eldiario.es

9

ConsumoClaro ConsumoClaro

Gestores de contraseñas: cómo guardar tus claves de forma segura y sencilla

Los gestores de contraseñas son cajas fuertes digitales que almacenan las contraseñas de acceso a todos nuestros servicios y páginas, de modo que no debamos recordarlas

Respondemos a Segis, lector y socio de eldiario.es y víctima de un robo de contraseñas 

Foto: Psyomjesus

Foto: Psyomjesus

Segis, lector y socio de eldiario.es, nos explica en un correo electrónico con la siguiente situación: "Resulta que el pasado viernes cuando intentaba entrar en la cuenta de Instagram no pude porque había sido dado de baja por la empresa, ante mi sorpresa. Les escribí pero nadie me respondió y finalmente un amigo me comentó por WhatsApp que seguramente alguien me robó las claves y me suplantó para colgar porno, por lo que Instagram al detectarlo te cierra la cuenta… El tema es que creo que en buena parte es culpa mía por tener una contraseña super simple y además la misma en casi todos los servicios. Pero claro, ¿qué haces cuando estás dado de alta en un montón de páginas y tienes que recordar una contraseña complicada en cada uno de ellos?".

Demasiado vagos para pensar buenas contraseñas

En efecto, Segis, buena parte de la culpa es tuya, aunque no estás solo en la tarea de ponérselo chupado a los ciber-cacos que roban contraseñas: según un estudio de 2011 publicado en The Next Web la contraseña favorita para los internautas de todo el mundo es "12345", y no solo eso, sino que la usamos en todos los servicios. De este modo, basta con que un delincuente logre interceptar la contraseña en uno de nuestros servicios para poder acceder al resto y pasearse como Pedro por su casa.

Por otro lado, algunos internautas se esfuerzan un poco más y en lugar de los primeros números de la tabla, utilizan su fecha de cumpleaños, el nombre de su pareja, de sus hijas e hijos o de su mascota. El resultado es que a poco que el ciber-caco sepa sobre nosotros, averiguándolo en Google por ejemplo, podrá probar con estos hitos vitales en las casillas de acceso a los servicios, de modo que reducirá mucho las probabilidades de fallo y muy posiblemente terminará acertando.

Ante estos hechos, la única alternativa válida y eficaz para proteger nuestra privacidad y nuestros servicios es la que apuntaba Segis: "recordar una contraseña complicada en cada uno de ellos". Es decir que sí: hay que escribir una contraseña compleja distinta para cada servicio, a poder ser alfanumérica y sin relación con nuestra vida, para cada sitio y servicio donde nos demos de alta. Otra cosa es que debamos recordarlas todas; lógicamente, a no ser que seamos un prodigio memorístico, es casi imposible. 

Gestores de contraseñas, una solución eficaz

Pero precisamente por este motivo algunos desarrolladores han creado los llamados gestores de contraseñas. Se trata de programas que son auténticas cajas fuertes digitales -con altísimos niveles de cifrado anti-cacos- donde podemos guardar todas nuestras contraseñas y tenerlas ordenadas según el servicio de una forma clara y accesible, de modo que luego podamos encontrarlas sin problemas y aplicarlas sin tener que acordarnos de ellas. Incluso los servicios más sofisticados las aplican directamente cuando entramos a la página desde el navegador.

También permiten crearlas y registrarlas directamente cada vez que nos damos de alta en una página nueva; el gestor la guardará en su base junta al resto. La gran ventaja de estas plataformas es que permiten crear contraseñas muy complicadas y luego olvidarnos de ellas, ya que el gestor las recordará por nosotros. Adicionalmente podemos dejar en ellos números de tarjetas de crédito por si queremos efectuar compras. Solo tendremos que recordar una única contraseña: la de entrada al gestor, que sin embargo sí debe ser muy compleja, pues si alguien la rompe tendrá acceso al resto de claves.

Algunos navegadores han desarrollado sus propios gestores de contraseñas, que aplican a veces automáticamente copiando y luego aplicando las contraseñas que introducimos en las diferentes páginas y servicios. Tienen la ventaja de que nos libran de introducir la contraseña cada vez que vamos a la plataforma de turno, pero como inconveniente está el que si cambiamos de navegador -por ejemplo de Safari a Chrome o Firefox o a la inversa- no tendremos acceso a las contraseñas. Además nos obligan a estar vinculados a un determinado ecosistema, ya sea el de Apple o el de Google, principalmente.

Tres gestores de contraseñas independientes

  • LastPass: es el más conocido y completo de todos. Tiene extensión para los principales navegadores, así como versión para móvil y tableta, optimizando el uso de la huella digital en lugar de la contraseña de acceso. Permite guardar formularios con datos personales para aplicar a nuevas páginas, así como tarjetas de crédito para realizar compras. Aplica las claves directamente y permite captar las nuevas que se crean. En su base organiza las cuentas de una forma clara y accesible. Es de pago, aunque tiene versión básica gratuita. Web: lastpass.
  • KeePass Password Safe: KeePass es un administrador de contraseñas de código abierto -a diferencia de Lastpass- desarrollado para almacenar contraseñas y todo tipo de información importante, confidencial y privada de forma segura. Una de sus ventajas en cuanto a seguridad es que las bases de datos se protegen utilizando los mejores algoritmos de cifrado actualmente conocidos (AES y Twofish). Ahora bien, no es posible sincronizar la base de datos entre varios dispositivos o equipos, cosa que si permite Lastpass. De tosos modos es un gestor de contraseñas multiplataforma, estando disponible para Windows, Max OS X, Linux y Android. Web: KeePass.
  • 1Password: tiene la misma filosofía de KeePass, pero es más fácil de usar sin dejar de ser de código abierto. Por otro lado está preparado para sincronizarse en distintos dispositivos a través de Dropbox. Tiene aplicaciones para Windows, Mac, iOS y Android. Web: 1Password

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha