La portada de mañana
Acceder
El PP se juega 35 años de poder en Castilla y León
Los pequeños ganaderos que quieren regenerar la tierra contra la crisis climática
Opinión - 'La demoscopia entra en campaña', por Esther Palomera

Bares y restaurantes: cosas que nos cobran pero que tendrían que estar especificadas

Bares y restaurantes

Una agradable comida con amigos o familiares puede acabar con una indispuesta sorpresa al ver la factura final. En algunos casos, nos añaden en el precio final servicios que no hemos pedido o suplementos que no son legales. ¿Qué pueden y qué no pueden cobrarnos? ¿Cuándo podemos reclamar y cuándo no?

11 auténticos restaurantes de cocina catalanísima más allá de los calçots

11 auténticos restaurantes de cocina catalanísima más allá de los calçots

Las cinco cosas que bares y restaurantes no pueden incluir en la factura

Debido a las quejas y consultas que hay a diario sobre este tema, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha lanzado una advertencia y ha elaborado una lista de todas aquellas cosas que no deberían cobrarnos en bares y restaurantes, es decir, de prácticas abusivas que no son legales.

  • IVA: la ley establece que siempre se debe indicar el precio final completo, con el IVA incluido. Está prohibido incluir la frase “IVA no incluido”. Por tanto, no deberíamos pagar de más del importe que aparece junto a cada plato. La Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios establece que el cliente tiene que conocer el precio final completo. De no ser así, el establecimiento estaría incumpliendo la Ley 44/2006 de mejora de la protección de los consumidores.
  • Suplementos como el servicio o el cubierto: ambos deben estar incluidos en el precio final porque no se puede cobrar nada que sea necesario para la prestación del servicio. 
  • Tampoco pueden cobrar un plus por hacer una reserva; en casos excepcionales, como grandes grupos o periodos de fiestas sí pueden cobrar una parte del servicio por adelantado, que debería descontarse del precio final. 
  • Suplementos por mesa o terraza: en este caso sí se puede cobrar un extra por comer fuera en la terraza siempre y cuando indiquen y detallen el coste del servicio con antelación.
  • Extra por limpieza por Covid: desde el inicio de la pandemia, no es extraño encontrar en la factura un mensaje del estilo “servicio covid”, por el que se puede llegar a cobrar un euro. Esta práctica de algunos establecimientos para hacer frente a las tareas de mantenimiento y limpieza no debería repercutir en los clientes, reconoce la OCU, porque podría suponer una cláusula abusiva. Sin embargo, al haberse incorporado recientemente, no está regularizado y los locales podrían aplicarlo siempre y cuando lo informen por avanzado al cliente.

Pese a todo, los precios son libres, lo que significa que un bar puede pedir desde un euro a seis por un café. Y también pueden añadir suplementos como:

  • Platos con las siglas SM” o “PSM: significan “precios según mercado”, lo que los precios pueden variar, sobre todo los de carnes, pescados y mariscos frescos. Esta práctica tampoco es legal. El local debe reimprimir la carta o colocar una pegatina para actualizar los importes. En otros casos suele aparecer “precio según peso”, por lo que se debería indicar un peso de referencia que permita hacernos una idea aproximada del precio del plato.
  • El hielo: cobrar por el hielo de un refresco o un café es abusivo. Aunque si se hace, lo más recomendable es indicar en la lista de precios el coste del producto con y sin hielo.
  • Agua del grifo: cobrar el agua del grifo, aunque puede ser abusivo, es legal, excepto si no lo han incluido en la lista de precios o en la comunidad autónoma haya una norma que obligue a servir el agua del grifo gratis. Desde la OCU llevan años reclamando una ley nacional que obligue a la hostelería y restauración ofrecer de forma gratuita una jarra de agua.
  • Suplementos por mesa o terraza: en este caso sí es legal, pero siempre y cuando esté debidamente indicado, con la cantidad exacta.
  • Aperitivos que no hemos pedido: es habitual, mientras esperamos los platos, que nos traigan junto con la bebida, alguna tapa de aceitunas o patatas que no hemos pedido. En la mayoría de los casos nos lo cobran, pero solo deberían hacerlo cuando esté especificado en la carta o la lista de precios.
  • El pan: normalmente el precio por unidad está reflejado en la lista de precios. Deberemos tener en cuenta que, si pedimos más, se irá sumando a la factura final. 

El único requisito es que tienen que estar reflejados en la lista de precios de la carta, que tienen que estar a la vista del cliente y mostrar los precios finales y completos. Por tanto, todo lo que no esté escrito no deberíamos pagarlo de más si no lo hemos pedido.

En el caso de desacuerdos con el establecimiento deberemos pedir la hoja oficial de reclamación en la que podemos dejar nuestra queja. A partir de este momento se inicia un procedimiento administrativo que puede acabar con una inspección del local.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats