La portada de mañana
Acceder
España, epicentro de los incendios más salvajes de Europa
Núñez Feijóo: no a todo con mejores palabras que Casado
Opinión – El invento para ser real, por Elisa Beni

Las mejores fundas para mantener frías nuestras botellas de vino

Si no ves este contenido puede deberse a la carga en tu dispositivo móvil. Haz clic aquí para recargar la página.

Uno de los grandes riesgos a que nos exponemos aquellos a quienes nos gusta disfrutar de una buena copa de vino cuando salimos a hacer un picnic en verano, o una acampada, es que esta se nos caliente en exceso y no podamos disfrutarlo bien.

Sobre todo si solemos acompañar las comidas de vinos ligeros como un albariño o un rosado que, por lo general, se toma bien frío. Ante esta situación, existen dos opciones. La primera es meter la botella en la clásica nevera azul de playa, pero esta ocupa mucho espacio y puede suponer que no podamos meter tanta agua u otras bebidas no alcohólicas.

La otra, es utilizar una funda enfriadora. Si no nos vamos muy lejos o queremos comer o cenar en la terraza y que el calor no caliente nuestro vino, entonces seguramente esta sea la mejor alternativa. En ConsumoClaro te recomendamos algunas fundas enfriadoras que mantendrán tu vino bien fresquito.

VB VIN BOUQUET

La opción más asequible y sincera: una banda de velcro que funciona como funda enfriadora. Disponible en color negro, azul, rojo o verde, esta tira tiene una superficie de 22,7x14,7 centímetros, apta para la mayoría de botellas. En su interior, encontramos gel azul que se congela.

COM-FOUR 2 fundas enfriadoras

Este puede ser una mejor opción si buscamos, al menos, tener dos fundas enfriadoras para las ocasiones más especiales. Además, según el fabricante, estas también pueden ser útiles para latas de cervezas o refrescos.

Como el modelo anterior, estas disponen de unos velcros para ajustarse al tamaño de cada botella o lata. Están formadas por 6 cámaras de gel para mantener, o enfriar, la temperatura de las bebidas.

VIN BOUQUET NEOPRENO

Las anteriores fundas son útiles cuando estamos en casa o vamos cerca de ella, pero algo incómodas si tenemos que ir algo más lejos de lo habitual. Esta funda de neopreono de VB VIN BOUQUET cuenta con una asa para poder transportar la botella de vino y mantener parte del frío -no cuenta con gel en su interior-. Si quisiéramos que, además, se vaya enfriando por el camino, es compatible con otras fundas.

*El equipo de periodistas y expertos de ConsumoClaro recomienda de forma rigurosa e independiente productos y servicios para nuestros lectores. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos a este texto, elDiario.es recibe una comisión.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Uno de los grandes riesgos a que nos exponemos aquellos a quienes nos gusta disfrutar de una buena copa de vino cuando salimos a hacer un picnic en verano, o una acampada, es que esta se nos caliente en exceso y no podamos disfrutarlo bien.

Sobre todo si solemos acompañar las comidas de vinos ligeros como un albariño o un rosado que, por lo general, se toma bien frío. Ante esta situación, existen dos opciones. La primera es meter la botella en la clásica nevera azul de playa, pero esta ocupa mucho espacio y puede suponer que no podamos meter tanta agua u otras bebidas no alcohólicas.

La otra, es utilizar una funda enfriadora. Si no nos vamos muy lejos o queremos comer o cenar en la terraza y que el calor no caliente nuestro vino, entonces seguramente esta sea la mejor alternativa. En ConsumoClaro te recomendamos algunas fundas enfriadoras que mantendrán tu vino bien fresquito.

VB VIN BOUQUET

La opción más asequible y sincera: una banda de velcro que funciona como funda enfriadora. Disponible en color negro, azul, rojo o verde, esta tira tiene una superficie de 22,7x14,7 centímetros, apta para la mayoría de botellas. En su interior, encontramos gel azul que se congela.

COM-FOUR 2 fundas enfriadoras

Este puede ser una mejor opción si buscamos, al menos, tener dos fundas enfriadoras para las ocasiones más especiales. Además, según el fabricante, estas también pueden ser útiles para latas de cervezas o refrescos.

Como el modelo anterior, estas disponen de unos velcros para ajustarse al tamaño de cada botella o lata. Están formadas por 6 cámaras de gel para mantener, o enfriar, la temperatura de las bebidas.

VIN BOUQUET NEOPRENO

Las anteriores fundas son útiles cuando estamos en casa o vamos cerca de ella, pero algo incómodas si tenemos que ir algo más lejos de lo habitual. Esta funda de neopreono de VB VIN BOUQUET cuenta con una asa para poder transportar la botella de vino y mantener parte del frío -no cuenta con gel en su interior-. Si quisiéramos que, además, se vaya enfriando por el camino, es compatible con otras fundas.

*El equipo de periodistas y expertos de ConsumoClaro recomienda de forma rigurosa e independiente productos y servicios para nuestros lectores. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos a este texto, elDiario.es recibe una comisión.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Uno de los grandes riesgos a que nos exponemos aquellos a quienes nos gusta disfrutar de una buena copa de vino cuando salimos a hacer un picnic en verano, o una acampada, es que esta se nos caliente en exceso y no podamos disfrutarlo bien.

Sobre todo si solemos acompañar las comidas de vinos ligeros como un albariño o un rosado que, por lo general, se toma bien frío. Ante esta situación, existen dos opciones. La primera es meter la botella en la clásica nevera azul de playa, pero esta ocupa mucho espacio y puede suponer que no podamos meter tanta agua u otras bebidas no alcohólicas.