eldiario.es

Menú

Cultura

ARCO se expande a Lisboa confiada en la mejora económica de España y Portugal

- PUBLICIDAD -
ARCO se expande a Lisboa confiada en la mejora económica de España y Portugal

ARCO se expande a Lisboa confiada en la mejora económica de España y Portugal

La Feria Internacional de Arte Contemporáneo ARCO prepara su primera experiencia internacional en Lisboa confiada en la mejora de la economía de España y Portugal, dato clave para convertir en realidad una iniciativa que ya estaba encima de la mesa desde hacía casi un lustro.

"ARCO Lisboa es un proyecto del que venimos hablando desde 2012, estaba ahí la idea, pero eran años muy duros para la economía de España y Portugal", explicó hoy su director, el español Carlos Urroz, en la presentación de esta cita que tendrá lugar entre los próximos 26 y el 29 de mayo en la capital lusa.

Ante periodistas, galeristas y coleccionistas, Urroz destacó el valor de Lisboa como ciudad de moda a nivel internacional, y recordó el poder de atracción que suscita entre ciudadanos europeos con alto poder adquisitivo -sobre todo británicos, franceses y alemanes- que eligen Portugal para establecer su segunda residencia.

"Es un destino de segunda residencia para un sector interesante de público (...) De la gente que se establece aquí, muchos ya son coleccionistas, con interés por el arte contemporáneo", detalló en alusión a la existencia de un mercado potencial de compradores.

El director de ARCO subrayó el "dinamismo" de la ciudad y la aparición en los últimos años de nuevos proyectos artísticos, pero sobre todo agradeció "el apoyo de las galerías portuguesas", sin el cual el proyecto no habría visto la luz.

Defendió, asimismo, la estrategia seguida por la organización a la hora de priorizar la proximidad de Portugal en su primera experiencia fuera de España, que contrasta con el modelo de otras ferias de similares características que eligieron países lejanos y grandes centros financieros para expandirse.

"Repetir lo que hacen otras ferias no tiene sentido, queríamos hacer un modelo nuevo que involucre una experiencia con la ciudad, completamente distinto al de ARCO Madrid", señaló.

Urroz incidió en que la cita lisboeta tendrá un programa paralelo de actividades por toda la capital, con la idea de que la feria sirva para "dar visibilidad al sector del arte contemporáneo al menos una vez por año".

En este sentido, subrayó que uno de los grandes objetivos de ARCO es "generar un nuevo público" a través de una "labor educativa" y de divulgación que permitan acercar este tipo de arte a la sociedad.

Con un presupuesto total de un millón de euros -financiado con patrocinios privados y por los propios galeristas-, se expondrán en esta cita 45 galerías, en torno a la mitad portuguesas.

Una docena de representantes españoles -de Badajoz, Madrid, Palma de Mallorca, Santa Cruz de Tenerife y Valencia- acudirán a la feria, así como cinco galerías brasileñas y una colombiana.

También habrá un foro de debate sobre el mercado portugués del arte, con conferencias de coleccionistas lusos y extranjeros.

Aunque por el momento no se ha anunciado la celebración de una nueva edición el próximo año, Urroz admitió que ya existen incluso "fechas reservadas" y confía en repetir en los próximos años, a la espera únicamente de hacer balance de su estreno en suelo portugués.

ARCO Lisboa reunirá piezas del siglo XX y XXI y tendrá un cierto acento latinoamericano, como ocurre en Madrid, pero sus organizadores auguran que en próximas ediciones también se le dé un enfoque más africano, dada la intensa relación de Portugal con sus antiguas colonias.

La galerista lusa Cristina Guerra, una de las impulsoras de esta iniciativa, consideró que para su país ésta es una "oportunidad" de facilitar la divulgación del arte contemporáneo nacional, poco conocido más allá de sus fronteras.

"España y Portugal tienen dificultades con la internacionalización. Queremos que la Península Ibérica sea un bloque con capacidad para funcionar en un mercado global, con alianzas estratégicas en América Latina y África", resaltó.

Desde el Ayuntamiento de Lisboa, la presidenta de la entidad que gestiona las actividades culturales de la ciudad, Joana Gomes Cardoso, insistió en que ARCO puede suponer "un paso cualitativo" y hacer de "catalizador para nuevas iniciativas" dirigidas a reforzar el sector del arte en el país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha