eldiario.es

Menú

Cultura

Arqueólogos chinos descubren los restos de un arrozal de hace 8.000 años

- PUBLICIDAD -

Un equipo de arqueólogos chinos ha descubierto lo que podrían ser los restos del arrozal más antiguo del que se tiene constancia en todo el mundo, con una antigüedad de más de 8.000 años, informó hoy la agencia oficial Xinhua.

Se trata de un campo que solía ser destinado a ser inundado para el cultivo de arroz, con una superficie inferior a los 100 metros cuadrados, que ha sido descubierto en las ruinas neolíticas de Hanjing, en el condado de Sihong, al centro de la provincia oriental china de Jiangsu, a unos 400 kilómetros al norte de Shanghái.

El hallazgo fue descubierto en realidad en noviembre pasado, pero acaba de ser presentado en un seminario académico en el que más de 70 estudiosos de universidades, institutos arqueológicos y especialistas de museos de toda China concluyeron que se trataba del arrozal más antiguo del mundo conocido hasta la fecha.

Los expertos confirmaron que el arrozal, en su día, estuvo dividido en diferentes partes con formas irregulares, cada uno de menos de 10 metros cuadrados, y de hecho llegaron a ver allí restos de arroz carbonizado de hace más de ocho milenios, así como otras pruebas de que aquella tierra fue cultivada repetidamente con arroz.

Según el director del Instituto de Arqueología del Museo de Nankín, la capital provincial de Jiangsu, Lin Liugen, se cree que los pueblos que habitaron esa región de China empezaron a cultivar arroz en esa zona hace unos 10.000 años.

Aunque en ocasiones se han encontrado otros restos de arroz carbonizado, explicó Lin, el hallazgo de restos de arrozales tan antiguos es bastante raro, por lo que se mostró convencido de que el descubrimiento de Hanjing tendrá bastante trascendencia en la investigación de los orígenes del cultivo del arroz en China.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha