eldiario.es

Menú

Cultura

Barei se llena de optimismo y cariño en encuentro con "eurofans"

- PUBLICIDAD -
Barei se llena de optimismo y cariño en encuentro con "eurofans"

Barei se llena de optimismo y cariño en encuentro con "eurofans"

La representante española en Eurovision 2016, Barei, recibió hoy el afecto de los "eurofans" en un encuentro en el centro del Estocolmo a la que siguió una breve actuación, a tres días de la gran final del certamen en el Globen Arena.

Un par de centenares de admiradores, mayoritariamente españoles, se congregaron junto a la estatua del rey Carlos XII, en el popular parque de Kungsträdgården, para charlar y hacerse fotos con la cantante, que posó pacientemente durante un cuarto de hora y fue homenajeada con besos, abrazos y gritos de "guapa".

"No se trata de ganar ni de perder, sino de hacerlo bien y ya está", confesó una "ilusionada" Barei ante los "eurofans", ataviados con banderas españolas y todo tipo de atuendo relacionado con el festival.

Bárbara Reyzábal (Madrid, 1982), nombre real de la cantante, se trasladó luego a la escena del Eurovision Village, situada a pocos metros de allí, para ofrecer un miniconcierto de tres canciones y recibir una nueva muestra de apoyo de cientos de seguidores de todos los países.

Tras admitir lo "asombroso" que para ella resulta poder estar en el festival, Barei calentó primero con dos temas que hicieron moverse al público para terminar con "Say Yay!", la canción que representará a España en la gran final. "Con la que a lo mejor vamos a ganar este año", dijo tirando de optimismo.

Barei, que alternó el castellano con el inglés en su diálogo con el público, recuperó luego su discurso más realista -las apuestas en los últimos días la sitúan en torno al puesto número quince- para incidir en que lo realmente importa es "transmitir el mensaje" de la canción de "seguir intentándolo" pese a los contratiempos.

La representante española, especialmente cariñosa con sus coristas, se despidió entre gritos de sus admiradores y el ondear de banderas españolas, enviando mensajes de amor a todo el mundo, pero especialmente a sus más allegados.

"Puedo ver a mi familia desde aquí. Os quiero. Os quiero a todos, pero mi madre está allí y necesito decir eso", admitió emocionada la cantante madrileña, cuya voz se mostró en buen estado y que no obvió el ya popular movimiento de pies, una de las señas de identidad de la coreografía de "Say Yay!".

Barei no volverá a actuar en el Globen hasta el viernes, cuando se celebren los dos ensayos de vestuario de la gran final, para la que ya están clasificados los llamados "cinco grandes" (España, Francia, Alemania, Reino Unido e Italia), además de la anfitriona Suecia y los diez países que lograron el pase ayer.

En esa primera semifinal se pudieron ver fragmentos grabados de las actuaciones de España, Francia y Suecia, una novedad introducida este año por la organización para que esos países no pierdan visibilidad con respecto al resto.

En el vídeo Barei lució el vestido corto de lentejuelas en cobre de la primera prueba, además de zapatillas deportivas negras, y mostró otro de los efectos estrella de la coreografía: la duplicación de su imagen en pantalla.

Alemania, Italia y Reino Unido podrán mostrar también mañana fragmentos de sus números en la segunda semifinal, en la que intervienen algunos de los nombres que más suenan en las casas de apuestas y en Estocolmo para hacerse con el triunfo, como Ucrania y Australia.

La primera ronda previa certificó el favoritismo de Rusia y de otros países como Armenia y Holanda, y ofreció la sorpresiva eliminación de dos que parecían tener plaza asegurada en la gala del sábado, Islandia y Estonia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha