eldiario.es

9

ConsumoClaro ConsumoClaro

Elegir un aspirador de escoba sin cable: diez claves para tener en cuenta

Se trata de un electrodoméstico con un ratio de calidad frente a precio muy ajustado, por lo que los modelos óptimos salen caros

Por tanto, es fundamental atender a todos los parámetros para no errar en nuestra compra

Foto: Dyson

Foto: Dyson

Después de la moda de los robot aspiradora, ahora le llega el turno a las aspiradoras sin cable. Llevan en el mercado desde hace más de una década, pero o bien la poca autonomía de sus baterías o su escasa potencia, las hacían la opción más descartable. Hasta hace unos pocos años. Hoy las tornas han cambiado con la optimización de materiales, de las baterías de litio y de la tecnología ciclónica, que permite gran potencia de aspirado sin necesidad de un motor de gran volumen y peso.

De este modo, y con su base de consumo en Asia, donde las casas son más pequeñas, han conquistado los mercados occidentales merced a su facilidad de manejo, a su volumen magro, que permite guardarlas en cualquier espacio, y sobre todo, a la ausencia de cables. Precisamente el librarse de una fuente de alimentación fija es lo que las ha hecho tan disruptivas como puedan serlo los robots.

En realidad ambas tecnologías se complementan, pues el aspirador escoba sin cable no está en principio pensado para sustituir a un aspirador convencional, al menos no en grandes superficies, aunque se puede usar si se va cargando entre tareas. Su función es más la de retirar la suciedad y el polvo finalmente, tras el trabajo previo de un robot aspirador, por ejemplo, o la de centrarse en espacios concretos y de difícil acceso.

Precisamente, por este carácter en principio complementario de otras tecnologías, conviene mirar bien los factores que los definen a la hora de elegir un aspirador escoba, pues los modelos que realmente nos pueden ser útiles no son precisamente baratos. Es mejor estar seguros de que acertaremos en la elección y no lamentar después el dispendio realizado. A continuación citamos los diez principales factores a tener en cuenta a la hora de elegir un aspirador de escoba sin cable.

1. La autonomía

Ha mejorado muchísimo en la última década, y los modelos más punteros alcanzan los 30 minutos en modo "máxima potencia", pudiendo extenderse a los 45 en modo "potencia media". Pero también hay en el mercado modelos que son un chiste y no pasan de los cinco minutos a máxima potencia, requiriendo carga casi inmediata. Es preceptivo, pues, preguntar antes que nada por el rango de autonomías a máxima potencia de los modelos que nos ofrezcan.

2. La potencia

Dicho lo anterior, conviene asegurarnos de que no nos dan gato por liebre, es decir, autonomía a cambio de potencia baja. De poco nos sirve un modelo que dure un buen rato aspirando si no es capaz de trabajar bien sobre alfombras o sofás, o de aspirar moquetas, por ejemplo. Asegurémonos de que la potencia expuesta es suficiente para estos fines.

A tal fin, la tecnología que mejor rendimiento muestra es la ciclónica, donde se consigue hacer el vacío con un tambor que rueda sobre un eje vertical, forzando al aire a generar una especie de ciclón succionador. Su principal ventaja es que ofrece potencia sin necesidad de aumentar el volumen del motor.

3. La facilidad para limpiar los filtros

El siguiente aspecto en el que tenemos que fijarnos son los filtros. En estos modelos, sobre todo si no usan bolsas de papel, son el primer frente que detiene la suciedad. Suelen ser filtros HEPA no muy gruesos, para evitar restar potencia de succión. Deben poder extraerse con facilidad para lavarse sin problemas y secarse, de modo que queden limpios. Deben poder volver a colocarse y si llega un momento en que pierden su eficiencia, debe haber recambios en el mercado disponibles.

4. El peso

Una vez verificados los tres primeros factores en nuestro favor, llega el problema práctico: el peso. No hay uno solo, porque cada persona tiene una fuerza diferente, pero un buena escoba sin cables debe ser ligera y manejable, para evitar que nos canse o nos fuerce a lesiones. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de aspiradores que serán movidos en su conjunto e igual los usamos para aspirar telarañas del techo. Un peso óptimo es aquel que se mueve en torno a los tres kilos máximo.

5. La solidez

El peso vendrá determinado por los materiales utilizados, siendo el plástico el más común y ventajoso. Pero el conjunto debe mostrar solidez en un uso cotidiano que implique golpes o acople de piezas, sin que haya roturas. El pasado año, la prestigiosa revista Consumer Reports retiró su recomendación a los aspiradores de escoba de la marca Dyson porque a pesar de ser los mejores con diferencia en otros factores, eran los primeros en presentar roturas. Un aspirador no es un juguete y debe estar pensado para durar.

6. La versatilidad de sus complementos

Lo interesante es que sirva tanto de aspirador escoba o de altos como de aspirador de mano para rincones, para la cocina o el mantel; o para el pelo del perro o el gato en el sofá, el coche, etc. Para ello debe ser muy versátil y modular, a base de distintos complementos que se ensamblen y se desmonten con facilidad. No nos conformemos con un modelo que solo puede funcionar de palo succionador.

7. Los sistemas de anclaje

Adicionalmente, es recomendable que el electrodoméstico disponga de algún sistema de anclaje en paredes o suelo, de modo que se acomode estéticamente y no sea un estorbo o tenga riesgo de caer al suelo.

8. La rapidez de carga

Normalmente, cuando se descargan, tienen una carga lenta. El motivo es que como en todas las baterías de litio, el calor les acorta su vida; ergo conviene que se carguen sin calentarse. Pero las tecnologías avanzan y hay baterías que se cargan con más prestancia sin calentarse y nos tienen el aspirador nuevamente dispuesto con mayor prontitud.

9. Si cuenta con recambios de batería

Muy pocos fabricantes disponen de baterías de intercambio, pero si damos con un modelo que las tiene, sin duda es un punto a favor siempre que se cumplan el resto de factores. No es un tip ni limitante ni fundamental, pero es una comodidad para tener en cuenta.

10. El precio

En este campo ocurre que no solo a mejores prestaciones, mayor es el precio; además, la diferencia de precio entre los modelos a tener en cuenta y los que no merecen la pena es abismal. En realidad, por debajo de los 300 euros difícilmente encontraremos modelos competentes, y los mejores se sitúan entre los 400 y los 600 euros.

De todos modos, marcas como Karcher o Roidmi ofrecen modelos competitivos para uso complementario, mientras que los modelos de Dyson y Bosch son los que más rendimiento ofrecen, pudiéndose emplear como aspirador principal en superficies menores de 100 metros cuadrados.

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha