eldiario.es

9

ConsumoClaro ConsumoClaro

Vitaminas del grupo B: cuáles son y qué papel tienen

Bajo este paraguas se acoge la mayor diversidad vitamínica reconocida, que interviene en múltiples funciones vitales

Respondemos a Aitana, lectora y socia de eldiario.es 

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

Aitana, lectora y socia de eldiario.es, nos hace la siguiente petición en un correo electrónico enviado a nuestro buzón de propuestas y sugerencias: "Me gustaría que me aclaraseis qué vitaminas pertenecen al grupo B y qué otros nombres tienen, así como cuáles son sus funciones en nuestro cuerpo".

Bajo la denominación de "grupo B" se acoge actualmente a ocho compuestos considerados vitales para el organismo y la fisiología humanas, pues no las podemos sintetizar y, por lo tanto, debemos obtenerlas del medio a través de los alimentos. Algunas de estas sustancias están más presentes en alimentos de origen vegetal y otras en los de procedencia animal, siendo la excepción la vitamina B12 o cobalamina, que solo puede obtenerse naturalmente de productos animales, tal como explicamos en su día en Vitamina B12: por qué tienes un problema si eres vegano.

Tienen en común que las ocho se ocupan de distintas funciones dentro de las células, así como el ser hidrosolubles, es decir que se pueden perder por el lavado de los alimentos en agua. Pero también presentan la característica de ser poco bioacumulables, por lo que si se ingieren en exceso, dicho excedente se expulsa mayoritariamente por la orina. Incluso así, existe cierta polémica entorno a la suplementación excesiva con las vitaminas B9, B6 y B12, pues algunos estudios indican que pueden acelerar procesos cancerígenos, especialmente en hombres en el caso de cáncer de pulmón.

Las vitaminas, una a una

Vitamina B1

También denominada como tiamina, es conocida desde 1910 por participar sobre todo en el metabolismo de los hidratos de carbono, pero también en el de lípidos, proteínas e incluso de los ácidos nucleicos. Esto la hace una vitamina con gran incidencia en nuestra salud cardiovascular, así como en el buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso. De este modo, el déficit de tiamina provoca enfermedades relacionadas con el agotamiento físico, nervioso y la degeneración cerebral.

Dicho déficit se suele dar en personas alcohólicas, dado que el alcohol inhibe la absorción de tiamina, así como eventualmente en diabéticas, puesto que el exceso de glucosa en sangre determina su rápido consumo y extinción. También en el pasado se daba déficit en las sociedades asiáticas con una dieta basada en el arroz refinado, dado el alto porcentaje de hidratos, reflejado en la llamada Enfermedad de Beriberi. Por otro lado, las fuentes de B1 son las levaduras, legumbres, cereales integrales -puesto que se encuentra en el salvado-, frutos secos, huevos, vísceras animales y carnes de cerdo y vacuno.

Vitamina B2

Se la llama también riboflavina y fue aislada por primera vez en 1935. Es necesaria para el mantenimiento de la piel, las mucosas y sobre todo la córnea, por lo que es imprescindible para la salud ocular y la vista. Al igual que la tiamina, la riboflavina participa en el metabolismo de los hidratos de carbono, los lípidos, las proteínas y los aminioácidos. Sus fuentes naturales son carnes, vísceras, lácteos, cereales integrales y levaduras.

Su déficit se asocia con fatiga, problemas de piel y sobre todo problemas de visión y conjuntivitis que pueden acabar siendo severos. Su deficiencia se asocia con personas mayores, con problemas de absorción intestinal, mujeres que toman anticonceptivos orales o enfermos de VIH, aunque no es frecuente.

Vitamina B3

La vitamina B3 también se llama niacina o ácido nicotínico y actúa en el metabolismo como parte de las coenzimas NAD y NADP, fundamentales en la obtención de energía para la célula y en la reparación del ADN celular. Es una de las vitaminas conocidas desde más antiguo, ya que fue sintetizada por primera vez en 1867. También participa en la formación de algunas hormonas y es esencial para el funcionamiento tanto del sistema nervioso como para el mantenimiento del sistema circulatorio al permitir la relajación de los vasos sanguíneos.

También ayuda a estabilizar la glucosa en sangre, así como a mantener la salud de la piel, relacionándose su déficit con el acné. Por otro lado, sus fuentes naturales son los vegetales de hoja, así como el brócoli, tomates, zanahorias, patatas, espárragos, algunas setas, plátanos o el ajo. También las nueces, las legumbres o los cereales integrales. En las vísceras animales se encentra en la forma degradada de nicontinamina.

Vitamina B5

También se la conoce como ácido pantoténico y destaca por ser uno de los componentes de la coenzima A (CoA). Es por tanto fundamental en la síntesis de todo tipo de compuestos celulares basados tanto en hidratos, lípidos y proteínas. Se trata de una vitamina omnisciente que podemos encontrar en todo tipo de alimentos tanto de origen vegetal como animal, especialmente en huevos, carne, legumbres o cereales, e incluso se cree que la flora intestinal puede sintetizar ácido pantoténico.

Vitamina B6

La vitamina B6 también recibe el nombre de piridoxina y es una coenzima que interviene en el metabolismo y síntesis de la serotonina, dopamina, adrenalina, noradrenalina y otros neurotransmisores, por lo que se relaciona su déficit con la depresión y el estrés. También ayuda a que el hígado y el músculo liberen el glucógeno, un reservorio energético, con lo que da mayor rendimiento físico, cosa que la hace muy popular entre los deportistas.

Además es imprescindible para que el cuerpo fabrique adecuadamente anticuerpos y glóbulos rojos. Sus fuentes, al igual que en otras vitaminas del grupo, son tanto vegetales como animales: legumbres, cereales integrales, carnes, huevos, germen de trigo, nueces, etc. La deficiencia es muy rara al ser una vitamina abundante, pero se la ha asociado con el síndrome disfórico o depresión premenstrual.

Viamina B7

También conocida como biotina y famosa por los suplementos de biotina para la caída del cabello y la fortaleza de las uñas. La biotina es usada en el crecimiento celular, la producción de ácidos grasos y en el metabolismo de grasas y aminoácidos. Por lo tanto es importante para la pared celular en los tejidos con una alta tasa de división mitótica como son los dérmicos, por lo que se comprende su importancia en el mantenimiento de las células que producen la queratina de las uñas y el cabello.

Sus principales fuentes son las vísceras, la yema de huevo, el pescado, algunas legumbres y los frutos secos. También frutas como el plátano, la uva, la sandía y algunas verduras como la coliflor, la patata o el brócoli. Su déficit se relaciona con las uñas quebradizas, la debilidad del cabello pero sin la muerte del folículo, el eczema, la dermatitis, la palidez o la depresión.

Vitamina B9

Es el famoso ácido fólico, muy presente sobre todo en las hortalizas de hoja verde, y que tiene propiedades antioxidantes y que es fundamental para la síntesis de la hemoglobina. Se encuentra en las vísceras de animales, verduras de hoja verde, legumbres, levadura de cerveza y en frutos secos y granos enteros, como las almendras, así como en alimentos enriquecidos. El ácido fólico se pierde en los alimentos conservados a temperatura ambiente y durante la cocción. A diferencia de otras vitaminas hidrosolubles, se almacena en el hígado por lo que no es necesario ingerirlo diariamente.

Vitamina B12

La B12 o cobalamina destaca por su compleja estructura que la hace imposible de sintetizar por animales, las plantas o los hongos. Se conoce que en el estómago de los rumiantes su flora bacteriana es capaz de realizar su síntesis, por lo que sus fuentes son mayoritariamente animales y las personas veganas deberán tomar suplementos para conseguirla. Su déficit continuado puede provocar trastornos neuropsiquiátricos y gastrointestinales. 

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha