eldiario.es

9

Chico, si no aceptas el ‘no’ de una chica "no serás más macho, sino un delincuente"

La presidenta de la asociación nacional ‘Stop Violencia Sexual’ ve positiva la campaña iniciada en Castilla-La Mancha contra la ‘Violación en Cita’ pero pide su continuidad en el ámbito educativo

Beatriz Bonete cree que existe “una realidad sumergida” en las agresiones a mujeres por parte de conocidos, amigos o familiares que aún debe salir a la luz

Beatriz Bonete. Presidenta de Stop Violencia Sexual

Beatriz Bonete. Presidenta de Stop Violencia Sexual

“No chantajees. No te creas con derecho a tener sexo. Da igual que haya pasado antes o que hayáis iniciado algún tipo de juego sexual”. Es uno de los mensajes que el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha dirige a chicos adolescentes dentro de la campaña ‘Sin un sí, es un no” que está desarrollando en municipios de la región que se encuentran en fiestas.

Y es que, cuando se habla de una violación, es habitual a que a uno le venga a la cabeza que se trata de una agresión  por parte de un desconocido. Lo paradójico es que, en la mayoría de las ocasiones no es así. Según datos del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha casi en el 82% de los casos la víctima sí conocía al agresor.

Es un patrón que se repite en el resto de España. Beatriz Bonete es presidenta de Stop Violencia Sexual (Federación de Asistencia a Víctimas de Violencia Sexual y de Género). En las nueve asociaciones que se integran en esta federación nacional las estadísticas son similares.  Por ejemplo, según los datos del Instituto Andaluz de la Mujer del primer semestre de este año, el 45% de quienes acudieron a sus instalaciones habían sido agredidas por conocidos. Solo un 15% resultaron serlo por desconocidos.

"Hay una realidad sumergida" en la violencia sexual

Esta socióloga e investigadora, especializada en prevención de violencia sexual y de género, asegura que hacía falta una campaña centrada en la llamada ‘Violación en Cita’ porque “es la que más ocurre y la que menos se identifica como una agresión sexual”.

“Hay una realidad sumergida de la que solo conocemos la punta del icerberg”, lamenta, para recordar que uno de los principales problemas es que  no se denuncia lo suficiente. “Hay más miedo, más culpa. A veces hay chantaje emocional o amenazas. La casuística es diferente pero si al final ocurre  es una agresión”.

Ser víctima de una ‘Violación en Cita’ no depende de la edad ni tampoco de la condición cultural o social. “Quizá tras esta campaña haya que poner más énfasis en lo que ocurre en edades entre los 14 y los 25 años. Las chicas ahora se inician antes en las relaciones sexuales y eso significa que están más expuestas”. Queda mucho camino por recorrer, reconoce Beatriz Bonete, el mismo o más del que se ha recorrido con la violencia de género. El problema es ahora algo más conocido. “Poquito a poco, y aunque suene mal, los casos de Pamplona, que han sido muy virales han ayudado a visibiliza el problema”.

El problema es cultural porque en nuestro país “la libertad sexual es entendida solo para los varones. Para las mujeres está condicionada porque cuando empiezas a desarrollarte recibes mensajes negativos de lo que te puede pasar. Les dicen que tengan cuidado porque se pueden quedar embarazadas”. Algo que no ocurre con los chicos. “No se les educa en la prevención sino en usar su libertad sexual como quieran. A veces es entendida bien, a veces no”

Por eso, la presidenta de ‘Stop Violencia Sexual’ aboga por “revisar la educación que parte de una base machista y patriarcal. Los chicos siguen siendo educados de forma que su libertad sexual está por encima de la de las chicas”.

¿Hay que abordar reformas legales? Ella cree que sí. Al menos  en lo que se refiere a la seguridad de la mujer de que va a haber una condena y una reparación. Pero entre esa seguridad y la realidad existe un escollo: a veces su versión no es creída.  Falta formación para que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado estén sensibilizados ante estos casos. “Hay muy buenos profesionales, pero como estamos en una sociedad patriarcal hay otros que tienen ciertos prejuicios latentes que afloran en el ejercicio de la profesión. Hay chicas que se han visto cuestionadas cuando han denunciado una violación y eso frena las denuncias”.

La campaña debe tener continuidad

En opinión de Bonete, es cierto que las chicas “están cansadas de tener siempre que estar controlando, tratando de prevenir pero hay que hacerlo hasta que ellos no se enteren de que las cosas han cambiado”. Insiste en mejorar en la educación que los más jóvenes reciben en este terreno. “Una chica se puede tomar cinco copas con un chico y reírse pero si no le apetece acostarse, él debe entenderlo. Sí, es cierto,  la autoestima nos duele a todos, pero se pasa. Y si no aceptas un no, no serás más macho sino un delincuente”.

Confía en que la campaña iniciada en Castilla-La Mancha obtenga sus frutos. “Cuando estás en un contexto de fiesta y te encuentras con esta campaña algo se te enciende y si te pasa, ya sabes lo que ha ocurrido porque lo has visto en un cartel” pero pide dar continuidad a la iniciativa. “Lo ideal es que estas campañas se acompañen con educación en los centros, que se hable de ello, que se cuenten historias reales para desmitificar que la agresión sexual no lo es solo por el asalto de un desconocido”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha