La portada de mañana
Acceder
ESPECIAL | Las trampas del sistema fiscal
La Abogacía del Estado deja de defender multas de Montoro
OPINIÓN | 'Bajona fiscal', por Antón Losada

Alerta sanitaria

Sanidad retira un lote de un fármaco para prevenir arritmias cardíacas

Si no ves este contenido puede deberse a la carga en tu dispositivo móvil. Haz clic aquí para recargar la página.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) advierte de la retirada del mercado y la devolución al laboratorio por los cauces habituales de un lote de Hidroquinidina Serecor 300 mg.  la retirada de este medicamento se debe a un resultado “fuera de especificaciones en contenido detectado a raíz de los estudios de estabilidad”.

Hidroquinidina Serecor está fabricado por Delpharm Dijon y comercializado por Sanofi Aventis. Se trata de un medicamento basado en la sustancia hidroquinidina hidrocloruro, que se usa para tratar y prevenir algunos trastornos graves del ritmo cardiaco, así como para prevenir los síntomas del choque eléctrico en algunos pacientes con desfibrilador automático implantable (DAI).

La Aemps ha informado en una alerta farmacéutica del lote afectado:

  • Lote J0143, que se presenta con envase de 60 cápsulas duras de liberación prolongada y fecha de caducidad 31/05/2023.

El comunicado del organismo insta a las comunidades autónomas a que realicen un seguimiento de su retirada, dado que el defecto ha sido clasificado el defecto como de clase 2. Los defectos de calidad de los medicamentos se clasifican por parte de la Aemps en tres clases (1, 2 y 3) siendo la clase 1 la que se corresponde con un posible riesgo más elevado y la clase 3 la de un menor riesgo.

Aemps aconseja a los usuarios que, en caso de que guarden alguna unidad de estos lotes, se pongan en contacto con su farmacéutico habitual para seguir sus indicaciones.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) advierte de la retirada del mercado y la devolución al laboratorio por los cauces habituales de un lote de Hidroquinidina Serecor 300 mg.  la retirada de este medicamento se debe a un resultado “fuera de especificaciones en contenido detectado a raíz de los estudios de estabilidad”.

Hidroquinidina Serecor está fabricado por Delpharm Dijon y comercializado por Sanofi Aventis. Se trata de un medicamento basado en la sustancia hidroquinidina hidrocloruro, que se usa para tratar y prevenir algunos trastornos graves del ritmo cardiaco, así como para prevenir los síntomas del choque eléctrico en algunos pacientes con desfibrilador automático implantable (DAI).

La Aemps ha informado en una alerta farmacéutica del lote afectado:

  • Lote J0143, que se presenta con envase de 60 cápsulas duras de liberación prolongada y fecha de caducidad 31/05/2023.

El comunicado del organismo insta a las comunidades autónomas a que realicen un seguimiento de su retirada, dado que el defecto ha sido clasificado el defecto como de clase 2. Los defectos de calidad de los medicamentos se clasifican por parte de la Aemps en tres clases (1, 2 y 3) siendo la clase 1 la que se corresponde con un posible riesgo más elevado y la clase 3 la de un menor riesgo.

Aemps aconseja a los usuarios que, en caso de que guarden alguna unidad de estos lotes, se pongan en contacto con su farmacéutico habitual para seguir sus indicaciones.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) advierte de la retirada del mercado y la devolución al laboratorio por los cauces habituales de un lote de Hidroquinidina Serecor 300 mg.  la retirada de este medicamento se debe a un resultado “fuera de especificaciones en contenido detectado a raíz de los estudios de estabilidad”.

Hidroquinidina Serecor está fabricado por Delpharm Dijon y comercializado por Sanofi Aventis. Se trata de un medicamento basado en la sustancia hidroquinidina hidrocloruro, que se usa para tratar y prevenir algunos trastornos graves del ritmo cardiaco, así como para prevenir los síntomas del choque eléctrico en algunos pacientes con desfibrilador automático implantable (DAI).