eldiario.es

Menú

Tres médicos rechazan trabajar en el hospital de Cuenca por las malas condiciones laborales

El departamento de neurofisiología sigue cerrado por no haber ni un médico que se encargue de él.

Los entrevistados para cubrir ese puesto han rechazado la oferta del centro por las condiciones que les imponen.

- PUBLICIDAD -
Concentración Hospital 'Virgen de la Luz', Cuenca / Foto: Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública

Concentración frente al hospital 'Virgen de la Luz', Cuenca / Foto: Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública

Dentro de los recortes que está sufriendo la sanidad castellano-manchega, el estado del hospital de Cuenca es seguramente el peor de toda la región. En ese centro hay servicios que se han dejado de dispensar por no contratar personal y se ha despedido al que había, a la vez que la Agencia Española de Protección de Datos ha abierto una investigación a la gerencia, que se enfrenta a una multa de más de 600.000 euros, la mayor en la historia de la agencia.

El departamento de neurofisiología, que en su día fue uno de los punteros de España, continúa cerrado. De los tres médicos que había en 2010 queda sólo uno, que se encuentra en sus vacaciones. Al no haber nadie más, el servicio está cerrado. Ante las sucesivas protestas de pacientes y gremios de afectados, la gerencia del centro comenzó una ronda de entrevistas para contratar a un facultativo que cubriera a ese médico en las vacaciones y así no cerrar el servicio, pero todos los candidatos seleccionados han rechazado trabajar para el hospital. No están de acuerdo con las condiciones ofrecidas.

El estado de este servicio ha llevado a que, para evaluar pruebas diagnósticas, el hospital de Cuenca las mande a un médico de Guadalajara para que, a distancia, pueda dar su juicio sobre los pacientes por las pruebas que le dan. Además, algunos pacientes ingresados en este servicio han sido dados de alta sin que sean atendidos, como señala Yolanda Miranzo desde la federación de sanidad de Comisiones Obreras.

Tres médicos han rechazado trabajar en neurofisiología en Cuenca por las condiciones que ofrece la gerencia

De los tres médicos que había en este servicio en 2010 uno fue despedido al ser interino. Otro fue sustituido y el tercero es el médico que actualmente está de vacaciones, por lo que durante ese tiempo había dos profesionales. El sustituto contratado decidió después marcharse a trabajar a otro hospital, quedando así sólo la actual doctora.

Ante las quejas, la Gerencia del Hospital contrató a otro médico por una duración de un mes. Al acabar su contrato dicho médico no quiso renovar el contrato con el centro por las condiciones que le pedían que cumpliera desde la dirección del mismo.

La semana pasada se entrevistó a una doctora para trabajar en ese puesto. Dicha doctora rechazó la oferta de trabajo ofrecida ya que, según explica Miranzo, "le pedían ver como churros a los pacientes", incumpliendo los cánones de una adecuada atención por parte de la Sociedad Española de Neurofisiología. Le pedían tratar a los pacientes menos tiempo incluso que en una consulta de atención primaria o que en el resto de servicios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha