eReaders: te ofrecemos cuatro alternativas al Kindle según tus necesidades

4 alternativas al Kindle

La lectura sigue siendo uno de los pasatiempos más comunes en España. Además, tras la declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo de 2020, la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) aseguró que los lectores habituales -que lo hacen semanalmente- crecieron en 4 puntos.

Cómo y dónde autopublicar tu ebook

Cómo y dónde autopublicar tu ebook

En 2019, en España se vendieron más de 160 millones de libros en papel, según la misma FGEE. Esto demuestra que el formato clásico sigue siendo el favorito para muchas personas… pero la alternativa digital también adquiere fuerza.

Ese mismo año, hubo 12,73 millones de descargas de eBooks. Aunque muy lejos del papel, supone un 5% de la facturación total de la industria y, según los últimos datos, crece paulatinamente cada año. 

Lo único que se necesita -en tanto que muchos formatos pueden ser leídos en móviles u ordenadores- es un lector de libros electrónicos, llamado también eReader. Pero, ¿qué ventajas tienen estos dispositivos?

Ventajas (y desventajas) de los eReaders

Los pros de los libros electrónicos son:

  • Pantalla. A diferencia de monitores, tablets o móviles, los libros electrónicos cuentan con pantallas de tinta electrónica. Esta diferencia hace que afecte mucho menos a la vista que la de otros dispositivos, además de dar una sensación más parecida a la lectura en papel.
  • Precio de los libros. Un mismo libro es considerablemente más barato en su vertiente digital frente a la de papel. Más aún cuando el pasado 21 de abril de 2020, el Gobierno aprobó bajar el IVA de los libros electrónicos al 4%, el mismo que el formato clásico. 
  • Tamaño y espacio. Seguramente la ventaja más importante: la capacidad de llevar decenas, incluso cientos, de libros encima o leer una de esas obras que superan las 1000 páginas sin que ocupe apenas espacio. Esto puede ser especialmente útil para los lectores voraces o los que leen en el transporte público.

Ahora bien, estos dispositivos también tiene algunos contras:

  • Contenido. Aunque hay muchos títulos ya disponibles, el mercado de los libros digitales no es tan ingente como el tradicional. No todos los libros que podemos encontrar en cualquier librería o biblioteca están disponibles en este formato.
  • Conexión a internet. Los eReaders se pueden utilizar sin estar conectados a internet, pero a la hora de comprar un libro sí es necesario para su descarga. 
  • Inversión inicial. A pesar de que el formato digital es más barato, es necesaria una primera compra inicial para hacerse con un libro electrónico.

Cuatro alternativas para poder leer sin tener que comprar un Kindle

1. Woxter Scriba 195: barato y sin wifi

El Woxter eBook Scriba 195 puede ser un buen primer libro electrónico para alguien que jamás ha utilizado uno de estos dispositivos. Por 78 euros, es un eReader básico que ni siquiera cuenta con conexión wifi, un hecho que puede pasar desapercibido si nos hacemos con una buena batería de libros.

Pero, ¿cómo metemos los libros? El Woxter Scriba 195 cuenta tanto con un puerto USB para transferirlos -tiene una memoria de 4 GB- como de una ranura para tarjetas microSD de hasta 32 GB. De esta manera, podemos llevar varias tarjetas (si queremos) con miles de libros.

Los formatos que soporta el Woxter Scriba 195 son: EPUB, DOC, DRM, FB2, HTM, PDF, RTF, TCR y TXT; por lo que no tiene ningún inconveniente en este apartado. Además, pesa 370 gramos.

También hay una versión más cara, 99 euros, que cuenta con pantalla retroiluminada para situaciones de poca luz.

2. Kobo Libra H2O: para los amantes del agua

Como para cualquier otro dispositivo electrónico, el agua no es una de las mejores amigas de los eReaders. Por eso, el Kobo Libra H2O es la alternativa para quienes son amantes de leer en la playa, la piscina o dándose un baño relajante. Eso sí, requiere de una inversión de 179 euros. Además, pesa 350 gramos.

Su principal característica es su resistencia al agua y al polvo, lo que lo hace ideal para determinadas situaciones. Cuenta con una pantalla HD de 7 pulgadas con tecnología ComfortLight Pro, que ayuda a leer en situaciones de poca luz pero sin dañar la vista.

Al contrario que el anterior, el Kobo Libra H20 sí cuenta con conexión wifi y 8 GB de almacenamiento. 

3. SPC Dickens Light: la mejor opción calidad/precio

De nuevo, otro eReader para quienes no pueden llegar hasta los casi 180 euros del anterior. Se trata del SPC Dickens Light, un libro electrónico de 89 euros similar en diseño al Kindle y con pantalla retroiluminada.

Se trata de un dispositivo muy completo: no solo soporta los formatos habituales de ebooks (EPUB, TXT, PDF, HTM, DOC…), sino que también puede reproducir fotografías en formatos JPG, BMP, PNG y GIF. Esto último es importante si, por ejemplo, buscamos tener obras de divulgación o leer cómics.

La batería dura hasta 40 días con la luz apagada, aunque si se utiliza la pantalla retroiluminada su tiempo de uso se reduce hasta las 12 horas. Además, apenas pesa 100 gramos.

Respecto a la pantalla, cuenta con una resolución de 196 ppp (píxeles por pulgada) y un recubrimiento antirreflejos para leer en situaciones de mucha luz. Esto último también se acompaña de distintos niveles de iluminación en la pantalla, por si el cristal antirreflejos no termina de funcionar.

También cuenta con la protección Adobe DRM, lo que hace que sea compatible con la mayoría de tiendas y bibliotecas digitales.

4. PocketBook E-Ink Kaleido: para los amantes del color (y el cómic)

Todos los eReaders tienen una peculiar característica que, para algunos lectores, puede ser su principal inconveniente: todas las pantallas son en blanco y negro. Para las personas que leemos cómics habitualmente u obras muy visuales, la ausencia de colores puede ser motivo más que suficiente para no optar por uno de estos dispositivos.

El PocketBook E-Ink Kaleido es, si no la única, de las pocas opciones que encontramos con esta característica. Sus 199 euros de precio lo convierten en una alternativa especialmente cara, pero que ofrece la posibilidad de leer cómics, novelas gráficas o similares sin perder el color. Pesa 160 gramos.

Cuenta con una pantalla de 6 pulgadas con sistema antirreflectante y retroiluminación, por lo que se puede leer en cualquier situación de luz. También cuenta con un mejor procesador que el resto de eReaders y 1 GB de RAM para hacer mucho más suave el pasado de páginas.

Además, no solo soporta casi una veintena de formatos de libros y varios de imágenes, sino que también es capaz de reproducir audios. Y, obviamente, formatos de cómic (CBR y CBZ).

Los colores son menos vivos que los que encontraríamos sobre el papel, pero también existe una alternativa de 299 euros que los mejora.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
5 de mayo de 2021 - 01:30 h

Descubre nuestras apps

stats