La portada de mañana
Acceder
Una amplia mayoría de españoles reclama explicaciones al rey emérito
El PP de Feijóo abraza la conspiración en su asalto a la Moncloa
OPINIÓN | 'Noche en el museo', por Antón Losada

Me escuece al orinar, ¿a qué puede deberse?

El simple acto de orinar debería ser solo eso. Para la mayoría de las personas, la vejiga tiene la capacidad de retener la orina hasta que es necesario usar el baño. Orinar es un proceso indoloro en la mayoría de los casos. Pero, en ocasiones, esto no es así. La micción dolorosa (también llamada disuria), más común en mujeres que en hombres, provoca dolor, molestias, ardor o picazón y es una señal de que algo no va bien. La micción dolorosa con sensación de ardor suele ser un signo de infección del tracto urinario, irritación o inflamación de la vejiga, la uretra o la próstata. Puede también indicar otro problema físico y debe ser evaluado por un médico.

¿Por qué escuece al orinar?

La causa más común suele ser una infección del tracto urinario (uretra, vejiga o riñones) provocada por la acción de gérmenes como E. coli, estafilococos o clamidias. La infección ocurre cuando las bacterias llegan a la uretra (el tubo a través del que sale la orina del cuerpo) y luego a la vejiga. El crecimiento excesivo de bacterias hace que la orina sea ácida.

Además de dolor al orinar, una infección del tracto urinario también puede causar otros síntomas como necesidad frecuente de orinar (en muy poca cantidad pero de manera frecuente) y color un color de la orinacolor un color de la orina turbio. Alrededor del 60% de las mujeres y el 12% de los hombres tendrán al menos una infección urinaria durante su vida, según la Asociación Americana de Urología. En la mayoría de los casos, los antibióticos son el tratamiento estándar para las infecciones urinarias.

Otra causa del escozor al orinar son las enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea, la clamidia y el herpes genital. Además de dolor y picazón al orinar, otros síntomas asociados pueden incluir cambios en el flujo vaginal y, en el caso del herpes, ampollas o llagas en la vagina o la vulva. El tratamiento depende de la infección específica. El médico es el que determinará si incluir antibióticos o medicamentos antivirales.

Otras causas

El escozor también puede deberse a una cistitis (inflamación de la vejiga). En muchos casos, la cistitis está causada por una infección bacteriana, es decir, una infección urinaria, pero no siempre. Algunos medicamentos y tratamientos, como la quimioterapia y la radioterapia, pueden actuar como irritantes que pueden alterar el revestimiento de la vejiga y provocar inflamación.

Pero también algo tan simple como un baño de burbujas, un gel de baño, espermicida o un aerosol de higiene femenina pueden irritar e inflamar la vejiga. Si la fuente de irritación y micción dolorosa es un producto, la solución es simple: mantenerse alejado del irritante. Si, por el contrario, es el resultado de un tratamiento médico, el especialista será el que evalúe las opciones para controlar este efecto secundario.

El dolor o escozor al orinar también puede deberse a una infección renal (conocida técnicamente con el nombre de pielonefritis). Ocurren cuando una infección urinaria “viaja” a uno o ambos de estos órganos filtrantes que son los riñones. Pueden aparecer síntomas como fiebre, escalofríos y dolor adbominal. Tras confirmar que se trata de una infección renal con una muestra de orina, los antibióticos son la primera línea de tratamiento.

Artritis y cálculos

La artritis reactiva, llamada también síndrome de Reiter, es una afección autoinmune que se desarrolla en respuesta a una infección. Se ha asociado con infecciones gastrointestinales por Shigella sp., Salmonella sp., Campylobacter sp. y otros organismos, así como con infecciones genitourinarias, especialmente por Chlamydia trachomatis. Entre otros síntomas, la artritis reactiva puede aumentar la frecuencia y la incomodidad durante la micción, igual que la inflamación de la próstata o el cuello uterino.

Los cálculos renales son otro problema urinario que puede causar escozor. Están hechos de sales y minerales en la orina que se unen para formar pequeñas “piedras”. Pueden ser tan pequeñas como granos de arena o más grandes como pelotas de golf. Pueden permanecer en los riñones o salir a través del tracto urinario, formado por los riñones, los uréteres (tubos que conectan los riñones con la vejiga), la vejiga y la uretra (el tubo que sale fuera del cuerpo). Cuando una piedra se desplaza a través de un uréter, generalmente causa dolor.

También se ha asociado el escozor al orinar con ciertos alimentos y bebidas aunque, como reconoce el Centro Nacional de Información de Salud del Instituto de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón estadounidense (NIDDK), ninguna investigación vincula de manera consistente ciertos alimentos o bebidas con problemas como la cistitis. Pero sí se ha demostrado que muchas personas encuentran que ciertos alimentos pueden empeorar sus síntomas, como el alcohol, la cafeína y los alimentos con alto contenido de ácido. Estos alimentos pueden irritar la vejiga.

Seis pasos para prevenir el picor al orinar:

  • Tomar varios vasos de agua cada día para eliminar de forma eficaz las bacterias del tracto urinario. Esto ayudará a que la orina esté menos concentrada.
  • Para las mujeres, es recomendable limpiarse de adelante hacia atrás después de ir al baño.
  • Tras una relación sexual, también es recomendable que las mujeres orinen lo antes posible para eliminar cualquier bacteria que pueda haberse acercado a la uretra.
  • Orinar a menudo e intentar vaciar la vejiga completamente cada vez.
  • Las mujeres deben evitar las duchas, los baños de burbujas y los aerosoles de higiene femenina.
  • Usar protección en las relaciones sexuales.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

suscríbete a nuestros boletines

El simple acto de orinar debería ser solo eso. Para la mayoría de las personas, la vejiga tiene la capacidad de retener la orina hasta que es necesario usar el baño. Orinar es un proceso indoloro en la mayoría de los casos. Pero, en ocasiones, esto no es así. La micción dolorosa (también llamada disuria), más común en mujeres que en hombres, provoca dolor, molestias, ardor o picazón y es una señal de que algo no va bien. La micción dolorosa con sensación de ardor suele ser un signo de infección del tracto urinario, irritación o inflamación de la vejiga, la uretra o la próstata. Puede también indicar otro problema físico y debe ser evaluado por un médico.

¿Por qué escuece al orinar?

La causa más común suele ser una infección del tracto urinario (uretra, vejiga o riñones) provocada por la acción de gérmenes como E. coli, estafilococos o clamidias. La infección ocurre cuando las bacterias llegan a la uretra (el tubo a través del que sale la orina del cuerpo) y luego a la vejiga. El crecimiento excesivo de bacterias hace que la orina sea ácida.

Además de dolor al orinar, una infección del tracto urinario también puede causar otros síntomas como necesidad frecuente de orinar (en muy poca cantidad pero de manera frecuente) y color un color de la orinacolor un color de la orina turbio. Alrededor del 60% de las mujeres y el 12% de los hombres tendrán al menos una infección urinaria durante su vida, según la Asociación Americana de Urología. En la mayoría de los casos, los antibióticos son el tratamiento estándar para las infecciones urinarias.

Otra causa del escozor al orinar son las enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea, la clamidia y el herpes genital. Además de dolor y picazón al orinar, otros síntomas asociados pueden incluir cambios en el flujo vaginal y, en el caso del herpes, ampollas o llagas en la vagina o la vulva. El tratamiento depende de la infección específica. El médico es el que determinará si incluir antibióticos o medicamentos antivirales.

Otras causas

El escozor también puede deberse a una cistitis (inflamación de la vejiga). En muchos casos, la cistitis está causada por una infección bacteriana, es decir, una infección urinaria, pero no siempre. Algunos medicamentos y tratamientos, como la quimioterapia y la radioterapia, pueden actuar como irritantes que pueden alterar el revestimiento de la vejiga y provocar inflamación.

Pero también algo tan simple como un baño de burbujas, un gel de baño, espermicida o un aerosol de higiene femenina pueden irritar e inflamar la vejiga. Si la fuente de irritación y micción dolorosa es un producto, la solución es simple: mantenerse alejado del irritante. Si, por el contrario, es el resultado de un tratamiento médico, el especialista será el que evalúe las opciones para controlar este efecto secundario.

El dolor o escozor al orinar también puede deberse a una infección renal (conocida técnicamente con el nombre de pielonefritis). Ocurren cuando una infección urinaria “viaja” a uno o ambos de estos órganos filtrantes que son los riñones. Pueden aparecer síntomas como fiebre, escalofríos y dolor adbominal. Tras confirmar que se trata de una infección renal con una muestra de orina, los antibióticos son la primera línea de tratamiento.

Artritis y cálculos

La artritis reactiva, llamada también síndrome de Reiter, es una afección autoinmune que se desarrolla en respuesta a una infección. Se ha asociado con infecciones gastrointestinales por Shigella sp., Salmonella sp., Campylobacter sp. y otros organismos, así como con infecciones genitourinarias, especialmente por Chlamydia trachomatis. Entre otros síntomas, la artritis reactiva puede aumentar la frecuencia y la incomodidad durante la micción, igual que la inflamación de la próstata o el cuello uterino.

Los cálculos renales son otro problema urinario que puede causar escozor. Están hechos de sales y minerales en la orina que se unen para formar pequeñas “piedras”. Pueden ser tan pequeñas como granos de arena o más grandes como pelotas de golf. Pueden permanecer en los riñones o salir a través del tracto urinario, formado por los riñones, los uréteres (tubos que conectan los riñones con la vejiga), la vejiga y la uretra (el tubo que sale fuera del cuerpo). Cuando una piedra se desplaza a través de un uréter, generalmente causa dolor.

También se ha asociado el escozor al orinar con ciertos alimentos y bebidas aunque, como reconoce el Centro Nacional de Información de Salud del Instituto de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón estadounidense (NIDDK), ninguna investigación vincula de manera consistente ciertos alimentos o bebidas con problemas como la cistitis. Pero sí se ha demostrado que muchas personas encuentran que ciertos alimentos pueden empeorar sus síntomas, como el alcohol, la cafeína y los alimentos con alto contenido de ácido. Estos alimentos pueden irritar la vejiga.

Seis pasos para prevenir el picor al orinar:

  • Tomar varios vasos de agua cada día para eliminar de forma eficaz las bacterias del tracto urinario. Esto ayudará a que la orina esté menos concentrada.
  • Para las mujeres, es recomendable limpiarse de adelante hacia atrás después de ir al baño.
  • Tras una relación sexual, también es recomendable que las mujeres orinen lo antes posible para eliminar cualquier bacteria que pueda haberse acercado a la uretra.
  • Orinar a menudo e intentar vaciar la vejiga completamente cada vez.
  • Las mujeres deben evitar las duchas, los baños de burbujas y los aerosoles de higiene femenina.
  • Usar protección en las relaciones sexuales.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

suscríbete a nuestros boletines

El simple acto de orinar debería ser solo eso. Para la mayoría de las personas, la vejiga tiene la capacidad de retener la orina hasta que es necesario usar el baño. Orinar es un proceso indoloro en la mayoría de los casos. Pero, en ocasiones, esto no es así. La micción dolorosa (también llamada disuria), más común en mujeres que en hombres, provoca dolor, molestias, ardor o picazón y es una señal de que algo no va bien. La micción dolorosa con sensación de ardor suele ser un signo de infección del tracto urinario, irritación o inflamación de la vejiga, la uretra o la próstata. Puede también indicar otro problema físico y debe ser evaluado por un médico.

¿Por qué escuece al orinar?

¿Por qué hacemos pipí?

Porque el cuerpo necesita eliminar y descomponer las proteínas conocidas como aminoácidos. Cuando lo hace, queda amoniaco como desecho, algo que el cuerpo tiene que expulsar porque puede ser tóxico para las células humanas. ¿Cómo se elimina? En parte se produce en el hígado, donde el amoniaco se descompone en un químico menos tóxico, la urea. Esta se combina con agua y se enjuaga en la vejiga a través de los riñones en forma de orina, protegiendo así el cuerpo de sus propios procesos químicos.

En concreto, la orina es un biofluido muy complejo que puede llegar a contener más de 3.000 compuestos, según un estudio elaborado por expertos de la Universidad de Alberta. De estos, 62 están hechos por bacterias, mientras que más de 1.400 proceden del propio cuerpo. Otros 2.282 provienen de la dieta, los medicamentos o la exposición ambiental (algunos compuestos pertenecen a más de un grupo).

El contenido exacto de la orina puede decir mucho a los médicos y nutricionistas sobre nuestro estado de salud, sobre lo que hemos comido, lo que estamos bebiendo, qué medicamentos estamos tomando y a qué contaminantes hemos sido expuestos. El análisis de orina puede revelar signos de advertencia para diversas enfermedades y afecciones, como hiperglucemia (azúcar alto en la sangre), diabetes, cálculos renales, etc. 

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es