eldiario.es

Menú

El agua, ¿"pa" cuándo?

El otro día mis hijos jugaban con sus primos y primas, y como suele ocurrir en estos casos, a alguien se le ocurrió que coger una manguera y regar a todo el mundo podía ser buena idea. Al rato ya estaba yo soltándoles la típica charla, que si el agua es un bien escaso, que si no se puede desperdiciar, que si cuando tenía vuestros años el agua nos llegaba en cisternas, que llenábamos la bañera con cubos o que sencillamente nos bañábamos en un barreño... bla bla bla. Sus caras de asombro ante la regañina me hicieron pensar en la cantidad de años que llevábamos sin resolver “el problema del agua” en Almagro, Bolaños y demás pueblos del Campo de Calatrava.

Porque, aunque ahora no tenemos cortes de suministro y el abastecimiento parece estar garantizado, la verdad es que llevamos lustros bebiendo agua embotellada y acostumbrados a que en ocasiones de los grifos salga un líquido al que, por su color y olor, cuesta trabajo llamar agua. Hemos aceptado como lo más normal del mundo que, si no queremos padecer trastornos intestinales, debemos dedicar una parte de nuestro presupuesto a comprar agua. Pero esto es una aberración.

El acceso al agua potable es un derecho humano que debe estar garantizado por las autoridades, que además están obligadas a velar por su calidad y bajo precio. Y esto es así porque el agua no es una mercancía, por más que así lo crean las empresas embotelladoras y los ayuntamientos que en las últimas décadas han externalizado la gestión del abastecimiento. El agua es, como la comida, un bien necesario para la continuidad de la vida: como no se puede decidir beber o no beber, las autoridades están obligadas a garantizar que el suministro sea universal, barato y de la máxima calidad. Cuando esto no se cumple, se somete a la población a tener que decidir si comprar o no agua para beber, es decir, a tener que decidir si enferman o no ellos y sus hijos. Y esto es una inmoralidad y una injusticia.

Seguir leyendo »

Una contrata de 421 millones de euros

EFE

El Consejo de Ministros aprobó en su última reunión, el pasado viernes 10 de agosto, a propuesta del Ministerio de Hacienda, un “acuerdo por el que se autoriza la celebración de un contrato relativo al servicio de limpieza integral de edificios, locales y dependencias estatales ubicados en Madrid Fase III, cuyo valor estimado máximo asciende a 421.654.984,33 euros.”

Según informó La Ser, el pliego de condiciones que regulará esta contrata incluirá cláusulas que ofrezcan “más posibilidades de ganar el concurso” a “las empresas comprometidas con establecer contratos de trabajo indefinidos para el personal que ejecutará el contrato.” “Además, se valorará la puesta en marcha de medidas de flexibilización, adaptación de servicios y de horarios que faciliten la atención de menores o personas dependientes.”

“También, tendrán más opciones aquellas compañías que respeten determinados aspectos medioambientales a la hora de proporcionar servicios al Estado.” “Estas medidas deben mejorar lo previsto en el convenio colectivo sectorial”, añade la información, que, en consecuencia, entiende que, en lo sucesivo, “el Gobierno priorizará en los contratos públicos a las empresas con planes sociales y de igualdad para sus empleados (…) La idea, que sale del Ministerio de Hacienda, es utilizar la capacidad de compra del Estado para incentivar mejoras sociales y planes de igualdad en el sector privado.”

Seguir leyendo »

El veraneante (I)

Alto Tajo

Lo primero fue meter el teléfono en una caja negra, cada vez que suena la caja vibra y se mueve. Sonó tanto que la caja fue del punto W. al punto J. como una cucaracha sin patas. Un teléfono móvil es una cucaracha. Las palabras que no callamos terminan moviendo montañas.

La casa está perdida en un punto indeterminado del alto Tajo. Para llegar a ella, después de recorrer en coche una media hora por un camino de tierra afectado por las últimas tormentas, hay que seguir a pie unos doscientos metros por un camino estrecho entre sabinas y pinos. El arquitecto Bruno di Pastena se la deja en verano a amigos escritores y artistas para que se aíslen unos días y escriban.

Desde la casa sale una trocha que lleva al río, es una bajada muy pronunciada entre sabinas, matorrales y pinos polvorientos. Todo huele a resina. Al mediodía el holocausto solar da miedo, el cielo blanco echa fuego y la tierra tiene fiebre. De pronto las chicharras se callan y el miedo se incrementa.

Seguir leyendo »

Finisterre

"Al parecer, es necesario experimentar primero la conmoción de comprobar la identidad entre la teoría platónica de la justicia y la teoría y práctica del totalitarismo moderno para poder comprender lo urgente que se torna la interpretación de esos problemas" (KARL. R. POPPER / La sociedad abierta y sus enemigos).

En tiempos más sensatos Europa se empezó a construir, y ahora, en tiempos más salvajes, se ha empezado a suicidar. Como dice muy acertadamente Josep Ramoneda en un artículo reciente ( El suicidio europeo), hoy el malestar de fondo, social y político, tiene su correspondiente "chivo expiatorio" (volvemos a las andadas): el inmigrante.

Una población obtusa y manipulada se vuelve hacia él (el culpable señalado) como el origen de todos sus males. ¿Es tan fácil convertir a una masa pensante en una masa obtusa?  Con los actuales medios de masas, sí.

Seguir leyendo »

La retórica del fracaso

Trasvase Tajo-Segura

Interesa a todos que el trasvase Tajo-Segura siga funcionando. Interesa que el Tajo sea un río muerto, una cloaca máxima de esta España donde el pez gordo se sigue comiendo eternamente al pequeño, la España de las dos velocidades, de la asimetría perpetua al menos desde el cambio de rumbo de principios del XVI. Interesa a todos porque todos ganan.

Seamos claros: el Tajo no pinta nada, y los ribereños menos. Desgajada Castilla-La Nueva con Madrid como faro de los desiertos de interior, ese invento denominado Castilla-La Mancha siempre ha basculado hacia otros intereses donde las provincias taganas de Guadalajara y el occidente toledano, han sido periferias incómodas, a trasmano y donde a martillo se nos encaja la uniformidad cultural del Quijote y la Mancha. 

He dicho y he escrito que el Tajo es un comodín político. Castilla-La Mancha siempre que ha tenido la oportunidad ha cambiado el Tajo por un AVE a Albacete, por una DIA favorable para el aeropuerto de Ciudad Real, o una tubería desde el el propio Tajo para los desarrollos megalómanos del Reino de Don Quijote en los tiempos en los que no se ponía el sol ladrillero. El Tajo-Segura es lo único que permitía a los presidentes autonómicos castellano-manchegos levantar la cabeza en el coro nacional. Y lo han usado a conciencia. El resultado salta a la vista cuatro décadas después. 

Seguir leyendo »

Nuestro Estatuto de Autonomía cumple 36 años

Bandera de Castilla-La Mancha

El Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha cumple hoy treinta y seis años. Fue publicado en el BOE con rango de Ley Orgánica el 10 de agosto de 1982 y, desde entonces, ha sido la norma bajo cuya protección Castilla-La Mancha se ha desarrollado como Comunidad Autónoma hasta convertirse en el ejemplo más claro de los beneficios de la descentralización consagrada por la Constitución Española de 1978 y que, lejos de los egoísmos identitarios, tienen mucho que ver con la universalización real de los servicios públicos esenciales, con una más profunda redistribución del bienestar y de una equiparación general en cuanto a derechos esenciales, como la igualdad de oportunidades. 

Ese es, en el fondo, el secreto de un sistema democrático cuya puesta en marcha durante la Transición asombró al mundo. Los españoles nos dotábamos, mediante el consenso y la reflexión colectiva, de Estado Autonómico en el que el concepto de autonomía no se afirmaba a costa de la unidad de la nación, sino que, como herramienta para favorecer la cohesión, la igualdad de todos los españoles y españolas, reduciendo las diferencias económicas y sociales en virtud del territorio en que habitasen y que el franquismo había generado de forma sangrante. 

Gracias a esta autonomía competencial, los castellano-manchegos hemos observado cambios impensables en materias tan sensibles como la Salud, la Educación o los Servicios Sociales. Gozamos de una sanidad pública que compite en servicios y reconocimiento con las mejores del mundo, a pesar del grave problema de dispersión y baja población que sufrimos. También ha mejorado la Educación, y contamos con una Universidad pública que ha permitido a miles de jóvenes formarse en su tierra, sin tener necesariamente que emigrar para completar sus estudios. Gestionamos la protección de nuestros recursos naturales y patrimoniales, la asistencia y protección a los más desfavorecidos, y defendemos con voz propia nuestro derecho al agua, a tener voz en la gestión de nuestras cuencas hidrográficas, a exigir otro modelo de gestión que no base el beneficio de unos territorios en el empobrecimiento de otros... 

Seguir leyendo »

Los 100

El alcalde de Marchamalo, con algunos de los migrantes

Así comenzaba mi conversación (en francés) con los 35 migrantes que tuve la ocasión de recibir en la mesa en la que me destinó la organización de Cruz Roja en el Albergue Temporal que el Ayuntamiento de Marchamalo les cedió hasta el día 21 de agosto. 

La noche era cálida, hacía muchísimo calor en el exterior del 'García Fraguas'. A eso de las 23:46 llegaba el primer autobús procedente de Motril. Después de una tarde llena de tensiones en la que todo el equipo de voluntarios y colaboradores de Cruz Roja se dejaba la piel para tener todo preparado, por fin llegaban. Y es verdad, creo que hablo por todos y todas, estábamos preparados pero nerviosos. No en vano era la primera experiencia que teníamos de este tipo. 

Y pasó el primero, y se sentó en nuestra mesa. Y comenzaba el proceso. Mientras recogíamos la información de los migrantes, el equipo médico miraba por la rendija de la puerta de la sala del gimnasio pendientes de recibir y atender sanitariamente a 'los 100'. El resto de voluntarios y colaboradores esperaban la llegada a la zona de las duchas para retirar las bolsas que traían los migrantes y derivarles el kit de higiene para que hicieran su cama de campaña, tomaran una ducha y por fin alcanzaran ese descanso que llevaban buscando tantos y tantos meses. 

Seguir leyendo »

Lo sentimos, pero el lenguaje tambien es nuestro

Mercedes Domenech

Ha vuelto a suceder. Una vez más. Un nuevo tema de conversación ha circulado por los foros, bares, calles de nuestro país. Se han creado memes, gifs, ha habido hasta bromas sobre el tema. Me refiero al lenguaje, a nuestra lengua y a su adaptación a nuevas realidades.

Vemos como, últimamente, cientos de personas, en su mayoría hombres pero también mujeres se indignan o, lo que es peor, se niegan a realizar una posible adaptación de la Constitución al lenguaje inclusivo, como el propio director de la RAE, Darío Villanueva. Otros, viéndose incapaces de soportar tal afrenta, amenazan directamente con irse de la RAE.  Vemos también como cientos de personas andan todo el día en foros y buscando vídeos y blogs que les den la razón en el tema lingüístico y, mientras, los estudiantes de lenguas y filologías nos preguntamos dónde han estado esas personas todo este tiempo mientras se nos miraba como frikis por sacar ese tema como debate limitándonos a comentarlo en la clandestinidad de la facultad ( sniff). Más vale tarde.

Leo comentarios sobre que, por ejemplo, se utiliza “persona” y no “persono”, que si llegaremos a decir el absurdo de “policío” por “policía”, que se utiliza “artista” y no “artisto” y ningún hombre se enfada, que “presidenta” no es correcto porque decimos “el/la docente”, “el/la comerciante”, etc. Creo que voy a aprovechar la coyuntura para explayarme un poco en un tema que siempre me ha parecido muy interesante.

Seguir leyendo »

Una farsa llamada proceso de evaluación ambiental

Granja de cerdos

Recientemente, hemos sabido que un proyecto de explotación porcina intensiva en Saelices (Cuenca) ha recibido una Declaración Impacto Ambiental negativa. No podemos menos que congratularnos por este hecho, una actividad que iba a generar grandes emisiones de gases de efecto invernadero, contaminantes atmosféricos, consumos industriales de agua, riesgo de contaminación de aguas superficiales y subterráneas, poco empleo y precario, maltrato animal, no iba a resultar precisamente positiva para esta zona.

Pero la razón esgrimida por la Administración regional no es ninguna de éstas, el problema venía dado por su impacto al patrimonio cultural, según se expone en la propia Resolución, situándose este proyecto a escasos kilómetros del Parque Arqueológico de Segóbriga, el más importante de Castilla-La Mancha con miles de visitantes al año.

Lo que sin duda es una buena noticia por la que podemos decir sin complejos que en este caso la JCCM ha hecho lo que debía, también nos invita a la reflexión. Y es que a aproximadamente a la misma distancia, a tres kilómetros del mismo Parque Arqueológico, hay otro proyecto de macrogranja porcina en el municipio de Almendros y la Administración le ha dado el visto bueno . ¿Cómo puede ser que un proyecto afecte a Segóbriga y otro no? No es concebible.

Seguir leyendo »

La calma

FOTO: Europa Press

Que la calma sea isleña o continental, acaso peninsular, rodeada de sosiego por todas partes menos por una, o solo una quimera (y esto es lo más probable), no está del todo averiguado. En un poético librito Santiago Rusiñol la hizo isleña y concretamente de Mallorca, "La isla de la calma".

El libro en cuestión, lleno de buen humor, está inspirado en la estancia placentera de Rusiñol en esa isla, y es el agradecido elogio de dos cosas: el elogio de la calma y el elogio de la isla, unidas ambas en natural simbiosis bendecida por el sol y el mar azul: el Mare Nostrum.

Dicho elogio está escrito con la ternura que inspira el amor y poesía. Poesía de pintor y poesía de poeta, que quizás sean una sola y misma poesía, porque el poeta es aquel ser mutante que por azar de las estrellas ve siempre el mundo con ojos nuevos y asombrados, es decir, con ojos de niño.

Seguir leyendo »