La portada de mañana
Acceder
Solo la mitad de las vacunas que España donó han llegado a su destino
El coro de la serie 'fantasma' de José Luis Moreno le denuncia
Opinión - 'Tengo un hospital en mi casa', por Rosa María Artal

Oliva inaugura un memorial en honor a sus 68 víctimas del franquismo

Imagen del monumento levantado en el cementerio de Oliva.

Oliva ha inaugurado un memorial a las víctimas del franquismo que se ha instalado en su cementerio. La inauguración del monumento, que rinde homenaje a los 68 vecinos de la localidad asesinados por el franquismo entre 1939 y 1944, contó con la presencia de alrededor de 300 personas.

La alcaldesa de Oliva, Yolanda Balaguer, hizo énfasis en la importancia de recuperar la memoria y construir un relato común. “La recuperación de la memoria histórica es una tarea esencial para fortalecer la calidad democrática de nuestra sociedad”. También dio ánimos en las tareas de investigación de los restos de sus familiares: “deseo que las investigaciones forenses derivadas de las exhumaciones de las Fosas de Paterna, Sueca y Gandia den resultados positivos y podáis identificar a vuestros familiares para darlos sepultura digna”, concluía la alcaldesa.

Por su parte el concejal de Memoria Democrática, Josep Escrivà, explicaba que “la construcción de un memorial democrático con todos y cada uno de los nombres de las víctimas del franquismo es un hito que hemos conseguido trabajando juntos de la mano de los familiares de las víctimas”. Los familiares de las víctimas del franquismo “han formado parte del ejercicio participativo para construir esta visión común con aquello que simboliza para ellos este memorial”.

Teresa Llopis subrayó la necesidad de conocer la verdad para garantizar la no repetición de estos terribles hechos: “Las tareas de la Memoria Democrática no se hacen por los muertos, porque los muertos ni sienten, ni sufren, ni necesitan más descanso. Quienes necesitamos descanso somos los vivos, los familiares que todavía continuamos buscando sus restos para darlos justa y digna sepultura. Pero también el conjunto de la sociedad, que lejos de olvidar el ocurrido, tiene que recordarlo porque en el acto de recordar está la garantía del aprendizaje y con ella, la de no repetir estas horrorosas injusticias”.

Josep Colomar es el autor del monumento cargado de connotaciones simbólicas, y explicaba el memorial que está ubicado en una jardinera cavada por debajo del nivel del suelo y rellenada de piedras blancas que simboliza una fundición con restos calcáreos de los huesos, hasta el momento sin identidad. Consta de una estructura metálica de acero patinable (con acabados oxidados artificialmente) que hace alegoría al muro oxidado por la sangre derramada y por el paso del tiempo hasta encontrar la paz.

El acto contó con la presencia de los pocos hijos e hijas de los represaliados que continúan con vida. Estuvo dirigido por Blai Gisbert, bisnieto de uno de los ejecutados y contó con la participación de muchos bisnietos y bisnietas que leyeron tanto los nombres de sus bisabuelos, como las impactantes cartas de despedida de algunos de ellos, escritas en los últimos momentos de vida, antes de ser ejecutados.

Otra nota simbólica fue la ofrenda floral con 68 rosas y la ofrenda de tierra procedente de los cementerios donde se localizan las fosas comunes que han albergado durante tanto de tiempo los cuerpos de sus antepasados.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats