eldiario.es

Menú

Cultura

Del Arco se declara a "Madriz": no tener nada y tenerlo todo

Concha Barrigós.
- PUBLICIDAD -
Del Arco se declara a "Madriz": no tener nada y tenerlo todo

Del Arco se declara a "Madriz": no tener nada y tenerlo todo

Miguel del Arco ha estrenado esta noche en el Teatro de la Zarzuela con un gran éxito "¡Cómo está Madriz!", una fusión en lo musical de "La Gran Vía" y "El año pasado por agua" y en lo escénico una declaración de amor a la capital de España, la ciudad que significa "no tener nada y tenerlo todo".

Del Arco ("La función por hacer") ha hablado por boca de Paco León, el "pegamento" de una función de tres horas cargada de sátira política en la que, como en las chirigotas de Cádiz, se percibe la gran conexión con la actualidad.

Así en el primer acto, uno de los políticos que escolta a León asegura, como ha dicho Pedro Sánchez este mismo fin de semana, "puedo prometer y prometo", o se incluyen como fondo de la jota de "Los Ratas" (los rateros) fotografías superpuestas de Luis Bárcenas, Gerardo Díaz-Ferrán, Luis Pineda o Miguel Bernad, una ocurrencia muy aplaudida.

Todos los cuadros -11 en cada una de las dos partes- han provocado las risas del público ante el ingenio de las letras de los tangos, jotas, pasodobles y valses de Federico Chueca y Joaquín Valverde, como muy jaleados han sido también gestos y comentarios de Paco León.

Es, como bien decía León en la presentación del espectáculo, una suerte de "homo zapping" intelectual, en el que aparecen referencias reales y alegóricas que van desde Valle-Inclán, Machado, Benavente, Lerroux, Baroja, Pérez Galdós y Pablo Iglesias hasta la burbuja inmobiliaria, los desahucios o la libertad de expresión.

En su refundición de las dos "revistas lírico ligeras, fantástico callejeras" que son "La Gran Vía" y "El año pasado por agua", Del Arco ha puesto a León, un vecino de la Plaza Mayor en pleno siglo XXI, a hacer un viaje alucinado y surrealista por el Madrid del siglo XIX, donde le preguntan cómo será el futuro.

León, en pantalón de pijama y camiseta y con zapatillas amarillas de muñecos "piolín", es una "alicia castiza" que entra y sale de las calles, habla con Cánovas, Sagasta o Pablo Iglesias, escucha a los pobres y a los miembros de la Generación del 98 y "alucina" con las similitudes de las "barbaridades" que cometía "la municipalidad" en el XIX y las "ejecutadas" después.

Pero, sobre todo, y fundamentalmente, es una reivindicación del ADN chulapo, del talante castizo, de la celebración constante de la vida que es "Madriz".

"Ya está bien de humillar a esta ciudad. Todos queréis venir pero ninguno venís a quererla. Madriz no es solamente el Gobierno. Madriz es sobretodo la gente que vive en Madriz y que hacen de ella una ciudad abierta, luminosa y alegre (...) Madrid es la improvisación y la tenacidad, quedarse alegre sin dinero y no saber cómo se pudo comprar lo que se tiene en casa", dice el personaje de León.

El director de "Carmina o Revienta" ha estado acompañado de la soprano María Rey-Joly, el barítono Luis Cansino, Amelia Font o Ángel Rubio, entre más de 80 actores y cantantes.

"¡Cómo está Madriz!", dirigida por José María Moreno como el "popurrí muy bien hilvanado" que es, concluye sosteniendo que la capital "no tiene remedio" y que tal vez su capacidad de resistencia sea "su mayor virtud".

"Todos quieren comérsela, conquistarla, controlarla, vencerla, doblegarla. Pero aquí sigue. Porque ¿qué es Madrid?. ¡Madrid es no tener nada y tenerlo todo!", reivindica Del Arco en el final de la obra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha