eldiario.es

9

En 2018 murieron 266 aves electrocutadas en la provincia de Albacete

Uno de los últimos casos fue el hallazgo de una treintena de ejemplares muertos por esta misma causa en una finca de la capital

Desde SEO recalcan que se han encontrado todo tipo de aves muertas por esta causa: águilas imperiales, águilas perdiceras o búhos reales, entre otras

Águila electrocutada

Un total de 266 aves murieron por electrocución en tendidos eléctricos en la provincia de Albacete, según cifras que la Sociedad Albacetense de Ornitología (SAO) ha trasladado en el transcurso de una jornada informativa.'Aves y tendidos eléctricos. Siguen las muertes', es una ponencia con la que este colectivo quiere trasladar a la sociedad el peligro que corren las aves en la provincia de Albacete debido a que los tendidos eléctricos no están acondicionados, tal y como marca la legislación.  "Queremos mostrar los datos de electrocución", dice Julia Giménez, miembro de este colectivo.

De las 266 aves electrocutadas en esta provincia a lo largo del año pasado, "hay de todo". Giménez se refiere a que la electrocución no discrimina a las especies protegidas de las que no lo están, y tampoco a las que están en peligro de extinción. "Hay desde águilas imperiales, hasta águilas perdiceras, búhos reales,...", enumera.

Las cifras son todavía más llamativas si nos retrotraemos en el tiempo. "En los últimos cuatro años-- según la SAO-- han muerto 144 búhos reales electrocutados en territorio albaceteño". En el caso del águila real y culebrera, son 45 las pérdidas contabilizadas, y de milano negro, 38.  "Si hablamos de especies en peligro de extinción tenemos, en el caso del águila imperial, 24 electrocuciones , en milano real 15 electrocuciones y el águila perdicera siete", sentencia Giménez.

Uno de los últimos casos conocidos de electrocución en Albacete se descubrió el pasado 25 de octubre cuando los Agentes Medioambientales descubrieron una treintena de aves muertas por esta causa en una finca de Albacete. 

Ejemplar de águila imperial ibérica posado en uno de los apoyos de la línea eléctrica Pozohondo-Salobral . Imagen cedida por la Dirección Provincial de Medio Ambiente.

A raíz del hallazgo  Iberdrola (empresa titular de la línea) ha corregido todos los apoyos de la línea por lo que “no debe haber más electrocuciones”.   Tanto así que la Dirección Provincial ha trasladado esta imagen de un águila imperial ibérica  posado en uno de los apoyos de la línea eléctrica Pozohondo-Salobral que la empresa distribuidora ha corregido dado el peligro que suponía para las aves.

¿Quién es el responsable de las muertes?

El propietario del tendido eléctrico donde perecen las aves es el responsable de las muertes.  En muchas ocasiones suele ser el mismo propietario de la finca. Ya existe jurisprudencia al respecto. El pasado mes de marzo el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) emitía una sentencia que, por primera vez, corrobora la responsabilidad de las compañías eléctricas frente a los daños que ocasionan los tendidos a las aves.

Asimismo, dejaba clara la obligación de adoptar medidas de corrección de aquellas instalaciones que causen electrocuciones a la fauna. La sentencia enjuiciaba el caso de electrocución por la que resultó gravemente herida en Albacete un águila imperial ibérica, especie en peligro de extinción.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha