eldiario.es

9
Menú

ConsumoClaro ConsumoClaro

Si no se lava la cafetera moka, ¿el café es de mejor o peor calidad?

Cómo lavar correctamente tu cafetera italiana para que no estropee el sabor del café 

32 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Café subiendo en la cafetera italiana. Foto James Simon

Café subiendo en la cafetera italiana. Foto James Simon

Las cafeteras italianas (también conocidas como Moka o cafetera Oroley sobre todo en España) han sido y son una de las más utilizadas por los italianos, de ahí su nombre. Es una de las formas más tradicionales de preparar café (te recomendamos nuestro artículo Cómo preparar el mejor café en tu cafetera italiana) y muchas personas prefieren el café hecho con este tipo de cafetera al elaborado con una máquina espresso. 

La principal ventaja de este tipo de cafetera es que permite extraer un café muy caliente, algo muy valorado por los amantes del café, y además es posible hacer café para varias personas a la vez. Su funcionamiento es sencillo: consta de tres partes (recipiente inferior, filtro y recolector) que permiten infusionar el café impulsando agua caliente hacia arriba, pasando por el filtro que contiene el café molido.

Este objeto, además de ser muy valorado por la calidad del café que proporciona, es uno de los numerosos objetos de cocina sobre los cuales ciernen ciertas creencias que se van incorporando con fuerza. Una de ellas es la idea de que este tipo de cafetera es mejor no lavarla demasiado, o no lavarla. ¿Qué hay de cierto en esto? Si no la lavamos, ¿el café es de mejor o peor calidad? ¿Ponemos en riesgo nuestra salud?

Cuándo y cómo limpiarla

La cafetera, como cualquier otro objeto de cocina que se usa para preparar alimentos o bebidas, es preferible lavarla y en efecto el café puede ser de peor calidad si no se lava durante su vida útil y la goma se estropea, el filtro se obtura o los fondos cogen moho durante los periodos en que no se usa. Pero, ¿debe hacerse después de cada uso o solo de vez en cuando? 

Foto: Alexandre Albore

Foto: Alexandre Albore

Puede hacerse de vez en cuando, no es necesario que sea un rito diario. No obstante, debe tenerse en cuenta que limpiar la cafetera y el filtro es, con toda probabilidad, una de las partes más importantes de todo el proceso de hacer café. Sobre la necesidad de hacerlo, pero sobre todo sobre la manera cómo hacerlo, surgen distintas opiniones y maneras de hacerlo. Se haga como se haga, el objetivo final es que cuando se vuelva a preparar café, la cafetera tenga el mínimo rastro químico posible.

  • La cafetera tiene que desmontarse con todas las distintas piezas. Podemos empezar por limpiar el exterior como lo haríamos con cualquier otro utensilio de cocina, como una olla de acero, usando una esponja suave que no dañe la superficie.

  • Debe  prestarse atención a la parte inferior, una de las más propensas a ennegrecerse por el contacto directo con el fuego.

  • El filtro y la junta son quizás dos de las partes de la cafetera que más atención requieren: cuanto más sucias estén, más se obstruyen y, por tanto, más difícil será el paso del café. En este caso, la calidad del café se verá directamente afectada.

  • El filtro puede sumergirse en agua hirviendo con un vaso con vinagre. De esta manera, las áreas más obstruidas se ablandan y se pueden desatascar fácilmente. Debe tenerse en cuenta que un filtro atascado impide el paso correcto del agua y, por tanto, del café. El filtro debe enjuagarse bien con agua.

  • La junta de la goma también debe estar en buen estado y puede limpiarse con un paño empapado en vinagre para eliminar los restos quemados de café.

  • El  recolector, es decir, la parte donde termina el café ya listo para servir y que se encuentra en la zona superior, también puede lavarse con agua caliente.

  • Una última recomendación: secar muy bien con papel de cocina una vez lavada para evitar la formación de moho en el interior. 

Llenando el filtro con café. Foto: Rama. https://es.wikipedia.org/wiki/Cafetera_moka#/media/File:Coffee_f3327912.jpg

Llenando el filtro con café. Foto: Rama.

Consejos para preparar un buen café con cafetera italiana

Dos ingredientes: agua y café. Nada más. Puede parecer fácil, pero a menudo el resultado no es el esperado: un café demasiado fuerte o demasiado acuoso, o sin aroma ni sabor.

  • Usar  preferiblemente agua mineral o desclorada, aunque la del grifo puede servir perfectamente.

  • Elegir el  nivel de molido adecuado. A diferencia del café expresso, el de cafetera italiana requiere una molienda más grande. A la hora de comprarlo, deberemos fijarnos en la etiqueta y rechazar el que indique "para máquinas espresso".

  • Llenar la caldera con la cantidad de agua correcta, es decir, hasta el borde inferior de la válvula de seguridad. Si nos excedemos, la calidad del café no será la deseada.

  • Llenar el filtro con el café. En este apartado suele surgir la duda sobre si presionar el café o no. Es mejor no apretar excesivamente para facilitar el paso del agua. Si se aprieta demasiado, puede dificultar la extracción del café y alterar el aroma. Para llenar el filtro, es aconsejable usar una cuchara hasta formar una pequeña montañita y después nivelarlo pasando el mango de la cuchar para eliminar el exceso de café.

  • Usar fuego lento. Un aspecto a menudo olvidado es el de la velocidad del fuego; cuanto más lento sea, más bueno saldrá el café.

  • Y otro aspecto no menos importante, ¿cuándo apagar el fuego? En cuanto la cafetera empiece a burbujear y antes de que el café esté completamente fuera.

  • Antes de servir, es recomendable remover el café para que quede homogeneizado.

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es 

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos,  suscríbete a nuestros boletines

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha