Tres lámparas autónomas para terraza y jardín

Eric Santaona

0

Si no ves este contenido puede deberse a la carga en tu dispositivo móvil. Haz clic aquí para recargar la página.

La terraza, el balcón, el jardín… Todos estos lugares suelen encontrarnos en las tardes y noches de verano al fresco y disfrutando a la vida en el exterior; ya sea leyendo, viendo la televisión o cenando. Pero para poder mandar los cubiertos, el mando del televisor o el libro que estemos leyendo, es imprescindible contar con una buena iluminación.

Y esta estará condicionada por una fuente de luz que si no tenemos un enchufe cerca deberá tener, por tanto, una batería que le dé una buena autonomía, de dos o más horas. A tal fin, te ofrecemos en ConsumoClaro tres modelos de lámparas para exteriores que no necesitan de enchufe, puesto que son autónomas y dan la luz necesaria.

Fatboy Bolleke

Fatboy es una marca de referencia en lo tocante a material de jardín, tanto en sofás y cojines como en iluminación. El modelo Bukelle es uno de los más icónicos dada a su versatilidad, ya que se trata de una lámpara que se carga mediante USB y que después se puede colgar de cualquier sitio y ofrece una potente luz con una duración que varía en función de los tres niveles de intensidad aplicados.

Auraglow

Lámpara de Mesa con Luces LED recargables que cambian de color con tecnología de parpadeo real, para simular con precisión el brillo de una vela real. Tienen control remoto con las funciones de encendido y apagado, temporizador, luz constante, modo de parpadeo de vela, cambio de color gradual y atenuador.

En cuanto a la duración de la batería, una carga proporciona hasta 30 horas de luz antes de necesitar recarga.

Luuk Lifestyle

Esta lámpara LED de diseño escandinavo fue diseñada en Alemania. Cuenta con asa para llevarla y puede utilizarse tanto en el interior como en el exterior. La linterna puede ajustarse a tres niveles de luminosidad según el ambiente deseado y el tipo de uso: blanco o cálido.

La duración de la luz depende de la temperatura de esta y es, aproxmadamente, de 4,5 a 5,5 horas en el nivel más brillante, de 9,5 a 10,5 horas en el nivel medio y de cerca de 72 horas en el nivel de luz nocturna.

*El equipo de periodistas y expertos de ConsumoClaro recomienda de forma rigurosa e independiente productos y servicios para nuestros lectores. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos a este texto, elDiario.es recibe una comisión.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

La terraza, el balcón, el jardín… Todos estos lugares suelen encontrarnos en las tardes y noches de verano al fresco y disfrutando a la vida en el exterior; ya sea leyendo, viendo la televisión o cenando. Pero para poder mandar los cubiertos, el mando del televisor o el libro que estemos leyendo, es imprescindible contar con una buena iluminación.

Y esta estará condicionada por una fuente de luz que si no tenemos un enchufe cerca deberá tener, por tanto, una batería que le dé una buena autonomía, de dos o más horas. A tal fin, te ofrecemos en ConsumoClaro tres modelos de lámparas para exteriores que no necesitan de enchufe, puesto que son autónomas y dan la luz necesaria.

Fatboy Bolleke

Fatboy es una marca de referencia en lo tocante a material de jardín, tanto en sofás y cojines como en iluminación. El modelo Bukelle es uno de los más icónicos dada a su versatilidad, ya que se trata de una lámpara que se carga mediante USB y que después se puede colgar de cualquier sitio y ofrece una potente luz con una duración que varía en función de los tres niveles de intensidad aplicados.

Auraglow

Lámpara de Mesa con Luces LED recargables que cambian de color con tecnología de parpadeo real, para simular con precisión el brillo de una vela real. Tienen control remoto con las funciones de encendido y apagado, temporizador, luz constante, modo de parpadeo de vela, cambio de color gradual y atenuador.

En cuanto a la duración de la batería, una carga proporciona hasta 30 horas de luz antes de necesitar recarga.

Luuk Lifestyle

Esta lámpara LED de diseño escandinavo fue diseñada en Alemania. Cuenta con asa para llevarla y puede utilizarse tanto en el interior como en el exterior. La linterna puede ajustarse a tres niveles de luminosidad según el ambiente deseado y el tipo de uso: blanco o cálido.

La duración de la luz depende de la temperatura de esta y es, aproxmadamente, de 4,5 a 5,5 horas en el nivel más brillante, de 9,5 a 10,5 horas en el nivel medio y de cerca de 72 horas en el nivel de luz nocturna.

*El equipo de periodistas y expertos de ConsumoClaro recomienda de forma rigurosa e independiente productos y servicios para nuestros lectores. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos a este texto, elDiario.es recibe una comisión.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

La terraza, el balcón, el jardín… Todos estos lugares suelen encontrarnos en las tardes y noches de verano al fresco y disfrutando a la vida en el exterior; ya sea leyendo, viendo la televisión o cenando. Pero para poder mandar los cubiertos, el mando del televisor o el libro que estemos leyendo, es imprescindible contar con una buena iluminación.

Y esta estará condicionada por una fuente de luz que si no tenemos un enchufe cerca deberá tener, por tanto, una batería que le dé una buena autonomía, de dos o más horas. A tal fin, te ofrecemos en ConsumoClaro tres modelos de lámparas para exteriores que no necesitan de enchufe, puesto que son autónomas y dan la luz necesaria.