eldiario.es

9

Asociación de Amigos de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, baluarte de la defensa de la Biblioteca

"No sé cómo puede haber bibliotecas que no tengan una Asociación de Amigos. Si aún no se ha fundado, démonos prisa: la Biblioteca no puede poner en marcha una Asociación de Amigos pero sí actuar decididamente para que sea posible"

Biblioteca de Castilla-La Mancha

Biblioteca de Castilla-La Mancha Europa Press

Los usuarios -los ciudadanos- son la gran fortaleza de una biblioteca pública. Y cuando se asocian suponen una fuerza enorme para una biblioteca. Por ello, si no existe asociación vinculada a una biblioteca, debe ser objetivo prioritario el poner todas las fuerzas para que se cree. Una asociación de amigos de una biblioteca es un organismo autónomo, independiente. Se regula por la legislación de carácter nacional y autonómica dedicada a las asociaciones sin ánimo de lucro. Gozan, pues, de la libertad de todo colectivo asociado y aprobado formalmente por las Administraciones Públicas correspondientes. Pero, dicho esto, en mi opinión las asociaciones no pueden ser una isla en la biblioteca: tienen que mirar en la misma dirección, asumir los mismos objetivos, trabajar de forma planificada, vivir con esa independencia pero al mismo tiempo ser como un matrimonio bien avenido que suspira siempre por defender, apoyar, colaborar con la biblioteca. Los amigos de una biblioteca son genuinos defensores de las bibliotecas en general y de la que son socios en particular. Esto, que todos los bibliotecarios que cuentan con una asociación de amigos sabemos perfectamente, lo he podido experimentar y comprobar en el tiempo que llevo dirigiendo la Biblioteca de Castilla-La Mancha.

La Asociación de Amigos de la Biblioteca de Castilla-La Mancha nace en el año 2002, a partir de una iniciativa surgida en el seno de los clubes de lectura organizados por la Biblioteca. Ha tenido y tiene como objetos fundamentales, según recojo de sus estatutos: la promoción de la cultura mediante el gusto por la lectura; la promoción y fomento de las bibliotecas, del libro y de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación como instrumentos de acceso a la cultura; promover el conocimiento de la Biblioteca de Castilla-La Mancha entre sus ciudadanos favoreciendo  la creación de estados de opinión sobre cuestiones relacionadas con la lectura, la Biblioteca y sus actividades y fomentar las relaciones e intercambios con instituciones, asociaciones y personas con intereses afines. Y hoy, en 2016, sigue trabajando con los mismos fines, en algunos casos con las mismas personas pero con unas directivas que han integrado a un grupo de personas comprometidas de verdad con los valores del libro, la lectura y las bibliotecas públicas.

En su web leo las siguientes palabras, que expresan muy bien su amor y defensa de las bibliotecas: “En nuestra andadura hemos visto con gran ilusión como el magno proyecto de creación de la Biblioteca Regional se ha consolidado entre los ciudadanos toledanos y es una institución querida por los toledanos en general y por sus numerosos usuarios en particular. Como entidad inserta en la sociedad de su tiempo la Asociación ha intentado hacer frente a los desafíos que en cada momento han ido surgiendo en el seno de la sociedad a la que sirve mediante la realización de diferentes actividades que pretenden por un lado, apoyar a la Biblioteca Regional en todas sus actividades, y por otro lado, crear lazos de unión entre los socios a través del amor al libro y la lectura, intentando adaptarnos a las inquietudes de los socios y fomentando el conocimiento de la literatura y la cultura en general entre nuestros miembros. “

La Asociación apoya y colabora en cuantas actividades e iniciativas desarrolla la Biblioteca de Castilla-La Mancha. También organiza cursos, reuniones, conferencias, presentaciones de libros, exposiciones, ciclos de cine y otros actos diversos que contribuyen a resaltar los valores de la cultura como garante de la libertad, convivencia y entendimiento entre las personas. Un modo de agrandar los lazos entre los socios son los viajes culturales, que la Asociación programa de forma frecuente.

Pero  eso no es todo. En la Biblioteca de Castilla-La Mancha estamos intentando trabajar codo con codo con la Asociación y que la mayoría de los programas más importantes y las iniciativas singulares lleven el sello también de la Asociación. Si la Biblioteca tiene como filosofía trabajar en coalición con la sociedad, “trabajar con”, con los primeros que hay que hacerlo es con los Amigos de la Biblioteca. Programas como “Biblioteca solidaria”, “Pasión por leer, pasión por crear”, “Las culturas del libro”, y tantos otros aparecen realizados con la colaboración de la Asociación. Es un modo de hacer más fuerte a la Asociación y de hacer más visibles el trabajo compartido que se hace entre la Biblioteca y sus Amigos.

Por ello, no es de extrañar que incluso la Asociación se haya convertido en promotora de programas tan importantes como “Jóvenes Lectores Europeos”, desarrollado durante el año 2014, y que contó con el respaldo y la financiación de la Unión Europea a través del programa Juventud en Acción. Era la respuesta de la Asociación al gran reto lanzado por la Biblioteca: objetivo prioritario los jóvenes, especialmente aquellos que no vienen a la Biblioteca. El programa buscó el fomento de actividades para jóvenes para estimular en ellos el amor por los libros, la lectura y las bibliotecas e intentar vincularlos a algún club juvenil de lectura. Y ahora mismo participa como socio estratégico de uno de los programas más emblemáticos de la Biblioteca: “Leyendas que conectan jóvenes y  territorios”, que es el único proyecto de una biblioteca española seleccionado en la tercera convocatoria del programa “Iberbibliotecas” para Iberoamérica.

La Asociación se ha implicado también en otra de las líneas importantes de la Biblioteca: la visita a la Biblioteca Regional de numerosos autores que han participado en la presentación de sus libros y que propiciaron coloquios con sus lectores.También fue objetivo de la Asociación, especialmente en sus primeros años de andadura, la publicación de un boletín informativo llamado Letra tras Letra que acogió el comentario de diversos temas toledanos y de interés general, así como una difusión de los programas de la Biblioteca.

Todas estas ideas generales se han concretado con actividades permanentes y sugestivas como la puesta en marcha de video-forum  en su afán de contribuir al fomento del amor por el séptimo arte entre asociados y público en general; también ciclos de conferencias que han permitido profundizar en materias como la literatura, la historia y el pensamiento; lecturas dramatizadas…

La Asociación finaliza la información en la web con este texto  profundamente ilustrativo: “En definitiva, un proyecto de convivencia entre ciudadanos, de participación cívica, de convivencia, de intercambio de ideas entre todos y respeto a las mismas, que nos enriquece como lectores y como seres humanos en el seno de un marco incomparable como es el Alcázar de Toledo.”

La Biblioteca nombró a la Asociación de Amigos de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, Socio de Honor en octubre de 2013, coincidiendo con la celebración del XV Aniversario de la Biblioteca. De igual modo, a propuesta de la Biblioteca, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, ha otorgado a la Asociación el Premio “Bibliotecas Públicas de Castilla-La Mancha”, en la primera edición de su convocatoria (2014), en la modalidad de asociaciones.

Poco me queda de decir. Sólo gratitud. Cuando, especialmente por las tardes, veo a miembros de la junta directiva de la Asociación trabajar en los espacios de la Biblioteca, sin límites de tiempo, con total generosidad y entrega, siento una enorme esperanza: con personas así las bibliotecas siempre estarán en el corazón de la sociedad.

Y algunos avisos o recomendaciones para navegantes: los Amigos de la Biblioteca son personas adultas, que creen en la fuerza transformadora del libro, pero que también precisamente por ello son críticos. Están ahí siempre, dispuestos a colaborar con la Biblioteca pero nunca a dejarse manipular o ningunear. Hay que crear espacios y tiempos para dialogar, compartir, elaborar proyectos, ver cómo solucionar problemas...Desde luego mi puerta está abierta siempre para ellos. Si lo está para cualquier persona, para cualquier trabajador, para cualquier usuario…los Amigos de la Biblioteca son mis primeros cómplices. Ellos son el baluarte de la defensa de las bibliotecas y a ellos siempre les ofrezco mi total apoyo, mi amistad y mis deseos de colaboración más intensos y fructíferos.

Sinceramente, no sé cómo puede haber bibliotecas que no tengan una Asociación de Amigos. Si aún no se ha fundado, démonos prisa: la Biblioteca no puede poner en marcha una Asociación de Amigos pero sí actuar decididamente para que sea posible. Animemos a su creación, busquemos incluso las personas adecuadas que estén dispuestos a dar los primeros pasos…Y que no se sientan solos. Pasarán muchos años, como ocurre en la 

Biblioteca de Castilla-La Mancha, y el amor y el cariño entre Biblioteca y sus Amigos no debe languidecer. Cada día debe ser mayor, cada día una colaboración más intensa y leal. Las bibliotecas no pueden vivir sin Amigos, y los mayores frecuentemente son los que forman parte de una Asociación que merece todo el respeto y el apoyo de la Biblioteca.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha