puede recordar mucho -por ese camino costumbrista- a una de las grandes series europeas de todo los tiempos, somo es ‘Heimat’; aunque, esta última abarca un mosaico mucho más amplio y complejo. ‘La amiga estupenda’ es capaz de proyectar a través de un microcosmos, una imagen nítida de la época.

El sello HBO y de la RAI se encuentra detrás de una narración que raya muchas veces lo teatral, incluso en la misma puesta en escena. La fuerza de la imagen radica en ellas dos como personajes llenos de complejidad y matices, y en todos los que son testigos de esta increíble historia de amistad. Un relato contado con la tranquilidad del barquero y el poder de la palabra y del silencio. Todo ello acompañado de una voz en off tan imprescindible como necesaria para lograr y absoluta inmersión del espectador.

Foto: loslunesseriefilos.com

Foto: loslunesseriefilos.com

La única palabra que puede definir la amistad entre Lenú y Lila es la de real, y tanto es así que, traspasa la pantalla y llega al espectador. Una amistad verosímil que va más allá de cualquier frontera. Una relación pintada en escala de grises llena de anhelos, lealtad, afecto, competitividad, envidia, “odio”, admiración, amor o dependencia. Sin embargo, también existe ese punto de toxicidad necesario para construir esa veracidad en ese lazo de amistad que les unirá toda la vida. Ya que las grandes amistades no son perfectas, sino un compendio de montañas rusas. Ellas dos siempre se llevan en el pensamiento y son su propio mecanismo de superación.

El tranquilo desarrollo narrativo, también se pinta en clave feminista, pero alejado de la estridencia y el panfleto, para mostrar la realidad de la mujer de la época: su papel secundario, las escasas posibilidades de elegir un destino ya marcado, la dificultad de acceso a la educación o los maltratos sistemáticos, entre otras. Ellas dos se apoyarán mutuamente -tanto en lo malo, como en lo bueno-, para intentar escapar de lo que la sociedad espera de ellas.

Foto: HBO.es

Foto: HBO.es

La amiga estupenda vendría a ser por definición Lila, pero lo que yo realmente pienso es que las dos son sus amigas estupendas. Son dos almas que, a pesar de sus caminos distintos, están unidas de manera inevitable.

La serie ya ha sido renovada por una segunda temporada y, por lo tanto, el relato de Elena Greco y Raffaela Cerullo no ha hecho nada más que comenzar. Una historia de amor rica en matices y complejidad cocinada a fuego lento. Un pequeño retrato pictórico -y evolutivo- de la sociedad italiana desde los años 50.

‘La amiga estupenda’ es una serie de las que no te puedes permitir perder. Si te sigue interesando después de leer mi opinión, se encuentra en el catálogo de HBO España.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha