Cómo limpiar el coche para evitar contagios de coronavirus

Foto: Sasint

¿Cómo podemos mantener todo el coche libre de virus?

El estado de alarma ha reducido de manera significativa el uso del coche (excepto en el caso de las personas que no han tenido más remedio que cogerlo). Sin embargo, con los primeros pasos de la desescalada y el inicio de la actividad laboral no imprescindible muchas personas deben volver a utilizar el coche para trasladarse de casa al trabajo o para ir a comprar. Si pensamos en cuántos objetos y superficies son importantes en la lucha contra el coronavirus, seguramente habrá una zona especial del coche que no nos pasará por alto: el volante. Pero sería un error quedarnos solo aquí porque la desinfección del coche va mucho más allá de esta zona.

Cuáles son las zonas de mayor riesgo

Los estudios sugieren que el coronavirus puede vivir en la superficie durante algunas horas o hasta varios días . Es más, el SRAS-CoV-2 es estable hasta 24 horas en cartón y hasta dos o tres días en plástico o acero inoxidable y otros virus similares pueden vivir en superficies como metal, vidrio o plástico hasta nueve días .

Es importante enfocar nuestra atención en las zonas del coche que más se tocan, que son: el volante; las manijas de las puertas, por dentro y por fuera; los botones de las ventanas; los intermitentes y el limpiaparabrisas; los ajustadores de los asientos; la pantalla táctil; el botón de arranque; los controles de los espejos retrovisores; y la palanca de cambios.

Uno de los principales desafíos a la hora de desinfectar el coche es la variedad de materiales y superficies distintas que hay en su interior. Asientos de cuero, plástico en el tablero, vidrio en las ventanas, tela en las alfombras, etc.; una variedad de materiales para los que no todos los productos desinfectantes nos servirán.

Otra cuestión que puede plantearse es si se debe desinfectar también el exterior del coche. A pesar de que es poco probable que los gérmenes vivan fuera gracias a los factores externos, sí debe prestarse atención a las zonas que se tocan con frecuencia, como las manijas de las puertas o la tapa de la gasolina.

Cuidado con los productos químicos

Antes de limpiar el interior del coche, nos pondremos guantes y nos aseguraremos que está bien aspirado para eliminar todo el polvo y la suciedad que se deposita con el tiempo. También deberemos prestar atención a las alfombras y las áreas más difíciles de alcanzar, como la parte delantera de debajo de los asientos y de la guantera, las ranuras de los portabotellas y los espacios entre los asientos.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estadounidense (CDC), las soluciones de alcohol que contienen al menos un 70% de alcohol deberían ser eficaces para matar el coronavirus. Esto significa que prácticamente todas las superficies interiores del coche podrían lavarse con una solución a base de alcohol isopropílico, que no daña las superficies del vehículo. De acuerdo con las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, lo ideal sería usar lejía diluida (20 ml de lejía con 980 ml de agua) para matar el virus.

Pero cuidado, porque, de la misma manera que estos productos químicos pueden secar los materiales orgánicos y nos dejan las manos secas después de usarlos, es probable que también sequen los aceites naturales del cuero de los asientos y del plástico del salpicadero. Si bien las tapicerías de cuero o el plástico del salpicadero aguantarían la limpieza puntual con productos con alcohol, si lo hacemos de manera repetida y frecuente como la que se necesita ahora es posible que se decoloren.

¿Cómo podemos lavar el interior del coche sin dañar las superficies? Limpiando pero sin mojar la tapicería o el salpicadero en exceso y sin frotar muy fuerte. Al finalizar la desinfección, es recomendable frotar y tratar el cuero con productos protectores y de hidratación. También podemos utilizar una solución de agua y jabón y, lo más recomendable, usar un producto específico para tapicerías para evitar decoloraciones o manchas.

Los asientos de tela pueden limpiarse con una aspiradora y luego rociarlos con una solución de agua y jabón, cepillando el área que se ha rociado. Las puertas y ventanas deben permanecer abiertas mientras lavamos el coche y la ropa que se ha utilizado durante la limpieza y desinfección debe lavarse después con agua caliente.

¿Y el aire acondicionado y los conductos de calefacción?

El aire acondicionado y los circuitos de calefacción son otra parte importante de un coche que necesita una limpieza a fondo. Para limpiar el aire acondicionado, existen esprais especiales que son útiles si se siguen unas pautas concretas: arrancar el coche; activar el aire acondicionado en modo de recirculación del aire; dejar abierto el aerosol desinfectante y cerrar las puertas del coche hasta que haya salido todo el gas. Tras la desinfección, debemos ventilar bien el coche. Es recomendable también cambiar el filtro al menos una vez al año.

Cómo evitar que entre el virus

Una vez se limpia y desinfecta el interior del coche, es importante lavarse las manos antes de entrar siempre. Esto reducirá la posibilidad de que el virus entre. Pero si salimos a comprar, debemos tener presente que, mientras estamos fuera, nos exponemos a gérmenes y virus que pueden "seguirnos" hasta el coche tras hacer la compra o ir a la farmacia.

Para evitar que el virus entre, es aconsejable, antes de entrar, rociar las manijas de las puertas con un desinfectante y las limpiamos con toallitas desengrasantes. Una vez dentro, desinfectamos todo aquello que solemos tocar más y que hemos mencionado anteriormente. En gasolineras y estaciones de servicio debemos extremar las precauciones porque los surtidores son lugares de alto riesgo ya que pueden tener numerosas bacterias y virus.

Es fundamental el uso de guantes siempre que sea posible y evitar tocarse la cara mientras ponemos gasolina. Al acabar, deben desecharse en un lugar destinado a ello antes de volver al coche, pagar (con tarjeta, preferiblemente) y lavarnos las manos antes de entrar de nuevo en el vehículo.

Es importante también quitar todos los objetos que no sean necesarios e imprescindibles. Llevar objetos de más lo que hace es aumentar el riesgo de contaminación y propagación. Si necesitamos llevar más cosas que no sean el bolso, las llaves y el móvil, podemos introducirlo todo en una caja y llevarla en el maletero. Podemos dejar toallitas desinfectantes y una pequeña botella de desinfectante para manos en el interior para que podamos limpiarlo con frecuencia.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
29 de mayo de 2020 - 22:57 h

Descubre nuestras apps

stats