eldiario.es

9
Menú

‘La Chica del Tambor’: una historia clásica de espías con el toque de Park Chan-Wook

Miniserie de seis capítulos de la factoría BBC que adapta la novela homónima de John Le Carré

El director coreano Park Chan-Wook (‘OldBoy’) convierte esta adaptación en un verdadero espectáculo audiovisual

- PUBLICIDAD -
Foto: movistar.es

Foto: movistar.es

El aroma más clásico del cine de espías -con un toque genuino-, aterriza el 11 de enero en Movistar con la miniserie ‘La Chica del Tambor’ (‘The Little Drummer Girl’). Una historia que se mete de lleno en la denominada Guerra Fría, un mundo donde las dobles identidades, el suspense, el misterio y el espionaje están servidos. Una historia basada en la novela homónima del gran John Le Carré que fue llevada al cine a mediados de los 80 por el director George Roy Hill.

La BBC y AMC están detrás de esta nueva adaptación de la novela de John Le Carré en formato de miniserie en un total de seis episodios. ‘The Little Drummer Girl’ cuenta en la dirección con el prestigioso y gran director coreano Park Chan-Wook que está detrás de títulos cinematográficos como ‘Oldboy’, ‘Sympathy for Mr. Vengeance’, ‘Sympathy for Lady Vengeance’ o la más reciente ‘The Handmaiden’. Lo que convierte esta adaptación televisiva en algo muy especial y en un verdadero espectáculo audiovisual en mayúsculas.

Michael Leslie y Claire Wilson son los encargados de un guión que resulta sólido y que, acompasa a la perfección, a la dirección y colorismo de Park Chan-Wook. Lo que convierte en un verdadero placer visual -a fuego lento-, de esta historia sobre espías y terrorista. ‘La Chica del Tambor’ está protagonizada por Alexander Skarsgård ('Big Little Lies'), Michael Shannon (' La forma del agua') y Florence Pugh (' Lady Macbeth'). En la producción se encuentran los mismo productores de ‘ The Night Manager’ (‘El Infiltrado’), otra adaptación de una novela de John Le Carré que tuvo éxito.

Foto: elpais.es

Foto: elpais.es

La historia de ‘The Little Drummer’ se ambienta en la década de los 70, después de la masacre de Munich. Justo cuando el terrorismo palestino estaba más activo y era una pesadilla para los servicios israelíes. En este contexto se encuentra Charlie (Florence Pugh), una joven, inteligente e insatisfecha actriz británica, cuya vida da un giro radical después de conocer al misterioso Becker (Alexander Skarsgård), mientras pasa unas vacaciones en Grecia. Lo que parecía una “inocente” cita se convierte en un plan ideado por el oficial de inteligencia israelí llamado Kurtz (Michael Shannon), para reclutarla.

Entonces, la joven actriz asume el papel de su vida como agente doble para el Mossad. Sin embargo, la misión irá tomando un color cada vez más complejo y peligroso hasta verse arrastrada a un mundo lleno de duplicidades, donde tendrá que replantearse sus propios valores morales y éticos.

Foto: movistar.es

Foto: movistar.es

El guion de ‘La Chica del Tambor’ trasporta al espectador a plena Guerra Fría, años 70, donde los conceptos tanto ideológicos como geopolíticos están fuertemente marcados; de hecho, algunos pueden llegar a pensar que la serie tiene preceptos desfasados. Sin embargo, la adaptación busca verter la esencia de la novela de John Le Carré, pero con el toque genuino del director Park Chan-Wook.

El inicio del relato se abre como un gran proceso de casting para Charlie (Florence Pugh) con una de las escenas más icónicas que dio la televisión el año pasado. El Acrópolis de Atenas es testigo de ese juego de colores, luces y sombras que es clave para entender todo lo que se desarrollará después: el “teatro de lo real”. A partir de ahí, la historia se va desmadejando a ritmo piano para que el espectador se vaya impregnando y comprendiendo todo lo que está ocurriendo. La protagonista se tendrá que desenvolver en un mundo donde las fronteras entre el bien y el mal, los buenos y los malos están férreamente marcadas. Sin embargo, Charlie entrará en un juego de espejos muy peligroso, donde su particular castillo de naipes se empezará a caer, a la vez que el peligro de esta “aventura” empieza aumentar.

Foto: movistar.es

Foto: movistar.es

Sin embargo, la clave de ‘La Chica del Tambor’ está en cómo el director Park Chan-Wook deconstruye un relato tradicional de espías a través de lo formal. Una explosión y juego cromático que rompe con lo denso, tétrico, grisáceo y claroscuros de la estética más clásica para dar todo el poder al lenguaje de la imagen. Una puesta en escena magistral y milimétrica que actúa como un torrente narrativo que aporta fuerza y significado al texto a través de la composición de la imagen, del plano, de la escena y de la secuencia.

La serie se convierte en una función teatral, en una ficción dentro de lo real, en una farsa o en un juego de espejos. En un relato que se nutre de acontecimientos de un conflicto histórico real. Donde las grandes potencias solucionaban sus problemas/conflictos de una manera extraoficial. Un juego pernicioso y de medias verdades entre israelíes y palestino en el que se encontrará encerrada Charlie.

Foto: movistar.es

Foto: movistar.es

La actriz Florence Pugh es la auténtica estrella de ‘The Little Drummer Girl’ donde brilla en amplitud de registros actorales. Se encuentra muy bien escoltada por los actores Alexander Skarsgård y Michael Shannon, cuyos personajes, utilizan a la primera para realizar todos sus propósitos.

‘La Chica del Tambor’ es una excelente historia sobre espías clásica que se desarrolla de forma excelente. La mano del director Park Chan-Wook dota a esta miniserie de un componente muy especial y, a la vez, extraordinario que hace imprescindible su visionado. Seis capítulos que puede ser digno de estudio para cualquier estudiante de cine.

Movistar la estrena el viernes 11 de enero en #0. También disponible bajo demanda. Cada viernes a las 22:00h, estreno de un nuevo episodio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha