Guía breve para elegir un micrófono para tu portátil y que se te oiga perfecto

Guía breve para elegir un micrófono para tu portátil y que se te escuche perfecto

Con las innumerables videollamadas, reuniones telemáticas o, incluso, para aquellas personas que se han adentrado en el mundillo del podcasting o del streaming, puede que de repente nos hayamos fijado en algo que antes era invisible: elegir un micrófono.

Guía breve para elegir tocadiscos y tres modelos para disfrutar como el que más

Guía breve para elegir tocadiscos y tres modelos para disfrutar como el que más

En muchas ocasiones, nos conformábamos con los micrófonos de serie que traigan consigo los auriculares, el portátil o cualquier otro dispositivo. Ahora que nos interconectamos más que nunca, puede que nos hayamos dado cuenta de que se nos oye realmente mal.

Eso sí, ¿cómo mejoramos la calidad con la que los demás nos oyen? En ConsumoClaro, te hemos preparado una breve guía de cómo escoger micrófono.

Tipos de micrófonos

Lo primero que hay que determinar es: ¿qué tipos de micrófonos hay? ¿Todos funcionan igual? Hay varios y no todos son iguales:

  • 1. Micrófono de condensador. Son los micrófonos de mayor calidad y, habitualmente, son los que utilizan los profesionales –ya sean músicos, locutores, etc.–. ¿Cómo funcionan? Este tipo dispone de dos placas, una fija y otra que se mueve en función del impacto de las ondas sonoras. Lo que se recoge es el cambio de espacio entre ambas placas. En muchas ocasiones, este tipo de micrófonos necesita un amplificador para alimentarlo, es decir, un gasto extra.
  • 2. Micrófono dinámico (o bobina móvil). El más extendido, sobre todo por su precio, es el micrófono dinámico. Este funciona a través de un sistema electromagnético: dentro del micrófono hay un cable alrededor de un imán, creando una bobina, que funciona por una membrana que se mueve con el sonido. Estos, siendo más simples y con menor calidad, son considerablemente más baratos y no requieren de ningún alimentador externo. 
  • 3. Micrófonos USB/electrec. La versión "sencilla" de los de condensador, ya que no necesita de preamplificador ni nada externo porque está integrado en el micrófono. Aunque no sean especialmente útiles para grabar música, es el tipo idóneo para el usuario medio. Además, los de USB cuentan con un convertidor A/D, es decir, que permiten conectarlo directamente al ordenador.

Existen otros tipos de micrófonos –como los de cristal, carbón o de cinta–, pero realmente no son opciones de cara al usuario medio. El primer motivo es el precio, ya que son considerablemente más caros. El segundo es que apenas hay oferta en el mercado.

Patrones polares

El patrón polar es, sencillamente, la dirección en la que se recoge el sonido. Esto es algo muy importante a la hora de escoger micrófono, ya que dependiendo del uso que queramos darle, nos convendrá más un modelo u otro.

  • Cardioide. Este patrón polar corresponde a los micrófonos que solo captan sonidos que se emitan frente a ellos. Es decir, los sonidos que procedan de atrás o de los costados del micrófono no se captan o lo hacen en mucha menor medida.
  • Hipercardioide y supercardioide. Son igual que los cardiodes, pero más direccionales y con un patrón por detrás.
  • Shotgun. Especialmente direccionales, sobre todo para aquellos sonidos que vienen de frente.
  • Bidireccional. Captan el sonido desde dos lados opuestos. 
  • Omnidireccional. Captan sonidos desde cualquier posición.

Si estamos buscando un micrófono para hablar y para que se nos oiga con el sonido más limpio posible, habría que tratar de rehuir los dos últimos casos. Sobre todo porque pueden captar sonidos que nosotros ni deseemos (obras, ruido callejero, etc.).

Los bidireccionales, por ejemplo, pueden verse como una alternativa si vamos a utilizarlo con otra persona a la vez.

Otros puntos importantes

Antes de recomendar algunos modelos, y después de ver qué tipos y direcciones hay, es bueno hacer un repaso de algunas cuestiones a tener en cuenta antes de comprar un micrófono:

  • Presupuesto. Como cualquier periférico, es importante saber qué presupuesto tenemos. Hay micrófonos desde 10 euros hasta 200 euros, sin irnos a los más caros.
  • Uso. No tiene sentido comprarse un micrófono especialmente bueno para grabar música si solo estamos buscando algo para las videollamadas. Los que recomendaremos son micrófonos útiles para el día a día, centrados más en la conversación y la locución que en el canto.
  • Impedancia. Es un concepto que hace referencia a la resistencia que se ejerce sobre la corriente. Esta se mide en ohmios y se divide en baja, media y alta. Lo normal, para un uso habitual, es buscar un micrófono con impedancia baja.
  • Respuesta en frecuencia. Este es el rango de frecuencias que capta el micrófono y se mide en hercios (Hz). Cuanto más amplio sea el rango, mejor.
  • Curva de respuesta en frecuencia. Se trata de un gráfico que indica el espectro completo de la respuesta en frecuencia. De esta manera, se puede observar cómo reacciona a distintos tipos de estímulos.

Samson Meteor

Por 99 euros (ver ofertas), el Samson Meteor Mic es un micrófono USB de gran calidad y, sobre todo, muy portátil. Con un rango de frecuencia de 20Hz-20kHz y un patrón polar cardioide es perfecto para quienes buscan un sonido de calidad durante las charlas, reuniones, etc.

Su tamaño es increíblemente pequeño y con su peso de 420 gramos, es especialmente útil para quienes necesiten un micrófono que llevar siempre en la bolsa del portátil. Además, cuenta con tres patas que funcionan a modo de trípode.

Snowball ICE

Por 64 euros (ver ofertas), el Snowball ICE de Blue es un "clásico" de los USB en la industria del streaming. Con un rango de 40Hz-18kHz y, al igual que el anterior, un patrón cardioide, es un micrófono hecho para utilizar uno mismo durante cualquier tipo de videollamada.

Aunque cuenta con un trípode para poder colocarlo sin necesidad de un brazo o base especial; al ser redondo, puede que según el espacio que tengamos en nuestro escritorio se nos haga incómodo tenerlo de frente.

Trust GXT 232 Mantis

Si los anteriores se nos escapan de presupuesto, el GXT 232 Mantis de Trust es la alternativa económica. Por entre 25 y 40 euros (ver ofertas), se trata de un micrófono de USB con una respuesta en frecuencia de entre 50Hz-16kHz y omnidireccional, por lo que captará mucho más ruido ambiente que los otros dos.

Viene con un filtro anti-pop y su propio trípode, por lo que no necesitaremos ningún accesorio. El sonido, aunque lejos de los anteriores, es resultón y da mucho mejor calidad que el de "serie" de casi cualquier portátil. Eso sí, habrá que tener cuidado con lo que tengamos alrededor.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
3 de julio de 2021 - 22:20 h

Descubre nuestras apps

stats