eldiario.es

9

El PSOE asegura que Castilla-La Mancha necesita 340 millones para llegar a fin de año

Las conclusiones del consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina, se centraron en una “inflación” del presupuesto de ingresos y de una ejecución de gastos “muy elevada”.

Ruiz Molina asegura que la tesorería de la Junta de Comunidades se enfrentará a un déficit de tesorería de unos 340 millones de euros a finales de este año, además de un sector empresarial público “en ruinas”.

Pleno financiero celebrado en las Cortes de Castilla-La Mancha

David Llorente, portavoz de Podemos, en primer plano durante el Pleno financiero

El PSOE ha puesto en la transparencia su principal objetivo, y es lo que han intentado mostrar en la celebración del último Pleno extraordinario de las Cortes de Castilla-La Mancha. El tema, las finanzas, un tema peliagudo y que ha hecho que el nuevo, y tan cuestionado por el PP, consejero de Hacienda estuviese más de una hora explicando el estado de las cuentas castellanomanchegas. Las perspectivas no son las mejores: los problemas se extienden, según ha señalado Juan Alfonso Ruiz Molina, desde el objetivo del déficit hasta la inflación de las perspectivas de ingreso del PP y también la ejecución "elevada" de los presupuestos en junio de este año.

En un "paradigma de la transparencia política", Ruiz Molina ha repartido un dossier elaborado por la consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, en el que diversos cuadros pusieron a los diputados al corriente de la situación financiera actual. El primero de los problemas que ha apuntado el socialista, es la distribución "asimétrica" del déficit por parte del Ministerio de Hacienda que obliga a la región a "apretarse el cinturón", mientras otros cuentan con rebajas contables. Ruiz Molina ha puntualizado también que no están contabilizadas las sentencias que obligan a la Junta de Comunidades a pagar a Ayuntamientos o trabajadores públicos. 

Debido a la "infradotación presupuestaria" de los gastos que la consejería de Hacienda ha detectado, uno de los principales problemas a los que se enfrentan se encuentra en materia del personal público. El nuevo Gobierno regional asegura que a 30 de junio se había sobrepasado ya el 50% de los gastos de personal, por lo que se tendrá que inyectar esta partida con, "al menos", noventa millones de euros para poder pagar las nóminas de los funcionarios hasta final de año. En este sentido, Ruiz Molina acusó al Gobierno del PP de haber pecado de "soberbios" en su gestión del despido de unos 400 interinos, cuya anulación costará a la Junta de Comunidades cerca de 22 millones de euros. 

Las cifras que otorgó el consejero son todas a día 30 de junio de 2015, cuando el gobierno de María Dolores de Cospedal estaba en funciones. Según las cuentas entregadas por el socialista, el total del crédito definitivo ejecutado de la Junta de Comunidades es de un 59,73%, pero que lo que más preocupa son partidas como la de la consejería de Sanidad, que se encuentra ejecutada hasta el 93,55%, o de Educación, Cultura y Deportes, que está ejecutada hasta el 82,28% del total para todo el año. Otras secciones presupuestarias de la Junta, como la Presidencia o Agricultura han ejecutado ya su crédito disponible por encima del 70%. Por su parte, María Dolores de Cospedal ha rebatido que el total ejecutado es realmente del 51,75% y que es una "falacia" intentar extrapolar secciones individuales al total. 

La explicación que ofrece Ruiz Molina ante esto es la "evidente" infrapresupuestación a la que ha sido sometida la partida de gasto por parte del Gobierno anterior. De hecho, el consejero de Hacienda ha asegurado que en 2014 hubo que inyectar unos 95 millones al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, cuyas cuentas están en rojo prácticamente en su totalidad. En la comparación del gasto entre 2014 y 2015, el Gobierno de María Dolores de Cospedal destinó unos 150 millones menos en el servicio sanitario, y el consejero socialista ha asegurado que el gasto "no se corresponde con el presupuestario". Según el estudio del presupuesto de gastos del consejero, habrá problemas con la "disponibilidad de recursos" que, asegura, no se corresponde con lo que debería estar ejecutado.

El segundo problema que del que ha querido advertir Hacienda es de un "inflado" en las partidas de ingresos confeccionadas por el anterior Gobierno castellanomanchego. En este sentido, señalan que, aunque hay capítulos ejecutados al 50% como corresponde a mitad de año otros, como la enajenación de inversiones, que están ejecutados sólo al 4,87%, o en el caso de las trasferencias de capital que sólo llega al 11,28%. Además, Ruiz Molina ha querido diferenciar de los derechos de recaudación que dependen de la Junta y del Ministerio, para señalar que en el caso de Castilla-La Mancha, sólo se ha ejecutado en total un 38,17% de los tributos que gestiona la Junta de Comunidades. El consejera de Hacienda ha señalado que esta mala recaudación tiene que ver con una "sobrepresupuestación" y también con los recortes en el personal encargado de recaudarlos. 

"No creemos que se vaya a cumplir ni de lejos la cifra de ingreso propuesta por Cospedal", ha asegurado el consejero de Hacienda, quien además ha señalado que tuvo que corregir la cifra de las facturas que le dejó el anterior consejero, Arturo Romaní, quien "olvidó el resto de las facturas", como las de la bandeja de entrada electrónica, la de la bandeja de entrada en papel o también las pendientes en los hospitales. Ante esta situación, otras de las conclusiones a las que llegan los socialistas es que alcanzar el objetivo de déficit será difícil, ya que en junio, según sus cálculos, dobló el de mayo, llegando hasta el 0,84% y en diciembre puede llegar hasta el 1,7% del PIB regional. ¿Cómo calculan esta cifra? Sumando los gastos "no presupuestados", junto a otros no recaudados como los de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional, que suman unos 53 millones. Ruiz Molina señala que la AIReF ha calculado en julio un déficit de entre el 0,9 y el 1,4% del déficit. 

En relación al flujo de tesorería de, el consejero de Hacienda ha asegurado que es negativo, por un total de 347 millones de euros, y ha acusado al Gobierno de María Dolores de Cospedal de haber usado los fondos adquiridos en la entidad del BBVA para el nuevo Hospital de Toledo en la tesorería, en vez del centro sanitario. "Con lo que nos costó conseguir la financiación, se destinó a un propósito diferente" criticó Ruiz Molina, quien también señaló que se han "perdido" los fondos europeos conseguidos para este centro. 

Finalmente, Hacienda ha señalado que las empresas públicas de Castilla-La Mancha están en la "ruina", como es el caso de GICAMAN, que "llegó a encontrarse en causa de disolución" durante en 2014, pero que gracias a una aportación de 74 millones por parte de la Junta de Comunidades se pudo evitar su cierre. En el caso de GEACAM, las cuentas de 2014 todavía están pendientes de "formulación definitiva" para el registro mercantil. Ruiz Molina asegura que fue esta empresa pública la que, finalmente, financió la Cumbre Internacional del Vino, no los patrocinadores como aseguró María Dolores de Cospedal.  El ente de la Radio Televisión autonómica se encuentra ahora mismo en una situación de "quiebra técnica", según las cifras entregadas por la consejería de Hacienda. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha