eldiario.es

9
Menú

Los pasos para la creación de una red de empoderamiento y lucha contra las violencias machistas

Angélica Matías, de AIETI, explica los pasos a seguir para fomentar la protección y acompañamiento de mujeres inmigrantes, dada su especial vulnerabilidad

"Las mujeres desconocían sus derechos, y por eso vimos conveniente capaacitarlas en legislación, apropiación y exigibilidad de los mismos", explica

- PUBLICIDAD -
Desigualdades, bienestar y ruralidad desde la perspectiva de género, UCLM

La situación de vulnerabilidad de las mujeres inmigrantes no es algo desconocido. Este fenómeno de desigualdad que se produce debido a diversos factores (de origen, nivel educativo, o socioeconómico) es aún más fuerte desde la perspectiva de género. Así lo explica Angélica Matías, presidenta en Castilla-La Mancha de la Asociación de Investigación y Especialización sobre Temas Latinoamericanos (AIETI): "nuestro objetivo principal es promover igualdad y equidad de género, es nuestro eje transversal", explicó. Dentro de este trabajo también cabe el potenciar la construcción de redes que fortalezcan a las mujeres inmigrantes, "para la erradicación de todas las diversas mujeres machistas" que sufren.

Este fue el tema que trató Matías en su ponencia 'Propuestas de creación de redes desde Castilla-La Mancha desde un enfoque de Derechos Humanos' en la jornada celebrada en la Universidad de Castilla-La Mancha, 'Desigualdades, Bienestar y Ruralidad desde un Enfoque de Género', organizada por la Facultad de Ciencias Sociales. Este trabajo en red, explica Matías, permite hacer incidencia en la movilización social de las mujeres, en la prevención de la violencia y la sensibilización de la sociedad en general en relación a estas agresiones que sufren de manera constante estas mujeres.

Desde AIETI llevan cerca de una década impulsando una red de mujeres latinas y del Caribe, "desperdigadas" en diversos pueblos de la provincia de Guadalajara. "Por lo general son mujeres del servicio doméstico y el trabajo ha sido largo por las especiales circunstancias de estas mujeres", explica Angélica. Se trata de jefas de familia, por lo general monoparentales, con jornadas laborales "interminables" y sometidas a violencia en el trabajo y fuera de él también. Tras diez años de trabajo se ha podido reunir a cerca de una veintena de mujeres que han creado una red cada vez más fortalecida. "Observamos que las mujeres desconocían sus derechos, y por vimos conveniente capacitarlas en temas de legislación, apropiación y exigibilidad de derechos".

Tras "superar" esta fase, comienza la incidencia en el tema de género "Uno de los logros que tuvimos fue lograr una pequeña red de promotoras contra la violencia de género". Se trata de una decena de mujeres que han sido formadas en contra de la violencia de género, para apoyar o brindar información a quienes las sufran. Se trata de una capacitación de habilidades destinada a ser replicada entre otras mujeres, formando lazos de empoderamiento entre ellas. "Ha supuesto mucho, por la disponibilidad de las mujeres, y también por los problemas de cada una, el desarraigo, el dinero...". 

"La red ha sabido compartir entre las mujeres que el tema de género es común y que el feminismo apoya a otras", explica Matías. La red se registrará legalmente como asociación, un proceso impulsado también por AIETI.  "Puede parecer que no es significativo, pero cuando echamos la vista atrás y vemos como ha sido el proceso, estas mujeres han sido violentadas, explotadas laboral y sexualmente, han sufrido racismo y xenofobia, hoy han conseguido un empoderamiento en base a sus derechos y ofrecen su ayuda a otras mujeres".

Como en tantos otros aspectos, la dispersión que caracteriza a Castilla-La Mancha ha hecho que la tarea fuese más compleja. "Gracias al ingenio se ha podido solventar los problemas que existen en las zonas rurales, como la falta de servicios, transporte públicos o espacios donde poder reunirse", señala.

De cara al futuro, AIETI quiere trabajar en conjunto con otras organizaciones para construir una red que luche contra la trata entre mujeres y niñas, unificando a los colectivos para realizar un "intercambio de saberes" entre ellas. La asociación cuenta actualmente con el apoyo del Instituto de la Mujer, porque necesitan "aliadas" que ayuden a evidenciar la situación actual. Por otro lado, también realizan trabajo con las defensoras de derechos humanos, activistas que han llegado a España huyendo de la violencia a la que se enfrentan en Latinoamérica. "No queremos verlas como víctimas, sino como impulsoras y empoderadas para integrarse en la comunidad", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha