La portada de mañana
Acceder
El debate sobre el tope a las hipotecas
La candidata del PP en València privatizó por 5,7 millones una universidad
OPINIÓN | El fascismo sociológico ya está aquí. Por Rosa María Artal

Tengo un hormigueo en la punta de los dedos, ¿qué lo produce?

Eric Santaona

0

Pongamos que estamos mirando la televisión tranquilamente, o leyendo un libro, sin ninguna postura forzada, y notamos un hormigueo en los dedos de la mano, así como un entumecimiento.

¿Tienes los pies fríos siempre?: esto dice sobre tu salud

Más

Levantamos el brazo hacia arriba pensando en favorecer la circulación sanguínea, pero con este gesto vascular el hormigueo no mejora. Además, se hace cada vez más frecuente y más molesto y en ocasiones, va acompañado de una sensación de frío en las manos y otras de calor excesivo. ¿Qué nos está pasando?

Hay muchas más causas para un hormigueo que la falta de circulación sanguínea; algunas leves, y otras que reflejan problemas más profundos. Lo que sí es seguro es que si el problema persiste más allá de unas semanas, conviene visitar un neurólogo.

Causas posibles del hormigueo en los dedos

De todos modos, por tener una referencia de la posible casuística que puede haber detrás de este fenómeno, no está de más conocer las causas más comunes.

1. Ansiedad: cuando pasamos periodos de ansiedad y estrés, respiramos con una mayor frecuencia y velocidad, expulsando menos CO2 y captando menos O2 del entorno. Es lo que se llama taquipnea, un tipo de respiración que altera el equilibro de gases en la sangre y provoca fenómenos nerviosos periféricos como el hormigueo.

2. Síndrome del túnel carpiano: nuestras manos están formadas por una compleja red de huesos, tendones, ligamentos y músculos. El túnel carpiano, un canal estrecho situado en la muñeca y formado por tendones, ligamentos y huesos, alberga el nervio mediano, que va de la muñeca a la mano. 

Si los tendones o los ligamentos están inflamados por alguna lesión debida a ejercicios repetitivos, como usar el ratón del ordenador, pueden comprimir el nervio, que da sensaciones a toda la mano, y generar efectos de hormigueo.

3. Efectos secundarios de medicamentos: algunos medicamentos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, causan hormigueos cuando se comienza un tratamiento, un efecto que con el tiempo suele pasar.

4. Diabetes: una de las consecuencias de la diabetes es una degeneración de la circulación cardiovascular, de modo que la sangre no llega bien a las puntas de las extremidades y produce el efecto de hormigueo, como si hubiésemos cogido un mala postura. Si persiste el fenómeno, pude derivar en necrosis del tejido y necesitar amputaciones.

5. Déficit de vitamina B12: la vitamina B12 o cobalamina es fundamental para el buen estado del sistema circulatorio, pero su fuente principal son alimentos de origen animal, por lo que puede darse un déficit en personas veganas.

Si se da déficit, se produce lo que se conoce como una anemia perniciosa, una afección en la cual el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos y no puede suministrar correctamente el oxígeno a los tejidos corporales.

Los síntomas son dificultad en la respiración, fatiga, palidez, alta frecuencia cardíaca, ausencia de apetito, diarrea, entumecimiento de las manos y pies con sensación de hormigueo o úlceras en la boca, entre otros.

6. Daño en las cervicales: una lesión no necesariamente grave en las vértebras cervicales puede comprimir un nervio periférico y generar el hormigueo en las yemas de los dedos.

7. Hipotiroidismo: cuando la glándula tiroides produce menos hormonas de las que debería se dan situaciones similares al estrés, con efectos como el hormigueo en la yema de los dedos.

8. Síndrome de Raynaud: el síndrome de Raynaud es un trastorno asociado a diversas enfermedades autoinmunes que, en situaciones de frío o de estrés, afecta algunas partes del cuerpo, sobre todo los dedos de pies y manos, estrechando los canales capilares y produciendo sensación de dolor y agrietamiento.

9. Dedo blanco por vibración: tradicionalmente se trataba de un trastorno laboral que afectaba a trabajadores industriales que manejaban equipos de fuertes vibraciones, pero hoy en día también se dan casos en adolescentes que abusan de los videojuegos con mandos que vibran.

10. Esclerosis múltiple: como enfermedad que ataca principalmente al sistema nervioso provocando su degeneración, la esclerosis múltiple tiene entre sus efectos iniciales e indicadores el hormigueo de dedos de manos y pies.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Pongamos que estamos mirando la televisión tranquilamente, o leyendo un libro, sin ninguna postura forzada, y notamos un hormigueo en los dedos de la mano, así como un entumecimiento.

¿Tienes los pies fríos siempre?: esto dice sobre tu salud

Más

Levantamos el brazo hacia arriba pensando en favorecer la circulación sanguínea, pero con este gesto vascular el hormigueo no mejora. Además, se hace cada vez más frecuente y más molesto y en ocasiones, va acompañado de una sensación de frío en las manos y otras de calor excesivo. ¿Qué nos está pasando?

Hay muchas más causas para un hormigueo que la falta de circulación sanguínea; algunas leves, y otras que reflejan problemas más profundos. Lo que sí es seguro es que si el problema persiste más allá de unas semanas, conviene visitar un neurólogo.

Causas posibles del hormigueo en los dedos

De todos modos, por tener una referencia de la posible casuística que puede haber detrás de este fenómeno, no está de más conocer las causas más comunes.

1. Ansiedad: cuando pasamos periodos de ansiedad y estrés, respiramos con una mayor frecuencia y velocidad, expulsando menos CO2 y captando menos O2 del entorno. Es lo que se llama taquipnea, un tipo de respiración que altera el equilibro de gases en la sangre y provoca fenómenos nerviosos periféricos como el hormigueo.

2. Síndrome del túnel carpiano: nuestras manos están formadas por una compleja red de huesos, tendones, ligamentos y músculos. El túnel carpiano, un canal estrecho situado en la muñeca y formado por tendones, ligamentos y huesos, alberga el nervio mediano, que va de la muñeca a la mano. 

Si los tendones o los ligamentos están inflamados por alguna lesión debida a ejercicios repetitivos, como usar el ratón del ordenador, pueden comprimir el nervio, que da sensaciones a toda la mano, y generar efectos de hormigueo.

3. Efectos secundarios de medicamentos: algunos medicamentos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, causan hormigueos cuando se comienza un tratamiento, un efecto que con el tiempo suele pasar.

4. Diabetes: una de las consecuencias de la diabetes es una degeneración de la circulación cardiovascular, de modo que la sangre no llega bien a las puntas de las extremidades y produce el efecto de hormigueo, como si hubiésemos cogido un mala postura. Si persiste el fenómeno, pude derivar en necrosis del tejido y necesitar amputaciones.

5. Déficit de vitamina B12: la vitamina B12 o cobalamina es fundamental para el buen estado del sistema circulatorio, pero su fuente principal son alimentos de origen animal, por lo que puede darse un déficit en personas veganas.

Si se da déficit, se produce lo que se conoce como una anemia perniciosa, una afección en la cual el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos y no puede suministrar correctamente el oxígeno a los tejidos corporales.

Los síntomas son dificultad en la respiración, fatiga, palidez, alta frecuencia cardíaca, ausencia de apetito, diarrea, entumecimiento de las manos y pies con sensación de hormigueo o úlceras en la boca, entre otros.

6. Daño en las cervicales: una lesión no necesariamente grave en las vértebras cervicales puede comprimir un nervio periférico y generar el hormigueo en las yemas de los dedos.

7. Hipotiroidismo: cuando la glándula tiroides produce menos hormonas de las que debería se dan situaciones similares al estrés, con efectos como el hormigueo en la yema de los dedos.

8. Síndrome de Raynaud: el síndrome de Raynaud es un trastorno asociado a diversas enfermedades autoinmunes que, en situaciones de frío o de estrés, afecta algunas partes del cuerpo, sobre todo los dedos de pies y manos, estrechando los canales capilares y produciendo sensación de dolor y agrietamiento.

9. Dedo blanco por vibración: tradicionalmente se trataba de un trastorno laboral que afectaba a trabajadores industriales que manejaban equipos de fuertes vibraciones, pero hoy en día también se dan casos en adolescentes que abusan de los videojuegos con mandos que vibran.

10. Esclerosis múltiple: como enfermedad que ataca principalmente al sistema nervioso provocando su degeneración, la esclerosis múltiple tiene entre sus efectos iniciales e indicadores el hormigueo de dedos de manos y pies.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Pongamos que estamos mirando la televisión tranquilamente, o leyendo un libro, sin ninguna postura forzada, y notamos un hormigueo en los dedos de la mano, así como un entumecimiento.

¿Tienes los pies fríos siempre?: esto dice sobre tu salud

Más

Levantamos el brazo hacia arriba pensando en favorecer la circulación sanguínea, pero con este gesto vascular el hormigueo no mejora. Además, se hace cada vez más frecuente y más molesto y en ocasiones, va acompañado de una sensación de frío en las manos y otras de calor excesivo. ¿Qué nos está pasando?