eldiario.es

9

Lucy Chambers: “Estamos ante un proyecto gigantesco”

Dos participantes en un evento de School of Data en Chile. Crédito fotografía: James Florio. Poderomedia Foundation. (CC 3.0 attribution-share alike)

Hay quien dice que es el nuevo petróleo. Al igual que el combustible fósil, los datos siempre han estado ahí. El oro negro cambió el mundo a principios del siglo XX: revolucionó el transporte y la industria y con ello, la producción, distribución y el consumo planetario. La clave fue encontrar su utilidad y, después, aprender a procesarlo. Lo mismo está pasando un siglo después con los datos. El avance de las TIC y la constante mejora en la educación y el acceso a la información por parte de la ciudadanía está creando un enorme mercado abierto donde cada vez más datos salen a flote, como el petróleo a presión tras perforar la corteza.

Todavía existen pozos ciegos, enormes (y oscuros) almacenes de datos públicos protegidos por todo tipo de intereses. De estos encontramos abundantes 'reservas' en España, el "único país de Europa con más de un millón de habitantes que no cuenta con una ley de acceso a la información o ley de transparencia", según se denuncia en la web Tuderechoasaber.es, donde sus impulsores, Civio -con gran foco en proyectos basados en datos- y Acess Info Europe, tratan de canalizar las peticiones de información ciudadana hacia las instituciones. Casi siempre el surtidor está seco.

No obstante Internet está repleto de datos. Incluso muchos de esos datos cerrados bajo siete llaves a veces respiran libertad y cambian la historia de la humanidad gracias a personas como Edward Snowden, Bradley Maning o Julian Assange y su equipo de Wikileaks, o gracias a colectivos ultradistribuidos como Anonymous, que recientemente rescató de su interesada cárcel burocrática las cuentas del PP desde 1990. Precisamente cuando ocurrió esto, vimos muchos llamamientos a "colaborar en el procesamiento" de esos datos: gigas y gigas de datos en archivos '.pdf' que había que extraer, procesar, relacionar entre sí, comparar, visualizar y, finalmente contar una historia con ellos.

Seguir leyendo »

Semillas privatizadas

57 Comentarios

Podría ser un estante de CD, DVD o libros, pero son semillas de "usar y tirar". Imagen (CC) de hugovk @Flickr: http://goo.gl/ox3U9

Hablando con mi abuelo ayer me di cuenta de que soy mucho más urbanita de lo que creía o quisiera ser. Mi abuelo tiene un terrenito, en mi pueblo, donde siempre ha cultivado cosas, sobre todo frutas como los higos, el níspero o la uva. Este año, empujado por el resto de la familia -seducidos como andamos todos por la moda de los "auto-huertos"-, ha creado un pequeño pero frondoso vergel de tomates, pepinos, lechugas, cebollas, y así hasta más de quince hortalizas diferentes. Ayer me decía mi abuelo: "Si llego a saber que era híbrida, no planto esa tomatera". Su voz denotaba decepción. Y a mí que me gusta preguntar, y a él que le encanta hablar, empezamos a discutir sobre las semillas de todo lo plantado en el huerto, y yo, además, a darme cuenta de que lo que me enseñaron en el colegio en los 80 ya no es vigente.

Mis libros de texto infantiles decían que los frutos surgen de plantas o árboles que a su vez surgen de semillas que a su vez proceden de dichos frutos. Un círculo virtuoso que ha permitido alimentar constantemente a la humanidad desde sus primeros pasos hasta ayer. Y digo ayer porque ya no es así del todo. "Esta tomatera, al ser híbrida y crecer de una semilla que ya fue plantada antes, nos dará muchos menos tomates que si fuese la primera vez que se planta", me dijo mi abuelo. "Pero... ¿entonces?". "Entonces hay que comprar nuevas semillas cada vez".

Buscando frutos más resistentes, grandes y de aspecto "bonito", los agricultores llevan mucho tiempo hibridando semillas. El problema que tiene esta práctica es que no se pueden utilizar en generaciones sucesivas, porque se deteriora la información genética y no se obtienen frutos de la misma calidad. Y no es el peor panorama, ya que esta hibridación es una práctica natural, al fin y al cabo. No lo es la creación de semillas transgénicas. Son aquellas que ha sido manipulada genéticamente, tanto por la introducción de genes distintos a los que tenía la semilla original (incluso genes animales), como por la extracción de éstos o ambas cosas. Esta manipulación sólo puede ser realizada por multinacionales especializadas en ingeniería genética, como la archiconocida Monsanto. Estas semillas no son reproducibles, hay que generarlas artificialmente y comprarlas todos los años. Y por supuesto, están patentadas. Ningún agricultor tiene acceso al "código" de la semilla que está plantando y cuidando hasta que da el fruto. Y quien trate de modificarlo, será perseguido cual webmaster compartiendo enlaces para descargar música o cine.

Seguir leyendo »

Premios Goteo a los proyectos del Hackathon de Periodismo de Datos Abiertos 2013

Visualización de las fosas comunes de la guerra civil en Anadalucía, generadas por el proyecto "Vidas contadas"

Los días 25 y 26 de mayo ha tenido lugar simultáneamente en Madrid, Barcelona y Sevilla el primer hackatón de periodismo de datos abiertos, titulado “Cuando los datos cuentan historias”. El encuentro se ha enmarcado en las I Jornadas de Periodismo de Datos y Open Data que ha organizado por el capítulo español de la Open Knowledge Foundation. Desde Goteo, a parte de participar activamente de la experiencia, hemos decidido otorgar sendos premios a dos de los proyectos desarrollados en ese taller de datos abiertos y periodismo, en base a su potencial impacto social. Dichos premios consistirán para cada uno de los ganadores en una de nuestras asesorías online personalizadas para preparar campañas de crowdfunding en Goteo, más seguimiento y acompañamiento en las redes sociales.

Pero vayamos por partes: ¿qué es eso del hackathon? Los hackathones son encuentros intensos de unos pocos días, normalmente presenciales, en que un grupo de programadores y más personas trabajan colaborativamente en el desarrollo colaborativo de software. El objetivo que suelen tener estos encuentros suele ser doble: por una parte realizar aportaciones de código u otros conocimientos al proyecto que se desee y, por otro, aprender y hacer networking en un ambiente distendido. En esta ocasión, en torno a la necesidad de desarrollar aplicaciones y visualizaciones de datos abiertos de interés público, que puedan revertir en una mejor y más dinámica documentación y comunicación periodística. Así que el fin de semana, por tanto, aunque en proporciones desiguales, se han dado cita en sedes como Medialab-Prado o el CCCB de Barcelona tanto periodistas y como desarrolladores, varios de ellos con formación en extracción, tratamiento y visualización de datos. Y sobre todo ganas de aprender y hacer cosas :)

En paralelo a presentaciones de proyectos y de trucos para extraer, formatear y compartir datos públicos, se ha trabajado en un pad de texto colaborativo, se han hecho presentaciones simultáneas por videoconferencia y, sobre todo, sacado punta a 9 ideas que gracias a este tipo de apuestas por el desarrollo horizontal y dinámico de aplicaciones ahora ya son más potentes, visuales y próximas a hacerse realidad. Desde gráficos para conocer mejor la lacra de la violencia de género, que reflejan los datos proporcionados por el Instituto de la Mujer, hasta el tratamiento de los resultados de una encuesta sobre el 15M, pasando por visualizaciones dinámicas del organigrama de la Generalitat de Catalunya, por el mapeo del cierre de PyMES en España, por el de la calidad de las aguas de baño, por buscadores de datos abiertos de todo tipo o por infografías sobre la exportación, más importante de lo que prece, de los cuatro productos necesarios para la tortilla de patatas (patatas, huevo, cebolla y aceite de oliva). Podéis ver más sobre todos estos proyectos acelerados en el hackathon en los resúmenes y links de la propia web del encuentro.

Seguir leyendo »

Entrevista a David Bollier en torno a la economía y las relaciones del procomún

David Bollier. Fuente: Flickr - Foto de Kennisland bajo licencia Creative Commons BY-SA 2.0

David Bollier es un activista estadounidense, escritor y estratega en torno al procomún, miembro del Commons Strategies Group, autor de obras como Viral Spiral: How the Commoners Built a Digital Republic of Their Own, editor junto a Silke Helfrich del volumen recopilatorio The Wealth of the Commons y blogger desde bollier.org (donde recomendamos por ejemplo su resumen Reflections from the European Deep Dive on the Commons). Desde Goteo le hemos entrevistado con motivo de la conferencia internacional que co-organiza este Mayo en torno a las implicaciones económicas del procomún (si no estás familiarizado aún con el término, aquí una buena definición desde ColaBoraBora, y aquí un test para saber si eres “procomunero/a” y cuánto :)

Enric Senabre: Desde comunidades digitales de código abierto, hasta grupos rurales o indígenas preservando su tierra y sus usos, pasando por ejemplos de patrimonios culturales en todo el mundo como son las lenguas, una vez que alguien comienza a pensar en el procomún (en tanto que recursos que se mantienen en común, al margen de la propiedad privada) éste parece estar en todas partes, bajo muchas formas. ¿Hasta qué punto compartes esa percepción? ¿O los ejemplos digitales y presenciales de procomunes, pese a ricos y variados, son una parte minoritaria de la vida y la sociedad en comparación con el Mercado y el Estado?

David Bollier: Si bien es posible acercarse a la idea del procomún como "bienes comunes" (es decir, las cosas que compartimos) cuanto más profundamente uno se adentra en el procomún, especialmente como participante, más obvio resulta que el procomún es como una lente diferente para entender el mundo. Así como la cultura del Mercado tiene su propio orden implícito sobre cómo debemos relacionarnos con la naturaleza, con los objetos y con los demás, del mismo modo el procomún implica una forma diferente de percibir y de ser. No se trata de transacciones impersonales, mediadas por dinero y que se traducen en el intercambio de bienes para progresar materialmente en base solo al interés de uno mismo, ese paradigma básico del mercado. El procomún en más un verbo que un sustantivo. Se trata de compromisos sociales y negociaciones en constante evolución para la gestión responsable de un recurso compartido. Por lo tanto el procomún no es sólo el propio recurso, en tanto que artefacto o algo físico, sino la comunidad y sus prácticas, los valores y la cultura que se acuerdan para la gestión del recurso. Todo ello es siempre algo en proceso, una dinámica en desarrollo. No es sólo "una cosa".

El procomún pueden ser un modelo amenazante para muchos agentes corporativos y gubernamentales, ya que propone un empoderamiento de las personas y un papel diferente, más activo para la gente que el simplemente consumir o votar. También sugiere otro tipo de legitimidad social y moral, y las diferentes formas de satisfacer las necesidades de cada uno. Por lo tanto suele darse una tensión cultural entre la perspectiva del procomún y las nociones convencionales de "ciudadanos que envían peticiones al Estado para que cambie". Si bien hay inmensas diferencias entre tipos de procomún (especialmente aquéllos que tienen que ver con los recursos naturales y la información digital) el paradigma social básico es el mismo: “¿Cómo puede una comunidad distinta proteger un recurso compartido en el tiempo y asegurar que el sistema siga siendo accesible y utilizable de modo justo y equitativo?”

Enric: La conferencia internacional The Economics of the Commons que tendrá lugar este Mayo en Berlín, de la que eres co-organizador junto a diferentes expertos e instituciones, tiene la finalidad de explorar nuevas ideas, prácticas y alianzas alrededor del procomún. Surge tras intensos talleres en diferentes regiones del mundo, junto a muchas personas involucradas en el estudio y la experiencia directa en la acción colectiva y la gestión colectiva de recursos. Aunque la conferencia tendrá lugar en Alemania, y Europa se encuentra ahora en un proceso político y económico muy especial debido a las dinámicas depredadoras de la economía de Mercado, ¿cómo ves la evolución de los “commoners” o “procomuneros” y sus comunidades de práctica en conjunto, desde una perspectiva global? ¿Cuáles son para ti las principales diferencias entre procomunes poniéndose en práctica o defendiéndose en diferentes partes del mundo?

David: A pesar de que hay enormes diferencias entre agricultores filipinos, hackers brasileños, comunidades de subsistencia africanas, eruditos que publican en revistas de acceso abierto, los jardineros y agricultores de una comunidad, y muchos otros, las tenazas de la economía de Mercado están empezando a revelar que todas estas personas tienen mucho en común, como procomuneros. Por lo general, sufren la presión o son víctimas de los mercados, y ahí su patrimonio común está convirtiéndose en una poderosa fuente de autoabastecimiento, de solidaridad y de identidad. Así que la gente está empezando a despertarse y ver que sus comunidades (que incluso pueden no reconocer como un procomún) son formas alternativas de creación de valor, fuera del Mercado y el Gobierno. Eso está llevando a una nueva conceptualización de la política y la gobernanza, a un nuevo abanico de posibilidades más allá de las disponibles a través del concepto de ciudadanía tradicional (es decir, la votación, la promoción de políticas, etc). Este cambio de perspectiva se puede ver en la proliferación de "movimientos alternativos" que se niegan a trabajar en "el sistema" porque se dan cuenta que el sistema es demasiado corrupto, ineficaz o dominado por corporaciones que quieren lograr lo que sea a toda costa. La primavera árabe, el movimiento Occupy, los Indignados, Anonymous y muchos otros, son síntomas de una profunda insatisfacción con la maquinaria económica y política neoliberal, la cual está provocando enormes daños e incumplimientos de promesas.

A la luz de todo esto, el gran reto para los procomuneros de todo el mundo es descubrirse entre sí y coordinar libremente su trabajo aprendiendo unos de otros. Debemos empezar a formular una visión más desarrollada, una filosofía y un conjunto propuestas políticas, sin dejar de tener en cuenta, cuidar, gestionar y mejorar cada procomún individualmente. No obstante, no veo esos esfuerzos evolucionando hacia una nueva ideología o movimiento centralizado, ya que el procomún se basa más en prácticas sociales (participación, debate, negociación, experimentación, gestión auto-organizada) que en un formulaciones intelectuales. Pero muchas variantes “fractales" del procomún necesitan (re)conocerse y darse cuenta de que no están aisladas. Este reconocimiento abre la puerta a nuevos tipos de conversaciones y a la cooperación transnacional, a pesar de las diferencias significativas entre procomuneros que viven en diferentes lugares. Por ejemplo, los agricultores de los países del Sur pueden utilizar el lenguaje y la identidad del procomún para hacer valer nuevos tipos de solidaridad con los habitantes de los países industrializados, que están tratando de relocalizar sus economías y luchar para limitar el alcance del copyright y las patentes. Cada uno funciona en diferentes circunstancias, pero cada uno se enfrenta también a batallas muy similares y podría convertirse en una fuerza poderosa al reunirse. Piensa por ejemplo cuántas fuerzas comunes y basadas en el P2P o redes entre iguales se unieron para luchar contra el ACTA. Un tipo de conversaciones y colaboraciones políticas que están aún en una fase muy temprana.

Enric: Para la conferencia se tendrá especial cuidado en evitar una "sectorialización" de la discusión en torno al procomún, fomentando una "narrativa general" coherente con el concepto que está nutriendo el cambio social global y aplicándose a través de diferentes sectores. ¿En qué medida crees que las diferencias entre las experiencias digitales y offline del procomún, así como entre las personas y sus prácticas cotidianas en ese ámbito, podrían generar una discusión no constructiva o incluso fricciones?

Seguir leyendo »

Dinero ciudadano para contar lo que Goliat esconde

Captura de pantalla del vídeo de la campaña de crowdfunding 'Cara y cruz de las multinacionales españolas en América Latina', de Nazaret Castro

Unas 60 personas han desembolsado en sólo una semana 2.231 euros para que la periodista Nazaret Castro investigue sobre el terreno el papel de las multinacionales españolas en América Latina. Es probable que la mayoría de estos ciudadanos estén acostumbrados a ver sus anuncios, esos que les proponen una "actitud azul" o que les insinúan que "queremos ser tu banco". Es un secreto a voces que los grandes anunciantes privados como estos, o como el propio Estado (el principal anunciante del país según varios expertos), tienen un enorme peso en la balanza que equilibra, en cada medio tradicional y cada día, qué noticias o qué enfoques quedan en el plato de la luz y cuáles en el de la sombra.

El objetivo de esta reportera es hurgar en las consecuencias (sean cuales sean) del ejercicio económico e industrial de empresas como Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa, Telefónica o el Banco Santander. En la revista independiente donde publicará su trabajo, 'fronterad', no ven interés en los grandes medios por meterse en este charco, "máxime cuando estas empresas se encuentran entre los principales anunciantes de estos medios", como explica la propia Castro. Por si alguien duda de que realmente existan tales presiones, de que opera un 'Goliat anunciante', lean qué opina Alfonso Armada, director de 'fronterad': "Con temas de esa envergadura casi nadie se atreve porque te arriesgas a perder la publicidad que no tuviste y que, tal vez, ya no tendrás". Armada es además adjunto al Director en ABC y fue reportero de El País durante más de una década. Sabe de lo que habla.

Tenemos pues grandes medios de comunicación cuyo modelo de negocio les hace terriblemente dependientes de los grandes anunciantes privados -como estas multinacionales- y de los públicos, las diversas administraciones, la mayoría de las cuales, además, actualmente en España se encuentran en las manos de un mismo partido. Por otro lado observamos medios pequeños que quieren ocupar ese nicho vedado a los grandes para hacer periodismo de servicio público e independiente y que, de momento, están encontrando en el crowdfunding una buena vía. 'Fronterad' no es el único caso, hace unas semanas hablábamos en Colaboratorio del gigantesco éxito de la campaña del 'micro-nano-medio' local Cafè amb Llet (dos periodistas) para financiar su investigación sobre la corrupción política en la gestión de la Sanidad Catalana: trataron de callarles con una demanda y tras una campaña en la plataforma Verkami sacaron para pagar la multa y les sobró para editar un libro donde profundizar más en su investigación. Ningún gran medio catalán, pese a sus recursos, se había planteado siquiera el asunto. La autocensura es un activo que quizá valoren los grandes inversores publicitarios, les puede ahorrar descolgar el teléfono.

Seguir leyendo »

"Urge encontrar un modelo que permita pagar decentemente por hacer buen periodismo"

El periodista y director de 'fronterad', Alfonso Armada

El periodismo comienza a moverse fuera de sus fronteras históricas, aquellas que delimitan el contorno de los medios tradicionales y sus modelos de sostenibilidad económica. Lo acabamos de leer en el post que sirve de preámbulo a esta entrevista: 'Dinero ciudadano para contar lo que Goliat esconde'.

Ahí vemos destellos (aún leves) de esa ansiada "salvación del periodismo" que evite que acabe devorado por su propia infraestructura. Uno de esos casos narra la reciente aventura en la que se ha embarcado la revista digital ''fronterad'': una serie de reportajes de investigación sobre el terreno acerca del impacto real en América Latina de la presencia de multinacionales españolas. Como recuerda la reportera Nazaret Castro en la página de campaña para recaudar fondos que hagan posible este trabajo, algunas de estas empresas, además, "provienen de la privatización de compañías públicas (Endesa, Telefónica, Repsol), y su ascenso y consolidación en América Latina ha sido fomentada por los distintos gobiernos españoles". "La opinión pública española tiene el derecho, y el deber, de pedir explicaciones a sus representantes políticos", y este 'Cara y cruz de las multinacionales españolas en América Latina' pretende proporcionar la información que lo posibilite.

Nos lo explica directamente Alfonso Armada, director de ''fronterad''. Armada es un veterano periodista que además es adjunto al director del diario ABC y director del master de Periodismo de este medio, del que anteriormente fue  corresponsal en Nueva York. Antes pasó muchos años en la redacción de El País, para el que cubrió el cerco de Sarajevo y fue corresponsal para África durante cinco años. Un profesional formado en un mundo donde el periodismo era rentable y retribuido y que ahora, desde una perceptible prudencia, se embarca junto con otros pares en la búsqueda de nuevas vías:"Nos faltan ideas empresariales, no periodísticas. Confiamos en que lo que hacemos es necesario. Pero tratamos de no confundir nuestros deseos con la realidad".

Seguir leyendo »

Los Vulnerables: una multitud que arde en el combate de la vida

Los Vulnerables: imagen desarrollada por Efrén Álvarez y que representa a la Godzila Ciudadana.

Imaginad una multitud girando alrededor de un fuego invisible, imaginad una multitud invisible atravesando un fuego visible. Imaginad a una multitud, que pese a haber sido mutilada, camina, habla, grita, retrocede, se oculta y es ocultada. Imaginad a una multitud que arde en el combate de la vida. Dicen que entonces los vieron por primera vez y que tras ellos se erigía un escudo que los hacía invencibles. Eran: Los Vulnerables.

De esta forma se presenta la 15ª edición del Festival ZEMOS98: Los Vulnerables, que se celebra durante toda esta semana, del 8 al 13 de abril, entre el Centro de las Artes de Sevilla y algunos otros espacios de la ciudad.

Los Vulnerables, profundiza en la idea CopyLove: Procomún, amor y remezcla, que tuvo su germen en la pasada edición del Festival. Una oportunidad para abandonar nuestro frenético y patológico ritmo y adentrarnos en los afectos, los procesos de interdependencia, el hamor (con h de dejarse habitar), la ayuda mutua y los desahogos y cuidados sin los cuales es imposible imaginar una vida en común. Todo un imaginario que compone una ontología de la que emerge con fuerza la 'cuidadanía', armada con todas las vulnerabilidades que la sociedad productiva entiende como debilidades, como fallas para el rendimiento del sistema; cuando en realidad son aquello desde lo que hacernos fuertes y avanzar en la igualdad desde la diferencia; son las acciones y actitudes que sin ser parte de la economía formal, conforman el suelo que pisamos y esconden la promesa de una vida que merezca la pena ser vivida.

Los procomunes invisibles

Y es que estamos totalmente infectadas por el virus de lo productivo. Incluso desde nuestros propios colaboratorios, intentando desarrollar prácticas contrahegemónicas, muchas veces (demasiadas) nos dejamos llevar por la fiebre del 'más y mejor'. Seguimos apostando por la efectividad en vez de por la afectividad, por los procomunes en el sentido productivo y no en el reproductivo.


Relegamos a un segundo plano los procomunes invisibles, todos esos vínculos, prácticas, fetiches y recursos no-monetarios, modos de hacer que (para bien o para mal) hemos asimilado en nuestro hacer colectivo y que hacen sostenible la vida en común. Recursos invisibles o invisibilizados. Invisibles porque los hemos interiorizado como parte 'natural' de nuestra práctica; invisibilizados desde una doble vía: tanto por el régimen desarrollista en el que vivimos que a menudo ignora aquello que hace la vida vivible, como por una estrategia ¿deliberada / retórica / simplemente incapaz de ser otra? de ocultación y potencia frente a los poderes establecidos. Sea como sea, en todos los casos, de manera consciente o inconsciente se produce un problema de desvalorización y deslegitimización.

Seguir leyendo »

P2Política, el gobierno de los pares

la P2Ppolítica funciona de una forma parecida a cómo lo hace una red peer-to-peer. @ColaBoraBora, bajo una licencia CC 3.0 BY-SA 3.0

Imagina que cualquier ciudadano pudiera dialogar con cualquier concejal, diputado, senador o embajador. Imagina que pudiera co-crear leyes con ellos, participar aportando ideas para el bien común. Los Gobiernos ya no hablan apenas con Gobiernos. Los activistas tampoco dialogan sólo con activistas. En esta nueva democracia existen otros mecanismos de conversación: todos pueden hablar con todos. Por si fuera poco, los documentos y contenido de esta democracia son totalmente transparentes. Además, el sistema no funciona por jerarquía sino por meritocracia. Quien más méritos demuestra, goza de más reputación social. Un diputado o ciudadano especialmente activo en política tiene más autoridad moral que otros.

Bienvenidos a la P2Ppolítica, un nuevo prototipo político que funciona de una forma parecida a cómo lo hace una red peer-to-peer, red entre pares o P2P por sus siglas en inglés. Este tipo de red, también conocida como red distribuida, es la base de Internet. No tiene centro. Cuanto más descentralizada, más robusta. Cualquier nodo puede conectarse a cualquier nodo. Y es muy habitual encontrarla en el mundo informático y tecnológico. Sin embargo, en los últimos tiempos, el formato de red peer-to-peer se usa como metáfora política. No es casualidad. En el mundo del software libre esta topología de red ha abierto nuevos procesos participativos, colaborativos y abiertos para la organización colectiva.

Seguir leyendo »

Los países sudeuropeos y América Latina se citan para correr juntos la carrera del P2P

El P2P es el eje común del wikisprint previsto para este 20 de marzo. Crédito: @ColaBoraBora, bajo una licencia CC 3.0 BY-SA 3.0

La maltrecha Europa del Sur y la pujante América Latina estarán más unidas que nunca mañana miércoles, 20 de marzo, gracias al wikisprint auspiciado desde la P2P Foundation y decenas de sus principales activistas en todo el mundo. Un wikisprint es un evento de producción colaborativa de contenidos que se realiza de forma intensiva en un período de tiempo breve y tiene lugar en un plataforma tipo wiki, en la que cualquier persona puede participar añadiendo sus conocimientos o refinando los de los demás. En concreto, el #P2PWikisprint busca documentar y mapear colectivamente iniciativas vinculadas al P2P (peer-to-peer) en todo el mundo para hacerlas más accesibles y reconocibles a cada vez más personas.

Aunque inicialmente iba a ser un evento Iberoamericano para coincidir en fecha con la visita a Barcelona de su mayor referente teórico, el belga Michael Bauwens, activistas italianos y griegos decidieron unirse en nombre de sus países, cambiando el tradicional paradigma 'iberoamericano' para expandirlo. La importancia de esta unión del sur de Europa y América Latina no es casual. España es el país del mundo con mayor número de espacios de coworking per cápita (tercero en cifras absolutas, tras EE.UU. y Alemania), según un reciente estudio de DeskWanted. El nuestro es también un país con gran implantación de las nuevas monedas sociales. España, además, en 2010 ya tenía más obras licenciadas con Creative Commons que Estados Unidos, con 223 por cada 1.000 habitantes. España es también el cuarto país del mundo en número de fab labs, tras EE.UU., Holanda y Francia.

Seguir leyendo »

Hackeando para el bien

“HackForGood” es un hackathon centrado en la innovación social

La semana pasada se celebró un encuentro simultáneo y distribuido muy especial en Madrid, Bilbao, Barcelona, Valencia, Valladolid, León y las Palmas de Gran Canaria, organizado por diferentes universidades españolas en colaboración con fundaciones, empresas y entidades del tercer sector. La llamada, HackForGood, es decir hackear para el bien. Que el hacker no debe ser entendido solo como ese individuo oscuro que se entremete en servidores y sistemas ajenos para destrozar, ridiculizar o robar es, por suerte, algo cada vez más aceptado y comprendido, y en diferentes ámbitos el “hackear” se interpreta en castellano (al margen de la RAE de momento, pero no de Wikipedia :) como explorar sistemas o desarrollarlos apasionadamente, buscando soluciones creativas mediante la tecnología.

Compartiendo la filosofía de lo que se conoce entre desarrolladores como hackathon, un tipo de encuentro que permite intensificar la colaboración y el “aprender haciendo” en torno al desarrollo de software, HackForGood ha sido promovido por Telefónica, la ETSI de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid, UEIA,MashMe.tv y laFundación Hazloposible con el apoyo de la Red de Cátedras Telefónica y la colaboración de la Confederación de Escuelas de Diseño.

En eso ha consistido y aún rezuma actividad en la red #HackForGood, una apuesta por arremangarse y trabajar en equipos de desarrollo durante tres días, en espacios compartidos donde presentarse mútuamente y establecer retos previamente de aquellos problemas que merece la pena solventar en colaboración, sin preocuparse de la hora o la comida ya que el espacio está preparado de todo lo necesario para ponerse a trabajar. Así que se dieron cita en torno a más de 60 retos sociales unas 400 personas provenientes del tercer sector y el desarrolo de aplicaciones, que cocinaron conjuntamente aplicaciones en torno a los cuatro ejes temáticos definidos: jóvenes y desempleo, discapacidad, envejecimiento activo y nuevas formas de participación en la innovación social.  

Desde Goteo nos apuntamos a seguir el proceso de cerca en algunas sedes (ver crónicas más abajo) y a otorgar un premio en cada sede basado en nuestra asesoría personalizda para crowdfunding de proyectos abiertos, que nos alegra haber otorgado y empezar a llevar a cabo para los siguientes desarrollos: la Escalera de Kirikú (aplicaciones para el aprendizaje aritmético para la población analfabeta de Senegal); el mapa de comedores sociales (para agilizar su proceso de recogida de alimentos); Meveo (gorra oppensource con cámara con sensores que detectan el estado de ánimo de personas discapacitadas); Techo para desahuciados (sistema de información y aviso que facilite el acceso a los albergues disponibles a las personas sin techo); Sígname (un pluggin que permita adaptar a la lengua de signos contenido web que no lo tiene bajo demanda de personas sordas).


_IGP1426

Aquí os dejamos con un par de crónicas de lo que pudimos ver en sendas sedes de HackForGood en madrid y Bilbao:

HackForGood Madrid

En H4G Madrid se presentaron un total de 18 retos categorizados, muchas buenas ideas que rivalizaban entre la atención y capacidad de trabajo de los desarrolladores que asistieron. En el este enlace se describe en 30 segundos cada uno de los retos a los que se enfrentaron los equipos:

El estado de ánimo general estuvo impregnado de una motivación empujada por la convicción de que cada uno, desde su capacidad individual y concreta, puede empujar un proyecto de calado mayor y más general. Algo identificado totalmente con la filosofía de Goteo, pese a que no todos los proyectos se plantearan liberar diseño y/o código.

Finalmente, el proyecto MeVeo, del grupo Fantastic Five, es el gran ganador del Hackathon en Madrid. Se llevan varios de los premios mayores y el premio Goteo por el diseño y fabricación de un prototipo totalmente opensource de una gorra con cámara con sensores que detectan el estado de ánimo de personas discapacitadas a través de la medición de parámetros biométricos como la frecuencia cardiaca, y captura en vídeo y foto los momentos que aquellas desean recordar.

Seguir leyendo »