eldiario.es

Menú

Cultura

Àlex Rigola: Es muy importante que el teatro agite al público

- PUBLICIDAD -
Àlex Rigola: Es muy importante que el teatro agite al público

Àlex Rigola: Es muy importante que el teatro agite al público

El teatro es un organismo vivo y debe cambiar constantemente con el "muy importante" objetivo de "agitar" al público, sostiene Àlex Rigola, director desde 2010 de la sección de teatro de la Bienal de Venecia, del Lliure entre 2003 y 2011 y desde esta semana codirector artístico de los Teatros del Canal.

Rigola comparte despacho y dirección con Natalia Álvarez Simó, con la que, como objetivos a corto plazo, "reconocerá" el teatro, estudiará su estructura y posibilidades para "luego" preparar la que será su primera temporada, 2017/2018, ya que la actual es la que dejó el que ha sido su responsable desde la apertura del Canal, en 2008, Albert Boadella.

"Estoy llegando a Madrid con la boina", se ríe en una entrevista con Efe Rigola (Barcelona, 1968), que aunque fue nombrado en julio por la Comunidad de Madrid, de quien depende el teatro, no ha sido hasta este lunes cuando ha ocupado su despacho.

Ahora, insiste, es "muy difícil" marcar líneas, se trata, más bien de "aprender cómo funciona la casa, el personal y queda mucho recorrido aunque los primeros encuentros han sido buenos".

La Sala Verde, de la que él se ocupará, y que programará solo teatro, y la Sala Roja así como las aulas de danza, que dependen de Álvarez, son, según Rigola, "vasos comunicantes" y la idea de ambos es que sea "una única casa" de la que salga "un solo mensaje".

"Compartimos despacho porque creemos indispensable que la labor sea conjunta. Es una dirección bicéfala", recalca.

Le convence la estructura que se ha encontrado y felicita por ello a Boadella y a su intendente, Jorge Culla: "Viniendo de cero han conseguido muchos éxitos y han adecuado el personal que venía de tan diferentes sitios. Nos facilita todo bastante", alaba.

Con todo, precisa, los teatros son "un organismo vivo", cuyos responsables deben "cambiar cada equis tiempo porque es muy importante en artes escénicas estar siempre en movimiento. Es muy importante agitar al publico y a los que trabajan allí", afirma.

No espera "ningún regalo de Reyes" porque ya lo tuvo con sus "diálogos" con el director general de Promoción Cultural de la Comunidad de Madrid, Jaime de los Santos, cuando le llamó para ofrecerle la dirección del los Teatros del Canal.

"Los motivos por los que acepté no son presupuestarios ni tienen que ver tanto con el teatro como con que me he sentido muy apoyado para que estuviera aquí", precisa Rigola.

Es, subraya, un director que también va a participar como artista en el Canal: "No tiene ningún sentido que esté presentando o coproduciendo en otras salas de Madrid cuando dirijo ésta".

Y así adelanta que una de las obras que se verán en la Sala Verde es la que estrenara en el festival Temporada Alta un poema inacabado de Passolini, que se encontró a su muerte, y que se representa dentro de un contenedor para obras de arte al que solo pueden acceder 30 espectadores.

También avanza que su intención es apoyar a las compañías, "no a las empresas privadas", y a proyectos concretos y coproducir "con la idea de estrenar muchas veces aquí".

Por eso, apunta, "no habrá equipo de producción ejecutiva dentro del teatro, sino que serán las compañías las que tengan que subsistir por sí solas con su proyecto con nuestra ayuda inicial".

Además, avanza, "dentro de un tiempo" se recuperarán para programar, tanto en los Teatros del Canal como en el Teatro Auditorio San Lorenzo de El Escorial, gran parte de las fechas que se cedieron, por dos años, a la empresa Clece en enero de 2015.

En cualquier caso, dice, su idea es darle a todo "una pincelada escénica muy personal": "Buscamos artistas", se ríe de nuevo.

Ahora, añade, corresponde "el análisis al nivel de barrio, de comunidad, de Estado e internacional. Tenemos que ver dónde queremos que se sitúe el teatro, dónde queremos poner el foco".

Álvarez Simó, que se incorporó a mediados de septiembre, coincide en que lo fundamental es estudiar bien el teatro, y, a partir de ahí, empezar a trazar las líneas: "los principales objetivos son cumplir con la función publica y el apoyo al sector".

"Contamos con todo el teatro. Estamos encantados del equipo que estuvo trabajando con Boadella y no va a cambiar nada", afirma.

Su deseo es que Madrid tenga un espacio estable de exhibición para la danza, que puedan pasar todas las compañías internacionales y Madrid vuelva a estar en el mapa internacional de las giras.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha