eldiario.es

Menú

Suspendida la segunda fase del proyecto de la FEMP para el ahorro energético en ayuntamientos

La Justicia ha paralizado la contratación del plan CLIME tras un recurso de la unión de empresas formada por Endesa y el grupo CLECE

No es el primer escollo judicial con el que se topa este proyecto, que ya tuvo que redactar de nuevo los pliegos de cláusulas administrativas

- PUBLICIDAD -
Alumbrado público entre La Laguna y Todoque.

La Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha (FEMP C-LM) ha tenido que suspender de forma provisional el procedimiento de contratación correspondiente a la  segunda fase del proyecto CLIME de ahorro energético en alumbrado e instalaciones municipales. Lo ha hecho en cumplimiento de una resolución del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales que ha resuelto la suspensión provisional del procedimiento tras un recurso presentado por la Unión Temporal de Empresas (UTE) Endesa Energía y CLECE.

Según consta en una resolución del secretario regional de la FEMP, Tomás Mañas, el procedimiento de licitación ha sido suspendido hasta que el Tribunal resuelva el recurso presentado por la empresa licitadora, que fue excluida del procedimiento por la mesa de contratación en sesión celebrada el pasado 5 de julio tras el análisis y valoración del contenido de los sobres número 2 de las proposiciones presentadas.

La Federación de municipios explica que el acuerdo de suspensión se sustenta en la solicitud realizada por la UTE, formalizada el pasado 30 de julio, y ha sido fundamentada por el Tribunal Administrativo Central, en resolución dictada el 9 de agosto, en que "los perjuicios que podrían derivarse de la continuación del procedimiento son de difícil o imposible reparación".

Nuevos pliegos administrativos

El pasado mes de marzo, la FEMP C-LM debió redactar de nuevo los pliegos de clausulas administrativas y prescripciones técnicas y proceder a una nueva convocatoria de licitación de la segunda fase del proyecto CLIME, por un presupuesto base de más de 145 millones de euros, en cumplimiento de otra resolución del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales que anuló algunas de las clausulas del procedimiento ya iniciado.

El proyecto CLIME impulsado por la FEMP consta de dos fases. La primera, ya concluida, de redacción de auditorías energéticas en los consistorios solicitantes; y la segunda, la suspendida provisionalmente ahora, de licitación de servicios y suministros energéticos. A la segunda fase se han adherido un total de 58 municipios de Castilla-La Mancha, según los datos de la FEMP, que asegura que podrían beneficiarse del ahorro de una "contratación centralizada".

Entre los objetivos de esta medida, iniciada en septiembre de 2014, se encuentra promover la mejora de la eficiencia energética en municipios con el fin de optimizar los recursos públicos destinados al suministro y gestión energética del alumbrado y de las instalaciones térmicas, fomentando el ahorro energético y la utilización de energías renovables y residuales mediante la incorporación, ejecución y financiación de obras de mejora y renovación de sus instalaciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha